Escuchar este artículo

Mujeres de Palmarito le apuestan a emprender por la paz

Martes, 8 de Febrero de 2022
La alcaldía les dio la mano para emprender con cría de cerdos.

Jessica Melgarejo tiene 29 años, es madre de tres niños. Nació en el barrio Palmeras parte baja, pero desde 2010 vive en Palmarito, corregimiento del área rural de Cúcuta, a donde llegó siendo una adolescente de 17 y siguiendo los pasos de quien hoy es su pareja.

Con el cambio de vivienda cambió también su rutina porque en Palmarito las noticias no se leen, se escuchan. La bienvenida no se dice, se da. El calor no es una temperatura externa sino un estado de la mente y el día empieza antes de que se asome el sol.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Palmarito está a solo hora y media de la capital de Norte de Santander, pero muy distante del resto de Colombia. En septiembre de 2016 cuando se llevó a cabo la ceremonia de la firma del Acuerdo Final de Paz entre el Gobierno Nacional y la Guerrilla de las FARC, los palmariteños no tenían mucho que celebrar.

Estaban en un territorio cercado por agresiones y amenazas, cultivos de uso ilícito, reclamos territoriales, expendios de narcotráfico y microtráfico y bajo el dominio de esos actores que generan riesgo. 

Ya han pasado cinco años desde entonces. Cinco años en el que han reconocido que la violencia en cualquier categoría es inútil, que la justicia por mano propia no existe y que la voluntad personal sumada al correcto acompañamiento del Estado sí da buenos resultados.

“Yo me siento muy feliz de vivir acá. Me acostumbré a recorrer todo caminando y a la tranquilidad del campo. Ahora con este proyecto de los cerdos mucho más, no quiero que se acabe nunca porque gracias a esto voy a poder brindarle un mejor futuro a mis hijos”, cuenta Jessica, miembro de la Asociación de Mujeres de Palmarito (Asomupal).


Lea aquí: ¿Recuerda la sirena del mediodía en Cúcuta? Bomberos busca reactivarla


Se refiere al proyecto porcícola, que llegó al corregimiento, gracias a la Alcaldía de San José de Cúcuta en cabeza del Alcalde Jairo Tomás Yáñez Rodríguez y a través de la Secretaría de Posconflicto y Cultura de Paz, el cual les brinda herramientas de generación de ingresos que las alejen de otro tipo de economías ilegales y les genere una protección gracias a la presencia constante que hace la administración llevando asistencias técnicas, asesoramiento y generando habilidades para el emprendimiento. 

“Siempre se ha hablado de la necesidad de la presencia institucional en los territorios afectados por la violencia; sin embargo, desde la Administración Municipal concebimos ese acompañamiento no desde el aumento del pie de fuerza sino desde alternativas de generación de ingresos que aunadas a otras estrategias y programas de la Alcaldía permite que esta población rural pueda empezar a tener unas garantías de no repetición y adicionalmente logre salir de esa vulnerabilidad que les ocasionó el conflicto armado”, detalla Elisa Montoya Obregón, Secretaria de Posconflicto y Cultura de Paz. 


Lea también: Ordenan en Cúcuta al nuevo obispo de Tibú


Pero sembrar la paz en el campo no es fácil. No lo fue. Nunca lo es. Dejar instalados los insumos en la zona para que las 24 mujeres inicien el trabajo de campo de este proyecto productivo requirió de dos horas y media de viaje desde Cúcuta -cruzando zonas invisibles de conflicto armado-, cinco horas de arduo trabajo a 33°C en el que funcionarios y habitantes de Palmarito ayudaron a recatar el camión estancado con nueve toneladas de alimento, el traslado de 23 porcinos que llegaban a pesar 90 kilogramos y el montaje y desmontaje de los 230 bultos de purina. 

Sí es cierto que lastimosamente el sufrimiento a causa del conflicto armado en Colombia se sigue conjugando en presente. Es innegable el recrudecimiento que se vive en otras zonas del país como Arauca, pero tan real como eso, es el esfuerzo que se está haciendo en Cúcuta por llevar la correcta presencia del Estado a la zona rural, las asistencias técnicas, el acompañamiento psicosocial, el mensaje de paz y reconciliación a quienes por años han tenido que vivir el doloroso círculo de la tragedia. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda