Escuchar este artículo

Minero murió en un accidente de tránsito en la vía a Sardinata

Carlos Alberto Gélvez perdió el control de la moto al arrollar a un perro que se atravesó.

En el viaje que emprendió ayer el minero Carlos Alberto Gélvez, en la vía El Zulia- Sardinata, se encontró con la muerte. La inesperada aparición de un perro en la vía hizo que al impactarlo, perdiera el control de la motocicleta en la que se movilizaba y terminara estrellado contra un árbol, lo que le costó la vida.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Gélvez transitaba en una motocicleta colombiana, marca Honda CBF, de placa QYK-73B, cuando ocurrió el mortal accidente.

Los habitantes de la zona aseguraron que por esta vía es común ver pasar a los motociclistas a alta velocidad y sin el casco de protección puesto.

Unidades de criminalística de la Seccional de Tránsito y Transporte adelantaron la inspección y el levantamiento del cadáver.


Lea aquí: Un accidente de tránsito acabó con la vida del 'Gato' en Cúcuta


 

Los policías hallaron a Gélvez sin vida, debajo del árbol con el que impactó y además, a pocos metros, también estaba el perro que originó el accidente, muerto.

Las autoridades tendrán que analizar las circunstancias en las que se registró el accidente, sobre el kilómetro 37 + 621 metros, en esta vía donde hay diversas minas de carbón.

Asimismo, se conoció que el fin de semana, en un accidente de tránsito que se registró en el barrio La Milagrosa, de El Zulia, una persona resultó muerta y una más herida.

 
La muerte del ‘Gato’

Entre las muertes más recientes por accidentes de tránsito está la de Nelson Orlando López Pulido, de 33 años, quien murió el viernes, luego de pasar doce días luchando por su vida.

La noche del 4 de diciembre, en la avenida 7 con calle 0N, del barrio Pescadero, cuando se movilizaba en una motocicleta marca AKT, de placa APY-01E.

Según se conoció, ‘Gato’ estuvo jugando un partido de fútbol y en el momento del accidente se dirigía hacia su casa, ubicada en el barrio La Concordia.

Las autoridades de tránsito conocieron que, al parecer, el motociclista transitaba en estado de embriaguez y con exceso de velocidad, lo que probablemente ocasionó que al intentar esquivar unos reductores, perdiera el control de la motocicleta y terminó estrellándose contra el separador.

López fue trasladado en una ambulancia hacia el Hospital Universitario Erasmo Meoz, donde estuvo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), hasta el viernes, cuando dejó de luchar por su vida y finalmente murió por las heridas que recibió en la cabeza, el pecho, la cadera y el resto del cuerpo.

 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Martes, 20 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión