Interventor del Hospital de Ocaña dice que críticas en su contra son ‘cortinas de humo’

Lunes, 22 de Febrero de 2021
El funcionario de la Supersalud ha recibido amenazas a través de redes sociales.

El agente interventor del Hospital Emiro Quintero Cañizares, de Ocaña, Yamil Roberto Blel Cervantes, le salió al paso a las críticas que han surgido en su contra por los honorarios que viene percibiendo por su gestión y denunció que esta situación ha desencadenado amenazas en su contra.

“En perfiles falsos difunden una serie de mentiras, que me estoy robando el presupuesto del Hospital y la verdad siento miedo. Manifiestan que me van a borrar del mapa poniéndome una bomba, que me van a llevar a la zona del Catatumbo a sacar las muelas sin anestesia. Entonces, es una situación bastante difícil”, aseguró.

El interventor desmintió las versiones del presidente de Anthoc Norte de Santander, Aristides Hernández Duarte, en el sentido de que él había recibido $67 millones en el último mes que trabajó, antes de que se suspendiera la intervención.

Lea además Las reacciones que provocó el regreso de la intervención al Hospital de Ocaña

Explicó que él no recibe un sueldo sino honorarios determinados por la Superintendencia de Salud, los cuales corresponden a un porcentaje fijado con relación a los activos de la ESE.

“Simplemente soy una persona contratada para la intervención administrativa, encaminada a sanear el centro asistencial, no para liquidarlo. No percibo prima, ni viáticos; debo pagar la seguridad social por mi cuenta, también impuestos; no tengo vacaciones y de acuerdo con las tablas preestablecidas, recibo $37 millones”, dijo.

En ese sentido, consideró que en casos como el del Hospital de Ocaña se generan muchas “cortinas de humo” para desviar la atención sobre la esencia de la intervención y los hallazgos encontrados. 

Le puede interesar Constantes amenazas contra la vida de Yamil Blel, agente interventor de la Supersalud

He cobrado lo legal desde el 10 de noviembre hasta la fecha y lo invito (a Hernández) a que haga bien las cuentas de $37 millones durante los tres meses”, recalcó.

Blel justificó, igualmente, el sueldo de $6 millones para cada uno de los asesores que tiene, pues dijo que corresponden a unos  honorarios para cumplir con las metas trazadas.

“Obviamente son hombres de confianza y de la costa norte de Colombia, teniendo en cuenta la magnitud de los hallazgos. No se quiere asignar profesionales que puedan interferir en las investigaciones”, señaló.

Image
La opinión
La Opinión