Varias versiones rondan asesinato de taxista en Cúcuta

Jueves, 22 de Abril de 2021
Dos hombres le propinaron cinco disparos en la cabeza a Víctor Alfonso García, cuando estaba en el barrio Chapinero.

A las 4:40 de la tarde de este miércoles, cinco tiros retumbaron en la calle 0 entre avenidas 4 y 5, del barrio Chapinero. Las balas fueron directas a la cabeza de Víctor Alfonso García Botía, quien conducía el taxi de placa TJN 114.

Su cuerpo quedó recostado sobre el lado derecho, hacia la silla delantera del copiloto, en donde terminó desangrado y sin signos de vida.

García Botía, de 32 años, se convirtió en el segundo taxista que asesinan en Cúcuta en lo corrido de este año.

Sin embargo, la tarea de las autoridades será esclarecer si este hecho ocurrió en un aparente intento de atraco o por el contrario, habría sido en la modalidad de sicariato por un ajuste de cuentas.

¿Qué paso?

A esa hora, según se pudo conocer, dos hombres, uno que vestía una camisa verde, bluyín y zapatos deportivos y el otro que llevaba puesta una camiseta blanca, fueron vistos huyendo de la escena del crimen y los señalaron como los responsables de este lamentable hecho.

Algunas personas le aseguraron a La Opinión que uno de los desconocidos se habría acercado al conductor, quien paró su marcha casi en la esquina, y desde la ventana le disparó hasta acabar con su vida, sin llevarse los celulares que estaban al lado de la víctima, ni ningún otro elemento que le pertenecía.

Sin embargo, también ronda la versión que dos hombres venían en la parte trasera del vehículo y al llegar a ese punto de la ciudadela Juan Atalaya, se bajaron del taxi y de inmediato atacaron al chofer.

Lo cierto es que los implicados en este hecho, huyeron hacia la parte alta del barrio Chapinero con rumbo al sector Cerro Norte, en donde históricamente han hecho presencia bandas delincuenciales.

Una vez ocurrió el hecho, las autoridades activaron un plan candado para dar con los responsables, pero hasta el cierre de esta edición, todo el esfuerzo fue en vano y no se registró ninguna captura.

Solicitan medidas

Varios conductores de la ‘mancha amarilla’ como es conocido el gremio de los taxistas, llegaron al lugar y aseguraron sentirse solos ante las medidas que les han solicitado a la Alcaldía de Cúcuta.

“Las cosas que hemos solicitado siempre se han quedado en mesas de trabajo. Por eso le solicitamos al alcalde que ya está bueno y nos den la solución de los botones de pánico o nos brinde mejores medidas de seguridad a nosotros como gremio”, dijo Juan Carlos Bastos, presidente del sindicato de los taxistas.

El presidente de este gremio aseguró que solo el martes ocurrieron cinco atracos de los que fueron víctimas sus compañeros y que las medidas implementadas por la Policía no han servido de nada.

Dolor y repudio

Apolinar García, hermano de la víctima, aseguró que la delincuencia sigue mandando en la ciudad ante la mirada de las autoridades.

Mi hermano era un muchacho joven y trabajador, que se ganaba el sustento para su hogar manejando un taxi. Los controles de la Policía deben ser contundentes, en los que se persigan a los delincuentes y no a la gente del común”, señaló el familiar del conductor asesinado.

Tras las pistas

Las autoridades están buscando pistas que las lleven a establecer qué pudo haber desatado el asesinato de este hombre.

Extraoficialmente se conoció que la víctima portaba dos cédulas con números diferentes, lo que les llamó la atención.

“Las pertenencias están ahí. No le hurtaron nada. Se sabe que habló con dos hombres, esto podría indicar que fue un encuentro premeditado”, dijo una fuente.

Por ahora, los taxistas de Cúcuta esperan que las autoridades judiciales y policiales les presten una mayor seguridad y así evitar que se nieguen a ir a diferentes puntos de Cúcuta que ellos consideran peligrosos y donde la Policía no se ve.

Image
La opinión
La Opinión