Escuchar este artículo

Compositor cucuteño gana premio en Hong Kong

Martes, 1 de Junio de 2021
Camilo Andrés Méndez San Juan se alza con el galardón de los President’s Awards for Excellent Performance por su destacada trayectoria en la enseñanza.

Camilo Andrés Méndez San Juan es compositor de música acústica de concierto. Concibe sus obras como  “serie de piezas que orbitan alrededor de las mismas ideas musicales, pero escritas para diferentes combinaciones instrumentales”. 

Hizo un doctorado y una maestría en composición avanzada en el Royal College of Music de Londres. También ha estudiado en privado con Rebecca Saunders y Pierluigi Billone. 

En 2017, el hijo de la cucuteña Mónica San Juan, fue Rieman and Baketel Fellow for Music en el Radcliffe Institute for Advanced Study de la Universidad de Harvard.

 

Image
Camilo Méndez San Juan

 

Y ahora se alza con el galardón de los President’s Awards for Excellent Performance en reconocimiento a su destacada actuación en la enseñanza, en Hong Kong, donde reside.

¿En qué momento se inclina por la guitarra? 

Empecé a tocar guitarra durante el bachillerato, tocando con amigos en grupos de punk y metal. 

¿Cómo saltas a la composición? 

Empecé a estudiar guitarra clásica en la Universidad de los Andes, pero estaba más interesado en componer y por eso me cambié de énfasis. Estudié composición en los Andes con la maestra Catalina Peralta. 

¿Podrías describir un poco en qué te inspiras cuando compones? 

Todos mis obras están inspiradas en ideas extra-musicales y por eso agrupo mis piezas musicales en ciclos compositivos. Cada ciclo está inspirado en ideas diferentes. Por ejemplo mi ciclo Bursztyn está inspirado en las esculturas de la artista colombiana Feliza Bursztyn. El ciclo Archipiélago Sierpinski está inspirado en literatura latino-americana y lugares reales o ficticios. Cada una de las obras que hacen parte de Archipiélago Sierpinski combinan el nombre de un escritor que me gusta y un lugar que me interesa; por ejemplo la obra Ungar/Comala es la combinacion del nombre de Antonio Ungar quien escribió la novela ‘Tres ataudes blancos’ y el pueblo mexicano de Comala, que es un lugar real, pero también es el pueblo donde se desarrolla la novela Pedro Páramo de Juan Rulfo. 

¿Cuántas composiciones lleva hasta el momento? 

No se exactamente, pero creo que deben ser alrededor de 20, sin contar obras que he escrito como parte de mi formación como compositor y que no incluyo en mi catálogo de obras existentes. 

¿Cuál es su recorrido internacional? 

Estudié composición en la Universidad de los Andes, luego  en el Colegio de Música de Londres. De ahí me fui a la Universidad de Harvard, donde fui el Rieman and Baketel Fellow of Music en el Intituto de Estudios Avanzados Radcliffe. 

¿Estuvo en alguna agrupación musical? 

Sí, en varias. Tocaba punk y metal cuando estaba en el bachillerato y música electrónica cuando estaba en la universidad. 

¿Cuántos premios ha conquistado como compositor?

Varios, lo más importantes son:  

  • En el 2009 me dieron el Premio Nacional de Composición en Colombia por mi obra Texturas Tropicales VI. Durante mis estudios de posgrado me dieron el Aston Award y el Concerto Competition por una obra que se titula 3 Constellations, ambos en el Colegio Real de Londres.
  • En 2016 me dieron el Francis and Chagrin Award en el Reino Unido
  • En el 2018 me gané un concurso organizado por Iceberg New Music New York, un collectivo de compositores.
  • En 2019 me gané una Fellowship en la Fundación Bogliasco en Italia y la beca para la creación de música contemporánea del Ministrio de Cultura de Colombia. 
  • En 2020 me dieron una beca del Consejo de Artes de Hong Kong. 

¿Cómo llega a Hong Kong?

Después de la Fellowship en la Universidad de Harvard me ofrecieron un trabajo de profesor asistente en la Universidad Baptista de Hong Kong y por eso estoy radicado en Kowloon City, una zona de Hong Kong. 

¿En qué se desempeña actualmente? 

Soy profesor asistente de composición musical en la Universidad Baptista de Hong Kong. 

¿Cómo ha sobrellevado la pandemia día a día? 

La verdad es que en Hong Kong y en Asia en general, la población está acostumbrada a usar máscaras  y las restriciones nunca han sido muy drásticas. Nunca hemos estado confinados y el comercio nunca ha cerrado, lo único que ha sido difícil es viajar, pero siempre ha sido posible. En cuanto a mi actividad académica y creativa no he sentido ningún cambio. Seguimos dando clases y sigo componiendo, aunque los proyectos se han pospuesto. 

Image
La opinión
La Opinión