Escuchar este artículo

El histórico Cúcuta Deportivo recupera su vida

Jueves, 24 de Febrero de 2022
José A. Cadena seguirá como accionista, pero no estará en el órgano administrativo.

La liquidación queda atrás. El Cúcuta Deportivo, ayer, en una audiencia que se prolongó entre las 9:20 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde, pudo confirmar su paso al proceso de reorganización empresarial tras la aprobación del acuerdo presentado por Rodrigo Tamayo Cifuentes, liquidador de la sociedad y hoy representante legal del club. 

La votación positiva fue con un porcentaje del 74.21.

El acuerdo iniciaría pagos en junio de 2023 y tendría su finalidad total en diciembre de 2036, fecha en la que quedarían saldada la deuda de 13 mil millones de pesos.

Esta decisión le da nuevamente vida administrativa a la institución que la había perdido desde el 11 de noviembre de 2020, cuando por incumplimientos al anterior acuerdo por parte del expresidente José Augusto Cadena, entró a la liquidación

Justamente Cadena no podrá presidir la institución fronteriza debido a que fue anteriormente removido de su cargo, junto a los órganos de administración, que quedaron como ‘inoperantes’, según reseñó el juez del concurso, Johann Manrique. 

Esta situación deja en claro que al polémico dirigente, del cual no goza de respeto en la ciudad, le tocará actuar a espaldas de un nuevo presidente. 

El nombre que haría presencia en el cargo, si así lo decide la junta de accionistas, es Eduardo Silva Meluk, quien viene trabajando de la mano de Cadena. 

Silva Meluk, cucuteño de nacimiento, cuenta en su historial con la dirigencia de los equipos Millonarios e Independiente Medellín. 

Image
José Augusto Cadena, expresidente del Cúcuta Deportivo

Estos dirigentes tienen entrenando a un grupo de jugadores en Bello, Antioquia bajo el mandato de Aquivaldo Mosquera. 

La Superintendencia de Sociedad hizo la salvedad de que si los accionistas tomaran la determinación del regreso de los administradores que llevaron a la situación que vive el club "sería un antecedente nefasto". 

De presentarse esta situación, la entidad activaría un seguimiento especial a la institución.

Mientras se presenta esa decisión societaria de la elección del órgano administrativo, Tamayo Cifuentes seguirá como representante legal. 

"Esta decisión se dio con el fin de garantizar el pago de los recursos que el equipo adeuda al municipio y demás acreedores, puesto que es necesario el funcionamiento de la empresa para la consecución de recursos", dijo el alcalde Jairo Yáñez añadiendo que celebra que el equipo "vaya a contar con nuevos administradores, alejado de los malos manejos". 

Punto álgido en la decisión

En la confirmación del acuerdo de reorganización, la Alcaldía de Cúcuta y el Instituto Municipal para la Recreación y el Deportes (IMRD) se abstuvieron a aprobar el acuerdo, estableciendo dos condiciones que a la postre fueron desestimadas. 

Las entidades de la ciudad señalaron que confirmarían el acuerdo si las acreencias se podían capitalizar y que la administración del club quedará “en manos limpias” y no en los responsables directos de la crisis. 

Tanto el liquidador como distintos acreedores, demostraron sus discrepancias frente a este pedido, puesto que no se había estimado ni socializado en las reuniones previas que tuvo Tamayo con Alcaldía e IMRD, ni en el acuerdo. 

Tras conocerse que Cadena no estaría en el órgano de administración, cedieron a la petición y finalmente confirmaron su voto. 

‘Conservar la empresa y empleos’ 

En diferentes oportunidades, Manrique señaló que este proceso le permitirá a la empresa mantenerse y generar empleos. 

“El proceso de Reorganización tiene como objetivos: la recuperación y conservación de la empresa como unidad de explotación económica y fuente generadora de empleo, preservar empresas viables, normalizar sus relaciones comerciales y crediticias mediante su reestructuración operacional, administrativa, de activos o de pasivos y la protección del crédito”, señaló la Supersociedades en una nota.

La entidad resaltó que continuará con la supervisión societaria del club “con el fin de velar para que la sociedad en su funcionamiento se ajuste a la ley y a los estatutos. En caso de incumplimiento del acuerdo de reorganización, será reiniciado el proceso de liquidación judicial”.

¿Listo para competencias?

El regreso del Cúcuta Deportivo a la canchas avanza con este paso, pero por el momento no es una realidad. 

“La confirmación del acuerdo es un primer paso para la recuperación. Segundo tenemos que ir a un reconocimiento deportivo y tercero solucionar el tema con Dimayor”, dejó en claro Tamayo. 

La sociedad deberá solicitar al Ministerio del Deporte la activación del reconocimiento deportivo, situación que se ha visto viable tras el interés del Gobierno Nacional porque Cúcuta tenga nuevamente fútbol. 


Lea también: Braynner García: continuamos entrenando por el amor al Cúcuta


“El Cúcuta Deportivo está cerca de volver”, le dijo a este medio Guillermo Herrera, ministro del Deporte, hace un mes. 

A posteriori, lograr que la Dimayor lo reafilie, muy seguramente en Asamblea ante los hoy 35 miembros de la entidad deportiva. 

La categoría a la que llegaría el club aún no es clara, puesto que en primera división ya se cuenta con 20 equipos, mientras que en segunda con 15, donde por calendario y ajustes se vería más fácil un reingreso. 

Cuando el motilón fue desafiliado (25 de noviembre de 2020) se encontraba en primera. 

De igual modo en que campaña, ya que en este primer semestre parece imposible pues en primera (Liga) se han jugado 8 fechas y en la segunda (conocida también como B) cinco jornadas. 

Objeciones resueltas 

En la primera parte de la audiencia fueron resueltas las objeciones presentadas por una treintena de acreedores, en su mayoría laborales. 

Manrique desestimó las objeciones de los jugadores Diego Sánchez, Hernán Burbano, Juan Camilo Chaverra, Luis Carlos Cabezas, Esteban Giraldo, Nicolás Palacios,  Hanyer Mosquera, Juan Carlos Caicedo, Gilberto ‘Alcatraz’ García y Cristián Valencia, además del técnico David Suárez (todos ellos de la plantilla 2020).

Estos anteriores miembors del plantel profesional recibirán sus acreencias, pero por valores muy inferiores a lo solicitado a razón de la falta de pruebas documentales. 

Eduardo Ramírez, abogado de distintos jugadores, reclamó en la audiencia y recordó la existencia de dos contratos en el conjunto rojinegro. 

También fueron desestimadas solicitudes a Andrés Bautista, Diana Molina y Javier Garza Vega. 

Al defensor cucuteño Diego Peralta le fue negada su pretensión por falta de pruebas. 

En cambio fueron aceptados los reclamos de los técnicos Jorge Artigas y Jairo Patiño, el asistente técnico Armando Maldonado y el preparador físico Fernando Amoroso, Carlos Aurelio, Daniel Figueroa, además de una conciliación con Guillermo Sanguinetti. 

A nivel de empresas se concilió con Inversiones y Valores Limitada del Oriente Ltda, Félix Inmobiliaria y con Pedro Pereira Dos Santos.

Asimismo con las entidades Colpensiones, DIAN, Alcaldía de Cúcuta y la misma Supersociedades. 

Dimayor reclamó por el inventario presentado por el liquidador alegando la ausencia de derechos deportivos. El juez señaló que si bien el Cúcuta no tiene entre sus activos derechos deportivos, si lo hacía en derechos de afiliación que fueron graduados en 10.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en:  http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Image
Gustavo Contreras
Gustavo Contreras Sabogal

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda