Escuchar este artículo

Día de la Juventud

Martes, 16 de Agosto de 2022
El propósito del Día Internacional de la Juventud 2022 es conseguir que todas las generaciones entren en acción para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El pasado 12 de agosto se celebró en el mundo el Día Internacional de la Juventud, en el que resurgió la inquietud planteada en el Informe Global sobre Edadismo de Naciones Unidas, en el sentido de consolidar un mundo para todas las edades.

En ese análisis se encontró que los jóvenes continúan reportando barreras relacionadas con la edad en varias esferas de sus vidas, como el empleo, la participación política, la salud y la justicia.

Y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) puso un elemento más de preocupación, al indicar que en el presente año la tasa de desocupación juvenil en América Latina se podría situar en el 20,5 %, mientras que a nivel global ese índice fue calculado en 14,9% entre dicho grupo poblacional.

Por lo tanto, a veces deben de ser menos los festejos y abrazos y mensajes de felicitación en estos días especiales, y más las acciones desde los distintos sectores del poder para tratar de revertir esta situación que agobia a quienes son los llamados a tomar el mando, en un futuro.

El año pasado, como se determina en las evaluaciones de la OIT,  el desempleo juvenil se situó en el 21,6% en la región, que al compararlo con 2019 mostró un aumento del 3,6% de este problema del que ha resultado difícil que los jóvenes puedan desligarse.

Esto nos demuestra que se trata de una situación estructural de carácter mundial, razón por la cual la ONU en este 2022 indicó que el propósito es concienciar sobre ciertas barreras a la solidaridad intergeneracional, en particular la discriminación por edad, que afecta a personas jóvenes y mayores, al mismo tiempo que tiene efectos perjudiciales para la sociedad en su conjunto.

Pero si la cuestión de lograr un empleo formal es bien complicada para la juventud en general, profundizando sobre esos análisis se encuentra que la mujer termina llevando la peor parte, como lo confirma la Organización Internacional del Trabajo.

Para las mujeres jóvenes, interpretando lo dicho por ese organismo, es doblemente problemático alcanzar un empleo, siendo la tasa de desempleo femenina del 27% durante 2021, lo cual equivale a un 10% más que los hombres jóvenes.

 Sin que sea un consuelo, ni mucho menos, estamos ante un problema global que nos afecta tanto en el orden nacional como local en Colombia y las regiones.

Recientes datos del DANE precisaron que en el periodo abril-junio  en Colombia el desempleo juvenil se situó en 18,4 %, y aunque es alta, mostró en ese instante una disminución del 5,5% frente al trimestre abril - junio del año pasado cuando se ubicó en 23,9 %.

Aquí hay un gran reto para el Estado y para el mismo sector privado sobre la puesta en marcha de acciones comunes para elevar los niveles de empleo juvenil en el país, que ayudará sin duda a mejorar las condiciones sociales y a reducir pobreza y cerrar brechas.

Y en ese mismo aspecto es necesario impulsar acciones para que los jóvenes no estén expuestos ni a la violencia ni a la delincuencia ni a las drogas, como consecuencia del fenómeno NiNi -que en las edades entre 15 y 28 años ni estudian ni trabajan- que en la medición arrojó un 24,5% de la población en esa condición.

El hecho de estar sin posibilidades de estudio es también un elemento que conduce al empobrecimiento y a la marginalidad y la exclusión, elemento sobre el cual los gobiernos deben trabajar arduamente para sacar a buena parte de la juventud de ese mal.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda