Escuchar este artículo

Cúcuta Deportivo: Mindeporte levanta sanción que llevó a la suspensión del reconocimiento deportivo

Viernes, 30 de Julio de 2021
El Ministerio del Deporte notificó a Arturo Acosta Villaveces, liquidador del Cúcuta Deportivo, sobre este hecho que deja aún más cerca el retorno del reconocimiento deportivo.
Image
Resolución Ministerio del Deporte.

Luego de 9 meses, el Cúcuta Deportivo logró que el Ministerio del Deporte levantara la sanción que llevó a la suspensión del reconocimiento deportivo, ratificada desde octubre de 2020, por incumplimientos laborales de José Augusto Cadena, anterior presidente de la institución. 

La oficina de Inspección, Vigilancia y Control (IVC) sancionó con una suma que quedó tasada en 106 millones de pesos tras las diferentes instancias del proceso. 

Las deudas, totalmente a parte de las que llevaron al inicio del proceso de liquidación judicial, vienen de incumplimientos laborales que se presentaron en la institución rojinegra entre el 31 de diciembre de 2018 y el 31 de agosto de 2019. 

Estos pagos, que se hicieron a diferentes empleados del equipo fronterizo en aquella épocas, ascendieron a las suma de 106 millones de pesos que fueron pagados por el liquidador Arturo Acosta Villaveces gracias a un aporte económico dado por los 21 miembros de la Fundación Amigos del Cúcuta Deportivo, presidida por el histórico Jorge Luis Pinto. 

Cerca de 64 personas fueron a quienes se les pagaron los dineros adeudados bajo la figura de depósito judicial. Estos depósitos fueron repartidos en cuatro juzgados de la ciudad quienes notificaron a todos los acreedores. Esta sería una de las razones de la demora. 

El reconocimiento aún no se recupera 

El levantamiento de la suspensión no significa que el Cúcuta Deportivo haya recuperado el reconocimiento deportivo. ¿La razón? Desde el pasado marzo, el equipo se encuentra con esta ‘licencia’ vencida. 

En el último diálogo que La Opinión tuvo con Viviana Forero, directora de Inspección, Vigilancia y Control del Ministerio, comentó que ya venían trabajando de la mano con el liquidador para poder hacer la renovación, que era un proceso mucho más ágil que el levantamiento de la sanción. 

“El Cúcuta, como todos los organismos deportivos del Sistema Nacional del Deporte, deberá acreditar todos los documentos para poder hacer esa renovación por otros cinco años. La renovación es un proceso más sencillo, más documental. Tal como lo hacemos con todos los organismos, acompañamos con mesas de trabajo, de tal forma que para ellos sea más ágil y salga lo más pronto posible. Desde ya pueden ir adelantando”, comentó Forero a principios de este mes. 

La renovación acusa una serie de documentos que validen la organización de un club. He ahí una de las razones por las que aún se encuentran entrenando un grupo cercano a los 25 jugadores bajo las órdenes de David Suárez y liderados por Braynner García. 

 A los aficionados rojinegros solo les basta esperar que esta renovación no tarde tanto como lo fue el levantamiento de la suspensión. 

¿Con el reconocimiento el Cúcuta regresa al fútbol profesional?

Recuperar el reconocimiento no garantiza que el Cúcuta Deportivo vaya a disputar los campeonatos profesionales del país de forma inmediata, pues vale recordar que el equipo de 96 años de historia fue desafiliado por la Dimayor el 25 de noviembre de 2020. 

La Dimayor es el ente encargado del Fútbol Profesional Colombiano (FPC) y ante ella hay que buscar un ingreso para así poder entrar en competencia nuevamente. Hoy en día es conformada por 35 clubes afiliados, entre los equipos de primera y segunda división. 

De igual forma es preciso subrayar que una de las razones que tuvo la División Mayor para desafiliar al Cúcuta Deportivo fue que la institución no contaba con el reconocimiento deportivo, hecho que según el artículo 19 de la Ley 49 de 1993. 

“En los casos de incumplimiento con el pago, suspensión, revocatoria o vencimiento del reconocimiento deportivo, la desafiliación es automática y no requiere del conocimiento del tribunal e igualmente la desafiliación acordada por la asamblea del organismo interesado”, reza la Ley que citó la Dimayor en el comunicado en el que anunciaba la exclusión del rojinegro. 

Entonces, así las cosas, la recuperación del reconocimiento o la recuperación del ‘apellido’ como lo dijo Acosta Villaveces en su primera visita a la ciudad en diciembre de 2020, es un paso importante para afrontar el reto más difícil de momento: ser reafiliado. 

Este argumento es un ‘arma’ que puede servir para llegar a pelear o por qué no, conciliar la entrada. 

La Dimayor ha mantenido una postura cerrada frente al Cúcuta. 

La Superintendencia de Sociedades ha ordenado el embargo de los bienes del equipo ante la entidad (buscando conservar el derecho de afiliación o ‘ficha’) obteniendo respuestas dilatorias por parte de esa agrupación presidida por Fernando Jaramillo. 

Además, delegó a Acosta Villaveces como secuestre de esos bienes.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Gustavo Contreras
Gustavo Contreras