Escuchar este artículo

En Ocaña, implementan controles a la venta de pescado por Semana Santa

Miércoles, 31 de Marzo de 2021
Las autoridades sanitarias implementan controles especiales, para garantizar un producto apto para el consumo humano.

Las autoridades sanitarias de Ocaña implementan controles especiales a la venta de pescado, para evitar especulaciones y garantizar un producto apto para el consumo humano.

Funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Humano, a través la coordinación de Salud Pública y en acompañamiento con la Policía Nacional y el Instituto Departamental de Salud (IDS), hacen visitas de control para verificar temas de salubridad, disponibilidad y precio del producto.

El coordinador de la oficina de Precios, Pesas y Medidas, Amador Costa Gutiérrez, manifestó que las condiciones higiénicas son fundamentales para el funcionamiento de los expendios existentes en la ciudad.

Expertos en la materia contemplan la posibilidad del decomiso del producto en mal estado y en el peor de los casos, de acuerdo con las circunstancias, el cierre de los establecimientos comerciales.

El secretario de Gobierno, Yuri Alfonso Carrascal, insta a los comerciantes a cumplir con las mínimas normas de bioseguridad y cadena del frío para mantener el producto y evitar afectaciones en la salud humana de propios y visitantes.

“Se ha reforzado la vigilancia del sistema de seguridad por cuadrantes en la plaza de mercado, para que los compradores no tengan contratiempo y puedan adquirir los alimentos en buen estado”, dijo el funcionario.

La Inspección Primera de la Policía escucha a las amas de casa para ejercer el control en el centro comercial y regular la venta de los pescados que son traídos por lo general desde el río Magdalena, la Asociación de Piscicultores del municipio de El Tarra y Arauca.

De acuerdo con la inspección, el 99% de los locales comerciales se encuentra en regla, acatando todos los requerimientos establecidos por la ley.

El kilo de pescado (bocachico, mojarra y cachama) fluctúa entre los 13 mil y 14 mil pesos. El kilo de bagre se encuentra entre los 25 y 26 mil pesos.

Los expertos recomiendan a los compradores de pescado que, para saber si el producto está en buen estado, “verifiquen si tienen los ojos brillantes o la escama pegada al cuerpo o que los dedos no se hundan en la piel. También el olor característico para detectar cualquier tipo de descomposición”.

La Alcaldía de Ocaña seguirá con los operativos durante y después de la Semana Mayor, con el fin de evitar problemas gastrointestinales entre los habitantes de zona.

Image
El 99% de los locales inspeccionados cumple con las medidas sanitarias y documentos de ley. Foto: Cortesía
Image
Javier Sarabia