Escuchar este artículo

Se hunde el proyecto que eliminaba costos bancarios

Martes, 18 de Junio de 2019
Esta medida legislativa no cumpliría los lineamientos para abarcar a un gran número de usuarios financieros en el país.

Si usted es uno de los colombianos que esperaban que se eliminarán algunos costos bancarios, tendrá que esperar. El martes, la Comisión Tercera del Senado de la República hundió el proyecto de ley que buscaba eliminar los excesivos costos del sistema financiero.

El proyecto número 050 de 2018 eliminaba las cuotas de manejo en cuentas de ahorros, tarjetas débito y crédito; los cobros por consultar saldo en cajeros, retirar, transferir por internet, los pagos a terceros, entre otros.

La iniciativa interpuesta por el congresista Álvaro Prada se quedó a tan solo un debate de convertirse en realidad, cumpliendo los criterios de los actores del sector financiero.

Le puede interesar Norte de Santander tiene mayor inclusión financiera que el país

Según varias fuentes del sector, esta medida legislativa no cumpliría los lineamientos para abarcar a un gran número de usuarios financieros en el país y tampoco sería pertinente para los balances y los informes de crecimiento del sistema financiero.

Prada se manifestó en su cuenta de Twitter diciendo que “a pesar del gran apoyo que tuvo la iniciativa se escuchó más la opinión de Asobancaria que el clamor de los ciudadanos”.

Contras

Asobancaria había manifestado su preocupación por el proyecto diciendo que eliminar el costo traería pérdidas por $3,1 billones, de los cuales $1 billón dejaría de ser percibido por impuesto de renta.

Otro riesgo, según el gremio, es que 1,8 millones de personas saldrían del sistema financiero y el nivel de inclusión nacional se reduciría hasta un 75 %.

La posible merma de tarjetas de crédito, debido a su incidencia atendiendo a población de bajos ingresos, era otra de los contras que puso el gremio al proyecto. 

Lea además SIC busca regular actividades publicitarias de influenciadores en Colombia

Según los banqueros, de 15,2 millones de plásticos en el mercado, 3,5 millones son de marca propia y hay tarjetas que cubren a las personas que ganan menos de dos salarios mínimos, por lo que se afectaría la viabilidad de seis millones de plásticos.

Finalmente, todas estas críticas se tuvieron en cuenta y el proyecto no se aprobó.

Image
Colprensa
Colprensa