Escuchar este artículo

Primero le dispararon y luego le robaron la moto en La Fortaleza

Domingo, 26 de Septiembre de 2021
Yender Andrés López Barrera fue asesinado la noche del viernes.

Los asesinos de Yender Andrés López Barrera tenían muy bien planeado el crimen, por lo que estuvieron esperándolo por más de veinte minutos alrededor de su casa, hasta que la vieron llegar a bordo de su motocicleta marca Yamaha FZ, de placas NLH-73F.

 

Lea también: Balas y miedo en una casa de Tucunaré

A las 9:00 de la noche, cuando el comerciante de ropa para dama llegó a su vivienda, ubicada en la invasión La Fortaleza, que colinda con el Anillo Vial Occidental, dos hombres lo interceptaron y de inmediato le dispararon en el cuello, cayendo al piso gravemente herido, mientras uno de los agresores agarró la motocicleta y junto con su cómplice, huyeron del lugar.

homicidio

“Esos hombres no le dieron ni siquiera opción de hablar ni nada, le dispararon primero para robarle la moto”, recordó un testigo del hecho.

El autor del crimen, que vestía una franela blanca y bermuda, que, al parecer, es un reconocido delincuente del barrio Antonia Santos, se subió a la moto de la víctima, mientras su cómplice huyó en el otro vehículo en la que llegaron hasta ese sector.

Mientras el ruido de los motores de las motocicletas alertó a algunos vecinos del lugar, la pareja sentimental de López corrió en busca de él, hallándolo en el piso ensangrentado.

Una empleada de la víctima también corrió de inmediato a auxiliarla y al percatarse de que aún tenía pulso y estaba con vida, pidieron angustiosamente la ayuda de los vecinos para trasladarlo al policlínico de Atalaya, donde falleció.

Los vecinos alertaron a la Policía Metropolitana de Cúcuta de lo que había ocurrido y de inmediato se activó un plan candado para ubicar a los responsables del hecho.

Según se conoció, minutos después fue hallada la motocicleta de López Barrera en el barrio Los Olivos.

“Mi hermana decía llorando que ella quería que le devolvieran a Yender, no la moto”, recordó una familiar de la víctima.

La microempresa

Yender López se dedicaba a fabricar ropa para dama, con algunas máquinas de coser que tenía en su casa y en la de su mamá y así le dio empleo a una de las vecinas del sector.

“Les pedí trabajo y como no sabía hacer nada, me enseñaron y ya llevo bastante tiempo trabajando. Como jefe era muy comprensible y le gustaba ayudar y como persona era muy buena gente”, dijo la mujer.

López era cristiano, por lo que no le gustaba tomar ni salir de rumba, solo se dedicaba a trabajar.

Precisamente, el viernes trabajó hasta las 8:40 de la noche y en ese momento decidió emprender el viaje hacia su casa, donde lo esperaba su pareja.

Justo cuando pretendía entrar la motocicleta a la vivienda, los dos autores del hecho lo interceptaron y cometieron el crimen.

“Él no alcanzó ni a hablarles, no forcejeó ni nada. Es muy triste que acaben con la vida así, le robaron fue la vida, una moto no vale nada”, dijo la familiar.

Miembros de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) se encargaron de la inspección y del levantamiento del cadáver, que fue trasladado al Instituto de Medicina Legal.

Los vecinos del lugar aseguraron que el que le disparó a Yender López es un reconocido delincuente, por lo que pidieron a la Policía que se adelanten las investigaciones correspondientes para que sea capturado.

Image
La opinión
La Opinión