Escuchar este artículo

Cucuteños Juan Mantilla y Jairo Lázaro están a puertas de jugar en Italia

Lunes, 4 de Octubre de 2021
Conozca aquí la historia de Juan Mantilla y Jairo Lazaro, dos destacados basquetbolistas en silla de ruedas.

A punta de largas jornadas de entreno, frustraciones, derrotas y victorias, los jugadores de baloncesto en silla de ruedas, Juan Mantilla y Jairo Lazaro, están a punto de cumplir un sueño: jugar en una liga profesional de Europa. 

Desde Italia, el equipo Reggio Calabria, fijó sus ojos en estos dos cucuteños que en los últimos años se han destacado con la Selección Norte, ganando el oro, entre otros logros, en los Juegos Paranacionales de Bolívar en 2019.

“Son dos muchachos juiciosos que han venido trabajando con el equipo desde hace más de cinco años”, afirmó Jhoan Vargas, uno de los jugadores más destacados de la región y quien ha servido de tutor para la nueva camada de basquetbolsitas. 

Juan, con 26 años y Jairo, con 19, tienen dos historias que van de la mano con la premisa de prohibido rendirse. 

Lea aquí: Motilones del Norte empieza su preparación para el Torneo Finalización de la LBP

Mantilla, un deportista centrado

“Mi historia en el baloncesto inicia a finales de 2012. En agosto quedo en silla de ruedas tras una enfermedad en la medula a mis 16 años. Justo ese año se jugaban los Paranacionales en la ciudad y recuerdo que mi papá me llevó a ver la final que ganó Norte. Al verlos, me propuse volver y así lo hice meses después”, comentó Mantilla, quien utiliza  el dorsal 14. 

Juan Mantilla, basquetbolista de Norte.

Si bien le costó, se decidió en marzo 2013 entrenar de lleno y tuvo, muy rápidamente, la fortuna de luchar por un cupo a la selección Colombia juvenil que participó ese año en los Parapanamericanos. 

“Voy y hago las pruebas y quedo en la Selección. Jugué un torneo con Colombia, antes que con la Norte. Me fue muy bien, ganamos la plata en Buenos Aíres y eso sirvió como el muestrario a lo que se venía en mi vida”, dijo Mantilla, quien en la cancha juega como alero. 

Con su primera experiencia con la tricolor, Juan continuó trabajando con Norte para perfeccionar su juego ya que sentía que debía esforzarse más para tener las mismas habilidades que un deportista que desde nacimiento estaba en silla. 

Mantilla, asimismo, hizo parte la del equipo de Norte que obtuvo el bronce en los Juegos Paranacionales de Ibagué en 2015, la subcampeona en Interclubes de Medellín 2020 y la reciente campeona del Interclubes que se disputó hace un mes en la ciudad. 

“Hubo un momento que me distancié del equipo por terminar mis estudios. Saqué adelante mi proyecto de grado y pude obtener mi título como ingeniero electromecánico”, recordó Mantilla quien no olvida todos los sacrificios que debió hacer para poder jugar y estudiar al mismo tiempo. 

Para el líder Vargas, quien estuvo en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, y actual jugador del Marsella de Francia, Mantilla es una de las piezas principales de Norte. 

“Es un muchacho que empezó a entrenar juicioso y estudiar. Hoy es lo que es gracias a su entrega. Sabe bloquear, tira de media distancia, es inteligente, una de las piezas principales de Norte. Con él organizamos el Interclubes de septiembre”, describió el ‘tutor’. 

ConozcaNorte se proclamó campeón en Interclubes de baloncesto en silla de ruedas

Lázaro y su deseo de estar siempre en la cancha 

A diferencia de Juan, Jairo desde que nació estaba destinado a rodar por la vida con una silla de ruedas. 

“Como tal, hago parte del equipo desde hace cinco años pero empecé a vincularme desde muy pequeño cuando entrenaban en las canchas del Sena. Vivo muy cerca y al ver a los muchachos entrenando mi hermana me llevó, pero al ser tan niño, no pude continuar”, contó Juan, número 4 en Norte. 

Jairo Lázaro, jugador cucuteño.

A sus 14 años, ya cuando el plantel entrenaba en la ‘Toto’ Hernández, se metió de lleno en la disciplina. 

“El deporte me ha ayudado mucho. Me cambio mi historia de vida, mi forma de pensar. La mayoría de personas en silla de ruedas o con alguna discapacidad tenemos en muchas ocasiones pensamientos negativos, nos echamos para atrás y sin dudarlo, el deporte es un camino que nos ayuda a superarnos, a demostrar que podemos”, subrayó el juvenil que cumple funciones de alero y bloqueo. 

Al igual que Mantilla, Lázaro pudo estar una Selección Colombia Juvenil, en los Parapanamericanos de Brasil, en 2017. 

“Fue una experiencia bonita, esperamos hacer más pero logramos un buen cuarto puesto”, recordó alegre el jugador que en muchas jornadas se quedaba practicando con Juan un tiempo de más.

Con Norte, pudo estar en todos los torneos siguientes al 2017 destacando el oro en Bolívar, y las buenas actuaciones en los interclubes de Medellín y Cúcuta. 

“A Jairo lo tomé desde los 10 años, quería tener un equipo de niños pero no pudimos con el tema de las sillas entonces lo mandé a la casa a que terminara sus estudios. Hoy en día es uno de los jugadores más rápidos de Colombia, muy inteligente, muy bueno, con buenas continuaciones, bloquea mucho”, describió Jhoan Vargas, a uno de sus pupilos. 

Entérese: Cúcuta acoge interclubes de baloncesto en silla de ruedas

La propuesta 

El acercamiento con el equipo italiano llegó por medio de redes sociales, donde el entrenador del Reggio Calabria contactó a Juan Mantilla para conocer más sobre él. 

“Le envié videos mis partidos, me escribió y aunque en un principio no necesitaba un jugador con mis características, le gustó mi juego. Pasados unos días le comenté y me aprobó esa aptitud de querer aprender y primera todo lo deportivo. Me ofrecieron las condiciones y de una acepté”, narró Mantilla. 

Seguido a ello, se abrió la posibilidad de otro cupo extranjero, y por lo tanto Juan sugirió a Jairo Lázaro. 

“Conversé con el entrenador, le mostré mi interés y se interesó en mí”, confesó Lázaro, quien ya adelanta todo el proceso de documentación junto con Mantilla para tener el viaje lo antes posible, puesto que la liga inicia el 23 de octubre. 

Las dudas salieron a flote pues antes no lograban concretar las propuestas, pero las gestiones del equipo ante la embajada italiana para el visado de trabajo, le da la plena seguridad de poder actuar en el baloncesto europeo. 

Durante esta semana, Lázaro viajará a Bogotá para finiquitar el papeleo en la embajada italiana. 

Más cerca de la Selección Colombia 

Si bien ya jugaron en representación de Colombia, no lo hicieron con la de mayores sino con el equipo juvenil. Con esta nueva aventura, esperan ser tenidos en cuenta en la Selección absoluta. 

“Nuestra idea es que se mire todo el esfuerzo que llevamos para poder estar en la Selección Colombia. Tenemos como meta quedarnos en Europa para seguir jugando a nivel profesional”, afirmó Mantilla, trabajador del IMRD en el mantenimiento eléctrico de los escenarios deportivos. 

“El nivel es grandísimo, sabemos que tenemos que entrenar más duro y aprovechar las oportunidades. Demostrar que podemos estar al nivel de ellos”, señaló Lázaro por su parte. 

Los jugadores conservan la ilusión de disputar un Campeonato Suramericano que se disputará en diciembre con la Selección mayor. En el mismo mes se desarrollará un Interligas en Cali y también esperan la confirmación de unos Parpanamericanos de baloncesto en silla de ruedas. 

“Los sueños si se cumplen. Cuando uno tiene algo propuesto y ve que puede fabricarlo y construirlo, debe trabajar por ello, ser paciente que al final siempre existirá un premio al esfuerzo”, sentenció Juan. 

“La salida de Juan y Jairo al extranjero es una oportunidad gigante para ellos y para Norte de cara a los Juegos Paranacionales de 2023”, subrayó Vargas. 

Jugadores de Norte en el extranjero: 
Jhoan Vargas: Marsella (Francia).
Jhan Carlos Quintero: Marsella (Francia).     
Alexander Gómez: The King (Estados Unidos)
Jhon Hernández: Extremadura (España). 
Joimar Granados (baranquillero formado en Norte): Extremadura (España). 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Gustavo Contreras
Gustavo Contreras