Escuchar este artículo

Decentraland, el metaverso que apunta al futuro de internet

Lunes, 6 de Junio de 2022
Decentraland ofrece diversión, negocios, conciertos y eventos internacionales.

Antes de que Facebook pusiera de moda la palabra, ya había nacido en Argentina el metaverso Decentraland, que suma cada mes hasta medio millón de usuarios y apunta al futuro de las relaciones humanas a través de internet.

Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

El joven ingeniero argentino Esteban Ordano, cofundador de Decentraland, lo define como un "espacio libre".

"Metaverso no es una palabra que me guste mucho, yo diría que es un mundo virtual del cual sus propios usuarios son dueños", dijo a la AFP en una entrevista en el foro de Davos.

Se trata de un sistema abierto ('open source', es decir que cualquiera puede ver el código y modificarlo) y que utiliza la tecnología blockchain, un modelo contrapuesto al de las grandes compañías de Silllicon Valley, como Meta (Facebook).

Lea también: Del Catatumbo salían lujosas camionetas con cocaína

El metaverso puede entenderse como una evolución de lo que fueron hace veinte años juegos como Second Life o más recientemente Fortnite, un mundo virtual en que el usuario crea su propio avatar para jugar y relacionarse con los demás.

Pero Decentraland, que arrancó en febrero de 2020, aspira a ser más que eso y se ha convertido en un lugar donde comprar, divertirse, asistir a conciertos o eventos, como la reciente Metaverse Fashion Week, con desfiles y la presencia de grandes marcas internacionales de moda. Las grandes compañías tampoco quieren perder el tren del futuro de internet y algunas, como JP Morgan, ya tienen allí sus 'sedes virtuales'. 

Hay incluso un casino y recientemente Barbados, un país del Caribe, anunció la apertura de su primera 'embajada' en el metaverso para liberarse, según sus responsables, de las limitaciones del mundo real.

Image
Metaverso. / Foto: Cortesía

 

'Mana' y tierras virtuales

"Yo lo vi siempre como un espacio de encuentro virtual para que vos puedas hacer lo que quieras, estar virtualmente en una fiesta, o hacer una conferencia o directamente explorar", apunta Ordano, que asegura que "ir caminando viendo las cosas que hay es una experiencia en sí misma".

Decentraland es también una economía, con su propia criptomoneda, llamada 'mana' y sus parcelas, es decir tierras virtuales en número limitado que se compran y se venden como cualquier otro terreno. 

El año pasado la compañía Tokens.com anunció la compra de terreno virtual por más de 2 millones de dólares.

Lea también: Extinción de dominio en Cúcuta a contrabandista de zapatos

Frente al temor de un mundo que escape al control de las autoridades y a la regulación, Esteban Ordano pide "espacio" para poder innovar.

"Hay muchísimo lugar para mejorar nuestras regulaciones pero también hay que dejar espacio para avanzar rápidamente" en las nuevas tecnologías, asegura, convencido que el mundo virtual no aleja sino que acerca a los seres humanos, aunque reconoce que todavía no se entienden "muchísimas cosas" de la revolución tecnológica de los últimos años.

"Tener una presencia un poco más realista, un video o un audio, da un sentimiento de 'encarnación' y hace que la gente se conecte más", afirma el ingeniero, asegurando que tiene "muchísima esperanza para el futuro de cómo la tecnología nos puede conectar a través de la distancia".

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

 

Image
AFP
AFP

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda