Escuchar este artículo

Reanudación de relaciones debe ser integral y no parcial: Umaña

Viernes, 19 de Agosto de 2022
Ayer se cumplió en Cúcuta el segundo encuentro del Acuerdo de frontera.

Hoy hace siete años exactamente, el gobierno de Venezuela decidió cerrar su frontera con Colombia, partiendo en dos la larga historia de intercambio comercial, cultural y social que caracterizaba a estas dos naciones vecinas, y dejando unas profundas secuelas en la ya débil economía de esta zona limítrofe.


Lea también: Ramiro Suárez llegó a Cúcuta para seguir pagando su condena


La conmemoración de este nuevo aniversario se da, sin embargo, en medio de un ambiente completamente distinto y mucho más esperanzador, porque cada vez parece estar más cerca la posibilidad de lograr la esperada recomposición de las relaciones diplomáticas, consulares y comerciales entre Colombia y su hermana república.

La segunda sesión del Acuerdo de la Frontera que tuvo lugar ayer, en Cúcuta, y en la que participaron, principalmente, representantes de los sectores gremial y empresarial de lado y lado de la frontera, así como delegados del gobierno colombiano, dejó abierta la puerta para una pronta reapertura al comercio de los puentes internacionales que conectan a Norte de Santander con el estado Táchira, aunque  la fecha en la que eso podría suceder sigue siendo incierta.

Estamos ad portas no solo de normalizar las relaciones diplomáticas, sino las relaciones consulares, el paso por la frontera, el transporte entre Norte de Santander y Táchira, la recuperación de las condiciones de seguridad necesarias. Hay que esperar que esa integralidad se desarrolle en el corto plazo, y ese corto plazo es corto plazo”, les anunció el ministro de Comercio, Germán Umaña, a las decenas de asistentes que participaron en el encuentro y entre los que se encontraban directores de Cámaras de Comercio de ciudades como Bogotá, Barranquilla, la Cámara de Comercio Colombo Americana, entre otros.


Lea ademàs: Productos colombianos llegan a Venezuela con sobreprecio


Umaña, quien es optimista de la preparación que se viene haciendo para la reanudación de las relaciones con Venezuela y los pasos que se han dado en esa dirección, fue enfático en que el proceso que se adelanta tiene que conducir a una solución integral y no a un “hecho parcial”.

“Eso lo han venido construyendo los presidentes y cancilleres, y los avances son formidables. (Ellos) han tenido las conversaciones para la recuperación de las relaciones diplomáticas, consulares y lo pertinente a las relaciones comerciales y de inversión, pero claramente en un esquema de seguridad y de conducir a unas relaciones en donde todas las prácticas desleales se eliminen”, dijo Umaña.

 

El funcionario destacó que la presencia en Cúcuta del ministro de Transporte, Guillermo Reyes, no era casual y que lo que se están enviando son señales claras en cuanto a que la circulación por los puentes es posible. Igualmente, manifestó que los diálogos entre las autoridades militares de los dos países avanzan de manera importante.

El mensaje es: integralidad, institucionalidad, seguridad jurídica y personal para poder recuperar nuestra relación con Venezuela en esas condiciones, que será lo que en el futuro nos asegurará la estabilidad en la relación y no volver a tener más la frontera cerrada ni las relaciones rotas”, insistió.

‘El objetivo no es simplemente el comercio’

El ministro de Comercio fue claro ayer en que si bien la expectativa frente a la reapertura de la frontera está puesta, principalmente, en la reactivación del intercambio comercial, el objetivo que se está persiguiendo en este momento por parte de todos quienes participan en el proceso no es solo ese.


Le puede interesar: Rescatan a tres familiares secuestrados en Cúcuta


“No nos equivoquemos, el objetivo que estamos persiguiendo en Norte de Santander y Táchira es cerrar las brechas sociales ante el desarrollo, la creación de empresa, la creación de empleo y la posibilidad de que la relación entre Colombia y Venezuela en la frontera sea virtuosa”, sostuvo el funcionario del gobierno Petro.

Ese fue justamente uno de los llamados que hizo ayer el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, en medio del encuentro binacional, pues insistió en que el relacionamiento que se consiga en adelante debe estar soportado en el desarrollo fronterizo. “Un desarrollo que pasa no solamente por lo económico y comercial, sino lo social y cultural; fundamentalmente un relacionamiento humano”, dijo.

Image
En Cúcuta se desarolló el segundo encuentro del Acuerdo de Frontera./Foto Jorge Gutiérrez-La Opinión

 

Al respecto, Germán Umaña reiteró que en la consolidación de unas nuevas relaciones entre Colombia y Venezuela se le está apuntando a ganar en todo. “En lo humano, en el desarrollo, en la sostenibilidad, la institucionalidad. El camino hacia la integración de las dos naciones es el camino de la frontera, de reemplazar las trochas por pasos tranquilos para las personas, la mercancías, los inversionistas, el turismo”.

Ausencia de autoridades venezolanas

Este segundo encuentro, organizado por el Comité Intergremial de Norte de Santander, Fedecámaras Táchira y la Cámara Colombo Venezolana, ratificó el buen camino por el que avanza el proceso para ‘normalizar’ las relaciones con Venezuela, como se lo ha propuesto el presidente Gustavo Petro,  después del primer acercamiento que sostuvieron, días atrás, los cancilleres de Colombia, Álvaro Leyva, y de Venezuela, Carlos Faría, en San Cristóbal, así como la designación de Armando Benedetti y Félix Plasencia, como embajadores en Caracas y Bogotá, respectivamente.

No obstante, a pesar de que el jefe de Estado colombiano delegó para este nuevo encuentro a dos de los ministros que jugarán un papel clave en la reanudación de las relaciones, como lo son el de Comercio y Transporte, al igual que a su designado embajador Benedetti, llamó la atención la ausencia de una representación oficial por parte del gobierno de Nicolás Maduro.


Lea aquí: Escasez de gasolina venezolana fortaleció rentas de Cúcuta


Inicialmente se tenía prevista la participación del embajador Plasencia, pero finalmente nunca llegó al evento. Tampoco estuvo presente el gobernador del Táchira, Freddy Bernal, quien sí lo hizo en el primer encuentro que se llevó a cabo el 4 de julio en San Cristóbal.

La cuota venezolana se centró básicamente en los gremios y empresarios de ese país, razón por la cual fueron muchos los interrogantes que quedaron en el aire sobre los pasos que se están dando al otro lado de la línea limítrofe para la reanudación de las relaciones, la reapertura de los puentes al transporte de carga, la apertura de consulados y demás trámites.

 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Lucy Araque
Lucy Araque

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda