Escuchar este artículo

Dan el último adiós a dos de las víctimas de la masacre de julio de 2020

Lunes, 12 de Abril de 2021
Los cuerpos de Joimar Lindarte y Jorge Sánchez Pacheco fueron entregados por la Fiscalía. Falta por hallar los restos de Juan Sánchez Pacheco y de Yadira Herrera. Los cuatro fueron asesinados por Los Rastrojos en zona rural de Cúcuta.

Justo un día después de cumplirse los nueves meses del macabro crimen en el que Los Rastrojos demostraron su frialdad y su alcance sangriento, descuartizando a los primos Joimar David Lindarte Rodríguez, Juan Andrés y Jorge Sánchez Pacheco, junto con su amiga Yadira Herrera Aguilar, los dolientes recibieron los restos de dos de sus seres queridos.

Finalmente, los familiares pudieron darles el último adiós a Joimar Lindarte y a Jorge Andrés Sánchez Pacheco, quienes fueron encontrados desmembrados y envueltos en costales, en el río que recorre la vereda Puerto León, de Cúcuta, cuatro días después de conocerse la masacre de las cuatro personas.

Image
 Joimar Lindarte y Jorge Sánchez Pacheco. / Foto: Archivo

Sin embargo, desde ese momento los familiares de las víctimas arrancaron con un ‘calvario’, esperando la identificación de los dos cuerpos, que culminó el martes pasado, cuando la Fiscalía les entregó los restos de los dos primos.

El mismo día de la entrega, los dolientes les dieron cristiana sepultura a sus familiares y de esta manera empezaron a cerrar el ciclo doloroso, sin desconocer que aún faltan por hallar los restos de Juan Andrés Sánchez Pacheco y de su amiga Yadira Herrera.

Las pruebas

Desde que los cadáveres de los dos familiares fueron encontrados y trasladados al Instituto de Medicina Legal, se inició el proceso de identificación que contó con expertos en antropología en Bucaramanga.

Según se conoció, los cotejos de las pruebas de ADN fueron los que permitieron identificar que los cadáveres hallados el 9 de julio de 2020, sí pertenecían a los primos que fueron asesinados por Los Rastrojos.

Seguimos en la espera de los dos cuerpos desaparecidos, de los que hasta ahora no sabemos nada de su paradero. Continuamos esperando que la Fiscalía nos informe qué ha pasado”, explicó uno de los dolientes.

¿Cómo fue?

Los hermanos Juan Andrés y Jorge Sánchez Pacheco arribaron a Cúcuta desde Bogotá, con el objetivo de visitar a su papá en el Catatumbo.

Sin embargo, por efectos de la pandemia, intentaron ir por la vía de Palmarito, zona rural de Cúcuta, para llegar a la vereda La Silla y conectar a Tibú, pero tuvieron que regresarse para evitar los controles de las autoridades por las restricciones de movilidad.

Los tres primos y Yadira Herrera, que viajaban en dos motocicletas, decidieron tomar la ruta  hacia el sector La  Arenosita, del corregimiento Banco de Arena, para buscar la salida al corazón del Catatumbo.

Sin embargo, un grupo de presuntos miembros de Los Rastrojos los interceptó en La Arenosita y después de varios minutos, los asesinó y descuartizó en el sector Pacolandia.

Al parecer, cuando los miembros de la banda criminal se percataron de que Yadira tenía cédula registrada en el Catatumbo, decidieron asesinarlos a disparos y posteriormente los desmembraron.

En agosto de 2020, en medio de un operativo de las autoridades en Los Patios, fue capturado Andrés Felipe Berrío Rúa, alias Brayan, tercer cabecilla de Los Rastrojos, a quien señalaron de estar involucrado en esta masacre.

Se espera que capturen a los autores materiales del hecho. Según se pudo establecer, uno de los presuntos homicidas es conocido como ‘Caballo’.

Depresión

El asesinato de estas personas desencadenó historias de tristeza y desolación en sus familias. Según se conoció, Inés Aguilar, mamá de Yadira, murió meses después del hecho, tras sufrir ataques de depresivos por la desaparición de su ser querido.

La señora no soportó la desaparición de su hija y empezó a sufrir trastornos depresivos hasta que murió. Es muy triste que los delincuentes cometan estos hechos sin pensar en todo el daño que generan. Esos muchachos iban a visitar a su familiar y Yahira Herrera los estaba acompañando”, dijo un familiar de las víctimas.

Image
La opinión
La Opinión