La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

El EMC crece y la Segunda Marquetalia se estancó: CORE

Según el informe, el control político social de la Segunda Marquetalia luce disperso.

Un informe de la Fundación Conflict Responses (CORE), sobre las disidencias de las Farc, analizó la situación actual de los dos bloques en que esta se dividió: el autodenominado Estado Mayor Central y la Segunda Marquetalia, así como la proyección de estas organizaciones que se rebelaron al acuerdo de paz de La Habana, pero avanzan en unos nuevos procesos de diálogo con el gobierno del presidente Gustavo Petro.

La investigación adelantada con el apoyo de la Embajada de Canadá, fue el resultado de un trabajo de campo hecho en la zona del Catatumbo, Norte de Santander; el bajo Putumayo y Huila, en los últimos seis meses. También se tuvieron en cuenta datos recopilados en otras regiones durante los últimos tres años.

Entre las principales conclusiones que arrojó el estudio con relación al Estado Mayor Central, que tiene una fuerte presencia en los municipios del Catatumbo, señala que esta agrupación armada ha avanzado con su expansión territorial y ha fortalecido su control político-social territorial y sus finanzas. “Aún tiene una consolidación interna incompleta”, dice CORE.

Por su parte, la Segunda Marquetalia “se ha estancado en su expansión territorial y su funcionamiento, comando y control son inciertos”. Además, advierte que su injerencia en Venezuela sigue definiendo buena parte de su poder económico y “su control político-social luce disperso”.

“El informe busca proveer un análisis profundo, basado en evidencia y en trabajo de campo, para entender las disidencias, su poder, su organización y sus trayectorias, y cómo estos aspectos influyen en los esfuerzos de paz que actualmente se realizan con ellas”, aseguró Kyle Johnson, investigador y cofundador de la Fundación CORE.


Lea aquí: Eln confirma con sus frentes la liberación de todos los secuestrados


 

El crecimiento del EMC

 

Según el informe ‘Disidencias de las Farc-EP: dos caminos de una guerra en construcción’, presentado por la Fundación Conflict Responses (CORE), el llamado Estado Mayor Central pasó de tener 14 unidades en 2021 a 26 actualmente.

“Algunos frentes ya cuentan con compañías propias, mientras otros apenas se están organizando. Por ejemplo, mientras el Frente Primero en el Guaviare, los del suroccidente en Cauca y Nariño, o el 33 en el Catatumbo, llevan años de formación, han logrado un control territorial claro, tienen fuentes económicas ilegales propias y jerarquías internas definidas (así no estén del todo consolidadas en la práctica), el Frente Amazónico, creado en 2023, está muy débil aún”, dicen los investigadores.

Otro punto en el que hacen énfasis para explicar la expansión y consolidación que viene teniendo esta fracción de la disidencia de las Farc es que el EMC ha creado una jerarquía cada vez más centralizada y colectiva, que les permite tener una mejor coordinación, pero sin acabar con la autonomía de las unidades locales.

“El EMC ha dicho claramente que quieren refundar las Farc-Ep. Dicen estar organizados igual que esa antigua guerrilla y usan los mismos estatutos.

La tendencia de lo interno indica que van en ese camino con un Estado Mayor Central como máxima instancia de toma de decisiones y un liderazgo cada vez más importante y personal por parte de ‘Iván Mordisco’”, señala el informe.


Tenga en cuenta: No era sano que Olmedo López siguiera en el gobierno: Petro


Sobre el control social que mantienen en el territorio y las comunidades, la investigación de CORE indica que tanto el EMC como la Segunda Marquetalia ejercen una suerte de “gobernanza” en los lugares donde tienen presencia y por eso es cada vez más común ver a diferentes unidades disidentes, especialmente las nuevas del EMC, incursionar en un territorio anunciando una serie de reglas para la población civil.

Aquí citan el caso particular del Catatumbo, donde el frente 33 hace presencia permanente en los municipios y ha establecido sus propias normas de conducta para las comunidades.

“El grupo hace obras de infraestructura y, según denuncias de la zona, tiene tres ‘centros de rehabilitación’ a los que lleva consumidores de droga y otras personas acusadas de cometer pequeños delitos. Los ponen a hacer trabajo físico, entre otras tareas y pueden recibir castigos de tres, seis meses o hasta un año. Un centro estaría en Tibú, otro en Venezuela y el tercero en un municipio desconocido de la región. El nivel de extorsión por parte del frente para financiar sus actividades – incluso su gobernanza – pareciera único en el país”, dice CORE.


Siga leyendo: La millonaria contratación que dejó asegurada el saliente personero de Cúcuta antes de irse


 

Segunda Marquetalia

La Segunda Marquetalia

En contraste con el Estado Mayor Central, la Segunda Marquetalia, que está al mando de Iván Márquez, exnegociador en los diálogos de La Habana y disidente de ese acuerdo de paz, el informe de la Fundación Conflict Responses señala que ha creado pocas unidades y ha perdido otras. Esta disidencia habría pasado de 12 unidades en 2021 a máximo 15, hoy. “(…) cada vez es menos claro cómo está organizada la SM y si su evolución reciente representa un avance, un retroceso o una adaptación al nivel de poder de las unidades que existían antes de su creación y que luego se le unieron”, dice.

Lo anterior, por cuanto mientras que hace tres años su ascenso parecía ser evidente, con la creación de frentes y columnas propias, que le respondían a mandos de la dirección nacional de esa organización, hoy la SM nombra tres grandes unidades en sus comunicados.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Sábado, 2 de Marzo de 2024
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día