Escuchar este artículo

Rechazo por agresión a la Policía en el centro

Sábado, 22 de Mayo de 2021
La pelea se registró en la avenida 6 con calle 7 del centro.

“No podemos permitir que lleguemos a un estado de la situación donde se pierda el respeto por la legítima autoridad”. Así se refirió Jaime Marthey, defensor del Pueblo en Norte de Santander, sobre la agresión que ocurrió la mañana de ayer, en el centro de Cúcuta, entre un par de transeúntes y unidades de la Policía Metropolitana (Mecuc).

El hecho se registró en la avenida 6 con calle 7, cuando los policías adelantaban patrullajes de registro y control y de solicitud de antecedentes a las personas que frecuentan este concurrido sector de la ciudad.

Según se conoció, un grupo de hombres se habría resistido a las requisas y verificaciones de los uniformados, terminando con golpes e insultos.

En un video aficionado quedó registrado el momento en que un policía se enfrenta a golpes con un hombre sin camisa, que lo agrede en constantes ocasiones.

Además, otro uniformado es golpeado por la espalda por otro de los transeúntes que estaba en el lugar y huyó corriendo, lo que desencadenó una persecución.

El general Óscar Moreno, comandante de la Mecuc, aseguró que el procedimiento se desarrolló sin exceso de la fuerza por parte de los uniformados y que uno de los policías agredido tuvo que defenderse del ataque.

El oficial aseguró que dos personas fueron capturadas y quedaron a disposición de la Fiscalía por el delito de ataque a servidor público.

Alejandro Martínez, secretario de Seguridad Ciudadana de Cúcuta, sostuvo que se deben acatar las normas y respetar a la Fuerza Pública. 

“El hecho nació, porque la Policía estaba haciendo su trabajo de verificación de antecedentes. La ciudadanía debe tener claro que estos operativos van a continuar y van a ser más constantes, con el fin de garantizar la seguridad y la tranquilidad de los cucuteños”, dijo el funcionario.

Sanciones y medidas
Jaime Marthey, dijo que lo que ocurrió no es una situación normal y que es un “acto bochornoso”, del que se deben tomar sanciones ejemplares para los culpables del hecho.

El Defensor del Pueblo insistió en que un ciudadano de civil no puede arremeter contra un policía y menos cuando este está uniformado, sin embargo, dijo que el patrullero tampoco debe actuar de esta manera.

“Hacemos un llamado a la cordura, la calma y a la tolerancia. Estamos en un país democrático y nuestro departamento viene dando muestras de respetar los derechos humanos y fundamentales. Obviamente hay ‘lunares’, que no se justifican. En este caso, registrado en video, se escuchan voces con acentos extranjeros y hay que revisar esos incitadores para aplicarles el peso de la ley, pues tampoco es aceptable que algunos visitantes pretendan hacer en casa ajena lo que quieran”, afirmó Marthey.

Por ahora, avanza el proceso judicial contra los detenidos para conocer la decisión de las autoridades competentes por este hecho.
 

Image
La opinión
La Opinión