Escuchar este artículo

Niños cucuteños aprenden a sembrar a través de la lectura

Martes, 22 de Marzo de 2022
Los pequeños fortalecen el hábito literario con las actividades que utilizan el cuento y la lúdica como ejes transversales.

Como un estímulo para desarrollar el hábito de la lectura en el aprendizaje de buenas prácticas para la siembra, el abono y la germinación de semillas, se puso en marcha en la ciudad el programa de “Huertas Literarias”, una iniciativa  que favorece a los niños de las zonas rurales y urbanas.  

La actividad de la Secretaría de Cultura y Turismo y la Red Municipal de Lectura y Escritura, se desarrolla en el marco de la implementación de la caja de herramientas “Separemos. Cúcuta más Verde” que enseña a los niños tareas de reciclaje y separación de residuos, bajo el lema de convertirlos en superhéroes ambientales.

Las “Huertas Literarias”, utilizan el cuento y la lúdica como ejes transversales para esta tarea. “Un niño que hoy aprende a sembrar y lo toma como buena práctica para la vida, será un adulto que replicará esta acción de manera responsable”, afirmó el alcalde Jairo Yáñez.
La respuesta que han tenido las actividades ha sido positiva, según el sondeo de la administración local. Observan especial aceptación en la zona rural del municipio, donde padres y niños, familiarizados con el tema de la siembra y los cultivos, se han vinculado a las actividades con mayor impacto y sentido de pertenencia.  


Lea también: En cirugía, joven atacada por pitbull

Olga Patricia Omaña, secretaria de Cultura y Turismo de Cúcuta, cree que en el ideal de sembrar desde las artes un legado de cultura ciudadana que impacte de manera positiva el medio ambiente, “es un trabajo constante que hace atractivo el mensaje de contribuir a dejar un mundo mejor para las generaciones futuras”, declaró.

 
En Pueblo Nuevo

La pasada semana, “Huertas Literarias” visitó la institución educativa Pueblo Nuevo, en el corregimiento de Buena Esperanza. 
En este espacio, 20 niños y sus madres se sumaron a la práctica, articulada con el Museo Casa Natal del General Santander y a los programas ‘Los frutos de la Villa’, ‘Brigada polinizadora’ y ‘Carreta medicinal’.

Johana Araque, coordinadora de la Red Municipal de Lectura y Escritura, celebró que la lectura esté llegando con un propósito de impacto. “Leer para cuidar el medio ambiente y aprender a separar los residuos en casa es una de las apuestas de la Red Municipal de Lectura y Escritura para fomentar las acciones de cultura ciudadana, desde la primera infancia hasta el adulto mayor”, dijo.


Le puede interesar: Diez millones de personas han huido de sus hogares en Ucrania

 
“Frutos de la Villa”

Sonia Ballesteros, integrante del Museo Casa Natal del General Santander, explicó que “Frutos de la Villa”,  es una extensión a los componentes pedagógicos que se desarrollan en unos recorridos al interior de la huerta del museo.

Con esta iniciativa buscan recuperar la tradición de los frutales como patrimonio inmaterial de Villa del Rosario y Norte de Santander.  “para rescatar frutos como el aguacate, el plátano, la lechosa y el achote”, comentó Ballesteros. 

Las actividades se ejecutarán en su primera fase durante el mes de marzo, pero se espera extenderlas durante el resto del año.

Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda