Escuchar este artículo

Por pegarle a un perro, le dispararon con una escopeta y murió

Viernes, 8 de Abril de 2022
Al parecer el perro empezó a molestarlo y por eso lo golpeó.

A Santiago Gómez Garay de 58 años le segaron la vida de una forma cruel. Le propinaron dos disparos de escopeta en la cara, uno en la mandíbula y otro en un ojo, en medio de un hecho de intolerancia que se generó en una zona rural de Cáchira, vereda Laguna de Oriente.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Según versiones entregadas por testigos, Gómez Garay llegó hasta una finca donde, al parecer, le vendían la comida. Esperaba pacientemente que la dueña de la casa lo atendiera cuando apareció un hombre, de 25 años, quien, al parecer, padecía de problemas psiquiátricos y llevaba consigo su mascota, un perro.

Acorde al material investigativo recopilado por los uniformados, todo parece indicar que minutos más tarde de la llegada del agresor, su animal habría molestado a la víctima, por lo que él habría reaccionado de forma violenta y lo golpeó. Los testigos aseguraron que el dueño del animal, en ese momento no habría dicho nada y se retiró tranquilamente y en silencio.

Pero, nadie se imaginaba que, posteriormente, aquella noche iba a transformarse en una pesadilla. Pasó un tiempo cuando el homicida regresó con dos escopetas y sin mediar palabras le disparó sin piedad a Santiago Gómez, quien murió de manera instantánea.


Conozca: Presuntos homicidas y atracadores se fugaron de la estación de Los Patios

 
Difícil de reportar

El homicidio se registró el lunes, pasadas las 7:00 de la noche. Momentos más tarde, el agresor huyó y comenzó la odisea porque debido a la lejanía, al parecer, tuvieron que esperar hasta el día siguiente para reportar el caso ante la Policía.

Hasta el martes en la noche el cadáver de la víctima fue trasladado hasta el Instituto de Medicina Legal de Bucaramanga, donde permanecerá a la espera de que sus familiares lo reclamen para darle cristiana sepultura.

Pocos detalles se conocieron de la víctima quien, al parecer, se encontraba sola en la región y trabajaba como jornalero, sin embargo, tanto la víctima como el agresor se conocían, pues en la finca donde vivía Santiago Gómez, también residía su asesino.

Se espera que luego de todo el material probatorio recopilado sobre el caso, en los próximos días las autoridades den con el paradero del homicida y lo capturen para adelantar un proceso judicial.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Image
Colprensa
Colprensa

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda