Escuchar este artículo

Representantes del alto Gobierno visitan los barrios más afectados por las lluvias

Jueves, 19 de Noviembre de 2020
Marta Lucía Ramírez señaló que atenderán la emergencia humanitaria por cuenta del invierno.

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez llegó este juevess a Cúcuta para atender la emergencia que afrontan varios municipios de la región producto de las fuertes precipitaciones en las últimas semanas.

Desde el Puesto de Mando Unificado (PMU), envió un mensaje de solidaridad y apoyo a los habitantes, y les recordó que no están solos ante esta calamidad.

“Norte de Santander está en la agenda de prioridades del Gobierno Nacional, todos los días, y a todas las horas. Por instrucciones del Presidente Iván Duque nos hemos repartido la tarea de hacer presencia en las zonas afectadas por la ola invernal, de trabajar con las autoridades locales, de ver cuáles medidas adicionales podemos desarrollar, de qué manera podemos acompañar al máximo a los gobernadores y alcaldes y, sobre todo, a la población”, enfatizó.

Lea aquí:

Casi 3 mil familias afectadas por las lluvias en Norte de Santander

En compañía del director del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, Diego Molano; del gobernador, Silvano Serrano; y del alcalde de Cúcuta, Jairo Yáñez, la alta funcionaria recorrerá algunos de los barrios afectados por las inundaciones en la ciudad, para conocer de primera mano las necesidades de la población y entregar parte de los 2.000 kits que se distribuirán entre los damnificados del departamento.

De igual forma, Molano hizo un énfasis especial en las 3 crisis que se encuentran activas en el departamento:  la crisis migratoria, la ayuda humanitaria con los familiares de los fallecidos y las víctimas de las inundaciones y la reactivación de las zonas afectadas las cuales se han reportado como pérdida total. 

Le puede interesar:

Onda tropical enciende las alertas en la región

Desde la dependencia departamental, se precisó que desde la Gobernación se han destinado recursos por el orden de los $1.200 millones para apoyar a las Alcaldías en la rehabilitación de la malla vial, al tiempo que se gestionan proyectos importantes ante la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres para la realización de obras de mitigación y recuperación.

Así mismo, se continúa la labor de consolidación de los respectivos EDANES para cuantificar las ayudas humanitarias de emergencia que se entregarán a los diferentes municipios, en atención a la emergencia. 

 

Image
Web la Opinión
Web La Opinión