Joven asesinado en canal Bogotá consumía droga

Martes, 2 de Marzo de 2021
Los familiares de Javier Martínez reclamaron el cadáver para darle el último adiós.

Los amigos y compañeros de la barra del Indio, que son hinchas del Cúcuta Deportivo, esperaron que los familiares reclamen el cadáver de Javier Fernando Martínez Neira, para darle el último adiós en medio de cánticos, como acostumbraba a hacerlo apoyando al equipo en sus encuentros deportivos.

Martínez fue asesinado la noche del sábado, en el canal Bogotá, sobre el barrio Cundinamarca, de al menos tres impactos de bala.

Según los familiares de la víctima, aunque él era consumidor de drogas, no conocían problemas o amenazas en su contra, por lo que no entienden por qué fue atacado a disparos.

Javier Martínez empezó a consumir drogas de una manera desmedida desde que su mamá falleció, por lo que, actualmente compartía muy poco con su familia. Dejó una hija de 13 años.

La víctima, de 38 años, visitaba a sus familiares en el barrio Loma de Bolívar, donde comía y se bañaba, para luego permanecer en la calle.

Los dolientes presumen que la noche del sábado él estaba consumiendo drogas en el lugar donde fue atacado por desconocidos.

“Él ahorita no estaba trabajando, pero a veces se dedicaba a la zapatería”, recordó una de las dolientes que adelantaba los trámites para reclamar el cuerpo y darle el último adiós.

Los dolientes aseguraron que si los hinchas del Cúcuta tramitan los permisos necesarios para velar el cadáver en el parque de la Loma de Bolívar, accederán a despedir a su ser querido en medio de los homenajes de sus compañeros.

“En el barrio ya han despedido a varios muchachos así, pero de todas formas queremos que sea con los permisos necesarios”, dijo una familiar de Martínez.

El ataque

A las 11:00 de la noche del sábado, la detonación de al menos cinco disparos, alertó a los vecinos de la calle 13 con avenida 18, del barrio Cundinamarca, de que algo había ocurrido.

Cuando se asomaron a verificar qué había pasado, vieron a Martínez herido de bala, por lo que alertaron a la Policía Metropolitana de Cúcuta, siendo trasladado a la Unidad Básica de la Loma de Bolívar, donde finalmente murió.

Miembros de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) adelantaron las pesquisas en la escena del hecho y el posterior levantamiento del cadáver.

Los vecinos del sector donde ocurrió el crimen, aseguraron que la presencia de los consumidores de drogas y los habitantes de calle configuran un escenario de riesgo para ellos.

Asimismo, le pidieron a la Policía que se adelantan constantes patrullajes de registro y control en este sector para controlar la situación.

Image
La opinión
La Opinión