Escuchar este artículo

El hombre descuartizado en Caño Picho era un reciclador

Martes, 22 de Febrero de 2022
Dheynkker Leonel Martínez Reyes tenía 25 años y dejó cuatro hijos.

El tatuaje que tenía Dheynkker Leonel Martínez Reyes, con los nombres de dos de sus cuatro hijos, fue la pista clave que tuvieron sus familiares para identificarlo en el Instituto de Medicina Legal, luego de que fuera hallado muerto y desmembrado en Caño Picho, en inmediaciones de la Penitenciaría de Cúcuta.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

La víctima había desaparecido desde el martes 15 de febrero, cuando salió de su casa a continuar con sus labores como reciclador y desde ese momento no se tuvo ningún rastro.

Sin embargo, el macabro hallazgo que se dio en el sector donde se adelanta una obra, por el Anillo Vial Oriental, donde además, han ocurrido otros hechos similares, fue el presagio de que Martínez había tenido el peor desenlace.

Uno de los zapatos que se alcanzaba a observar por fuera del costal en el que estaba envuelto el venezolano, de 25 años, conocido como ‘El Zorro’, también fue el primer indicio de que se trataba del reciclador.


Lea aquí: Muere en San Cristóbal presunto guerrillero herido en Aguaclara

 

Por ahora se desconocen los móviles del crimen, mientras las autoridades no han dado mayor información de este sangriento hecho.
Según se conoció, Dheynkker Martínez trabajaba como reciclador en la avenida séptima y alrededor del parque Lineal, en el centro de Cúcuta.

La víctima era oriunda de Caracas (Venezuela) y desde hacía siete meses llegó a vivir a la capital de Norte de Santander. 
Martínez Reyes no había alertado sobre problemas o amenazas en su contra, por lo que las autoridades deberán adelantar rigurosas pesquisas para conocer las causas del asesinato.

Image
Descuartizado

Los otros casos
El 27 de enero, a las 8:50 de la mañana, a unos 200 metros del Anillo Vial Oriental, un operario de una máquina retroexcavadora, que trasladaba grandes cantidades de tierra desde la obra al canal, observó en las aguas negras que había un cuerpo descompuesto, por lo que alertó a las autoridades.

Un día después, a menos de 50 metros de la misma arteria vial, otro obrero que estaba inspeccionando el lugar, vio varias extremidades de un cuerpo flotando en las aguas negras.


Lea también: Lo mataron mientras tomaba una cerveza

 

“Ya toca es andar con cuidado verificando. Esta vez el obrero estaba normal, caminando por una pequeña colina de tierra que rodea el canal, y casi al llegar al Anillo Vial Oriental vio una pierna flotando. Él se asustó, pero siguió buscando a ver si habían más partes y en efecto eran cuatro los restos de un cuerpo humano que flotaban”, aseguró un ingeniero de la obra en ese momento.

A pesar de los constantes hallazgos de estas características, por este sector no hay presencia constante de la Policía, mientras que el Anillo Vial Oriental sigue dominado por la delincuencia a cualquier hora del día.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda