Escuchar este artículo

Testimonio de una víctima de hurto en Villa del Rosario

Viernes, 25 de Junio de 2021
El capturado ya tenía varias anotaciones por porte ilegal de armas

José Albeiro Arenas Páez fue capturado y enviado a la cárcel, luego de participar en un atraco a mano armada, contra papá e hijo en el barrio La Palmita, de Villa del Rosario.

Este hombre, de 32 años, nacido en Cúcuta, no esperaba que fueran las propias víctimas las que le dañaran, a él y a su cómplice, el plan que tenían para hurtarles dinero y pertenencias, y poder huir tranquilamente.

 

El hecho

A las 2:00 de la mañana del miércoles, el par de delincuentes llegó hasta donde estaba Vitelbo Barajas, de 56 años, comerciante de verduras y oriundo de Herrán, para atracarlo.

El hombre, que desde hace 15 años tiene un negocio de venta de verduras en la calle 15 entre carreras 9 y 10, de La Palmita, contó que cuando llegaba, junto con su hijo, de sacar su camión, aparecieron los atracadores armados.

“Siempre cargo un machete para que los ladrones piensen dos veces en acercársenos, sin embargo, nunca nos había pasado algo. Yo me bajé y al ver a los tipos, enseguida uno de ellos nos gritó: “Quietos, porque se mueren”, narró la víctima.

Según explicó, luego de la advertencia, el pistolero que acompañaba a José Arenas Páez se dirigió a la ventana del camión para apuntarle al hijo del comerciante, que era el que conducía, pero este reaccionó, acelerando.

En medio de la osadía del hijo de Vitelbo, una mujer que salía a entregarle un dinero para la compra de ese día en Cenabastos, logró correr adentro de la vivienda y terminó cayéndose, mientras que los atracadores quedaron de frente con el vendedor de verduras.

“Mi hijo se regresó y les echó el camión en reversa. Ese muchacho (Arenas) se pasó para mi lado y cuando me dio la espalda yo lo golpee en el casco y luego sonaron los disparos”, contó una de las víctimas.

El comerciante y Arenas Páez forcejearon, mientras que el chofer del camión, en un segundo intento, volvió a acelerar, pasando por encima de la moto. Padre e hijo esquivaron cuatro disparos que les hizo uno de los atracadores.

Uno de los delincuentes, que estaba cerca de la moto y que también portaba una pistola, huyó del lugar, mientras que el otro fue detenido por las víctimas.

“No tuve miedo. Somos hombres criados en el campo, que hemos luchado por salir adelante y que venga otro a llevarse lo que no ha sudado, nos llenó de valor. Gracias a Dios mi hijo reaccionó rápido y yo me les enfrenté y lo desarmé. Ese hombre ni cuenta se dio para dónde le había tirado la pistola”, añadió Vitelbo Barajas.

 

A la cárcel

Unidades de la Policía Metropolitana llegaron rápidamente al lugar y capturaron por porte ilegal de armas a José Albeiro Arenas.

Luego de las audiencias correspondientes, un juez de control de garantías decidió enviarlo a la cárcel.

Se conoció que Arenas Páez tiene tres anotaciones judiciales por el delito de porte ilegal de armas.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Image
La opinión
La Opinión