Escuchar este artículo

En Norte de Santander esperan que esta vez sí sea posible la paz con el Eln

Diferentes reacciones produjo en el departamento la reanudación de los diálogos entre el Gobierno y la guerrilla, en Venezuela.

Con esperanza, optimismo, aunque también mucha prudencia fue recibido en Norte de Santander el reinicio de los diálogos de paz entre el gobierno de Gustavo Petro y la guerrilla del Eln, ayer, en Caracas (Venezuela).


Lea además: Quema de tractomulas en el sector La Curva paraliza tráfico vehicular


Después de casi cuatro años, las partes volvieron a la mesa para intentar retomar el ciclo de conversaciones que quedó suspendido desde agosto de 2018, cuando Iván Duque asumió la Presidencia de la República, y que posteriormente se rompió de manera definitiva, tras el ataque a la Escuela de Policía General Santander, en donde murieron 22 cadetes.

“Acordamos reanudar con plena voluntad política y ética, como nos lo demanda la gente de los territorios rurales y urbanos que padecen la violencia y la exclusión, y otros sectores de la sociedad, el proceso de diálogo político entre el Gobierno y el Eln”, fue el mensaje transmitido por ambas delegaciones reunidas en el Hotel Humboldt, en el Cerro Ávila.

Desde el Catatumbo, una de las regiones donde el Eln ejerce mayor influencia, sus habitantes celebraron la reanudación de un proceso que han esperado por años, pues el acuerdo de paz alcanzado con las Farc no fue suficiente para lograr la tranquilidad que siempre han anhelado.


Le puede interesar: Confirman la muerte de los ocho ocupantes a bordo de la avioneta que cayó en Medellín


“Los defensores de derechos humanos de la región del Catatumbo estamos a la expectativa de estos diálogos, pues para una región como el Catatumbo, que ha sido tan violentada por los grupos al margen de la ley, produce mucha felicidad esta renovación de las conversaciones. Esperamos que esto sea para alcanzar una paz verdadera, duradera para nuestro territorio”, manifestó Carmen García, presidenta de la Asociación Madres del Catatumbo por la Paz.

La lideresa social aseguró que es tal el entusiasmo que despierta el reinicio de estas conversaciones, que desde el Consejo de Paz de Tibú comenzaron a trabajar ayer mismo para ver cómo pueden, desde las organizaciones de base, aportarle a la mesa de negociación.

Ese optimismo también lo siente el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, quien es uno de los principales defensores de los diálogos de paz con el Ejército de Liberación Nacional y de la ‘paz total’ que viene liderando el presidente Gustavo Petro, pues es consciente de los beneficios que esto traerá para la región.

Mucho más prudente, aunque no con menos esperanzas de lo que pueda resultar de este proceso, es el representante a la Cámara por la curul de paz del Catatumbo, Diógenes Quintero, quien dijo que si bien este departamento debe celebrar la instalación de la mesa de negociación con el Eln, es importante ser “cuidadosos”, pues a pesar del clima político favorable que ha generado el nuevo Gobierno, “no será una negociación fácil”.


Lea aquí: ¿A los carteles mexicanos ya no les interesa el Catatumbo?


“Desde el territorio y desde el Congreso daremos todo por la paz y aspiramos a que cada paso en el proceso de negociación se sienta en los territorios, para que la gente pueda vivir tranquila, con paz y dignidad”, dijo.

Otro nortesantandereano que aplaudió la reanudación de los diálogos entre el Gobierno y el Eln fue el exministro Juan Fernando Cristo, quien es además una víctima de esta guerrilla.

“El reinicio de negociaciones con el Eln, con la agenda acordada en el gobierno Santos, es muy positivo. Ojalá la sexta sea la vencida. Suerte y éxitos en la mesa. Colombia necesita buenas noticias”, manifestó.

Cristo considera que la coyuntura política actual en Colombia no puede ser mejor para llevar a feliz término esta negociación, “porque hay territorios que sufren mucho en estos momentos”.

Inicialmente se había dicho que un nortesantandereano, el exsenador del Catatumbo, Alberto Castilla, iba a hacer parte del equipo negociador del Gobierno, pero su nombre no apareció ayer en el comunicado oficial en el que presentaron los perfiles de la delegación.

 
‘Construcción de la paz como política de Estado’

Rodeados por miembros de los países garantes en esta nueva etapa de los diálogos (Cuba, Noruega y Venezuela), así como la Misión de Verificación de las Naciones Unidas, las Fuerzas Militares de Colombia y la Iglesia católica, en calidad de acompañantes, los equipos negociadores del Gobierno y la guerrilla manifestaron su intención de construir justicia con cambios urgentes en la sociedad.

“Priorizando a los sectores marginados y abandonados, para un presente y futuro de dignidad con derechos plenos y democracia auténtica, para que Colombia sea potencia de la vida humana y cuidado de los bienes comunes. Compartimos la construcción de la paz como política de Estado”, expresaron las delegaciones.


Le puede interesar: ¿A qué se debe el auge de las farmacias en Cúcuta?


Desde el Ejército de Liberación Nacional plantearon que lo que esperan es que en estos momentos de cambio que vive Colombia haya transformaciones de fondo. “Lo entendemos y nos hacemos responsables”, señaló Pablo Beltrán, jefe negociador del Eln, quien advirtió, además, que entre sus intereses no está ocupar curules en el Congreso.

“Ni el Gobierno le pide al Eln, ni el Eln le pide al Gobierno. Nosotros aprovechamos para dejar esta constancia: el Eln no pide nada, es muy importante, porque algunos nos han dicho cuántas curules quieren en el Congreso; no las necesitamos, el problema es Colombia. Entonces, ¿qué es lo que hay que cambiar en Colombia’, es la voz que queremos darle a la sociedad”, expresó el comandante guerrillero.

 

Por su parte, el comisionado de Paz, Danilo Rueda, aseguró que desde el primer encuentro que tuvieron con la guerrilla se han entregado todas las certezas frente al proceso que comienza.

“Hoy estamos honrando la vida, la vida de tantos seres que ya no están por las violencias (…) esta delegación de paz que se ha constituido en su interior ha desarrollado o iniciado un ejercicio de respeto de las diferencias. Creemos que el respeto a las diferencias nos suma en un propósito común a la vida”, expresó el funcionario.

Los equipos negociadores

El Gobierno confirmó que el siguiente será su equipo negociador en este reinicio de los diálogos con el Eln: Iván Cepeda, Rodrigo Botero García, Olga Lilia Silva López, Horacio Guerrero García, María José Pizarro, Carlos Rosero, José Otty Patiño Hormaza, Álvaro Matallana Eslava, Rosemary Quintero, Dayana Paola Urzola Domico, Orlando Romero y José Félix Lafaurie.

Image
Gobierno de Colombia y el Eln reanudaron conversaciones en Venezuela

 

Por el Eln están: Nicolás Rodríguez Bautista, Pablo Beltrán, Aureliano Carbonell, Bernardo Téllez, Gustavo Martínez, Consuelo Tapias, Silvana Guerrero, Isabel Torres, Óscar Serrano, Vivian Henao, Ricardo Pérez, Cataleya Jiménez, Eduin Restrepo, Américo Trespalacios, Manuela Márquez, Mauricio Iguarán y Simón Babón.

Ayer se anunció, igualmente, que cuatro miembros activos de las Fuerzas Militares de Colombia serán integrantes del equipo de apoyo a observadores del proceso de paz. Ellos son: el mayor general Hugo Alejandro López Barreto, el capitán de Navío Roberto Bonilla Arias, el teniente coronel Rodrigo Mezu Mina, oficial de la Fuerza Aérea, y la mayor Isabel Ozuna Stockl.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Lucy Araque
Lucy Araque
Martes, 22 de Noviembre de 2022
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión