Escuchar este artículo

Más control para evitar que niños sean usados como mendigos

Lunes, 11 de Septiembre de 2017
Las autoridades definirán el protocolo para el registro de menores que crucen la frontera.

El uso de niños migrantes usados para mendigar en el área metropolitana llevará a las autoridades departamentales a exigir un control más estricto del ingreso y salida de menores por la frontera, según indicó el coordinador del Consejo departamental de gestión del riesgo, Anelfi Balaguera.

“Se va a definir el protocolo para el registro de menores, así como de la legalidad de su permanencia con familiares”, dijo.

El funcionario explicó que con esto se pretende evitar que los menores sean utilizados como mendigos, vendedores o abusados en trabajos forzados.

Le puede interesar Por fin pagan a hospitales por atender venezolanos

“Buscamos garantizar la protección de los niños colombianos o venezolanos”, agregó. 

Según se conoció, la situación más compleja para los niños se empezó a detectar en el barrio La Parada, de Villa del Rosario, donde hay decenas de familias que duermen en las calles.

Además, las recientes y frecuentes balaceras en esta zona fronteriza ponen en riesgo la vida de los niños.

Debido a este último aspecto, el párroco de La Parada, Hugo Suárez, se vio obligado a cerrar la casa de paso Divina Providencia durante el fin de semana, pues la balacera del viernes 8 de septiembre ocurrió a una cuadra del sitio, mientras mujeres y niños hacían fila para comer.

Lea además Piden decretar la emergencia económica y social en la frontera

El párroco agregó que la cantidad de personas en las calles asciende a 300, según un censo preliminar de la iglesia católica.

“Todos son venezolanos, con deseo de seguir, pero no saben a dónde”, relató. “Otros están de paso para otros países”.

El párroco pidió más presencia del Estado, y cuestionó el por qué de la tardanza en la apertura de la posada temporal, ubicado frente al hogar de paso.

“¿Lo abrirán cuando pase la emergencia?”, interrogó. 

Según Balaguera, este lugar “se activa en la medida en que se requiera el apoyo humanitario para personas que, estando en tránsito, requieran estadía de máximo dos días”.

Explicó que el Centro de Migraciones ha sido suficiente para atender a los migrantes, y agregó que quienes estén de forma irregular en el país “no podrán acceder al beneficio, hasta que se regularicen”.

Así mismo, anunció que en próximos días se realizarán los operativos y verificaciones de antecedentes en La Parada. 

La atención

(Actualmente, La Parada es posada a cielo abierto de migrantes, sin verificación de las autoridades.)

13.001 raciones de bienestarina líquida y 75 porciones de bienestarina en polvo ha entregado el Icbf a niños venezolanos, según el más reciente reporte de atención migratoria.

Desde el 29 de julio, el Icbf da cuenta de 545 familias atendidas, integradas por 747 niños y 709 adultos.

4 niños fueron objeto de medidas de protección por parte del Icbf, durante los procesos de atención migratoria.

Lea también Viceministros harán seguimiento a la situación en la frontera

10 personas se hospedan actualmente en el Centro de Migraciones.

El más reciente caso de restablecimiento de derechos de los niños, ocurrió con el pueblo indígena yukpa, cuyos menores estaban en condición de mendicidad.

Según Migración Colombia, todo niño que sale del país sin compañía de uno de sus padres, debe tener un permiso de salida.

Image
La opinión
La Opinión