Escuchar este artículo

Las cuevas, un mundo subterráneo por descubrir

Domingo, 14 de Agosto de 2022
Reciente Ley 2237 vela por la protección de las cuevas en Colombia.

Desprotegidas, abandonadas, esperando ser investigadas por su enorme biodiversidad y guardando un cuarto del agua dulce del país se encontraban las cuevas, cavernas y grutas de Colombia hasta hace pocas semanas que se aprobara la Ley 2237 del 2022 que vela por su protección, conservación y estudio.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Sin embargo, fue gracias a medios de comunicación que esta ley pudo llegar a buen puerto, pues fue necesario el trabajo investigativo que hizo Nicolás Bustamante, un periodista científico que en el 2018 se sumergió en las cuevas más representativas de Colombia y comenzó a documentarlas junto con un equipo de trabajo.

“Lo que más me sorprendió en un inicio, fue ver que muchas de las cavernas que encontrábamos estaban en predios privados, generalmente en fincas de personas con bajos recursos que, por suerte no las utilizaban sino que le guardaban un respeto. Pero eso me dejó pensando porque estamos hablando de un lugar que es una reserva natural muy importante, así como los páramos”, explicó el periodista.

Y es que a medida que se internaba en más y más cuevas junto con Juan Carlos Higuera uno de los pocos espeleólogos (persona que investiga y registra el interior de entornos como cavernas cuevas y grutas) se encontraban cada vez con hallazgos más impresionantes como fósiles de animales extintos y hasta restos humanos que antiguos indígenas ofrendaban en estos lugares muy sagrados para ellos.

“Cuando con nuestro equipo de trabajo estábamos terminando el trabajo periodístico, le avisamos a un senador de ese entonces (Iván Darío Agudelo) sobre la precaria situación en la que se encontraban estos ricos entornos naturales y durante cuatro años se hicieron los procedimientos para consolidar la ley que finalmente fue sancionada el 8 de julio de este año”, explicó Nicolás Bustamante.

Animal de cueva

 

En Norte de Santander

 

Aunque la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor) le aseguró a este medio que no está adelantando o tiene registro de alguna cueva o caverna en el departamento nortesantandereano, en varios municipios se ha comprobado su existencia y algunas de ellas han sido investigadas por estudiantes de la Universidad de Pamplona.

“Lo que me dijo Juan Carlos quien es la persona que nos guió por cuevas de toda Colombia, era que en su mayoría las cuevas estaban en Santander por su condición geográfica. En el país hay registradas unas 300 cuevas, pero en Norte de Santander no visitamos ninguna”, manifestó el periodista.


Le puede interesar: Hablar del suicidio es una necesidad para su prevención


Sin embargo, Jimmy Rolón, un guía turístico de Arboledas, quien se preparó en España para hacer un turismo ecológico y responsable, aseguró que ha encontrado y se ha sumergido en varias cuevas de este municipio, en donde ha encontrado también restos de huesos humanos de pueblos indígenas antiguos.

“Apenas llegamos a Arboledas para trabajar este tipo de turismo responsable, indagamos por veredas, zonas boscosas y montañas identificando los entornos del municipio, en esa búsqueda hallamos varias cuevas entre esas una de la más representativa la Cueva San Miguel”, explicó el investigador turístico.

Allí, Jimmy sostuvo que ni siquiera él ha llegado hasta el final de la caverna, pero en su interior ha encontrado aves, cangrejos, arañas, peces y lo más increíble, como es una formación rocosa labrada por las corrientes de agua, dentro de esta cueva existe una cascada, así como un afluente que la recorre.


Además: ¿Cuánto subirá el galón de gasolina sin el subsidio?


“Es una experiencia impresionante, y los indígenas lo sabían porque allí hacían rituales hace años, lo notamos porque encontramos varios objetos labrados por ellos y abandonados en el lugar. Al ver que era tan importante esta cueva, preferimos solo dejar que entraran estudiantes de geología y biología para investigaciones científicas”, señaló Rolón.

Además, se conoció que en Cucutilla, Gramalote y Lourdes también existen cuevas generalmente hechas por los mismos indígenas para resguardarse de las condiciones climáticas desfavorables, pero que con los años ha sido rodeada de animales, hongos y plantas. 

 

 
Image
Cuevas en Cácota
En Cácota 

 

Un periodista de La Opinión registró, el año pasado, una cueva ubicada en la zona rural de Cácota en el que la tribu indígena de Los Chitareros hacía rituales y además se escondían cuando llegaron los colonizadores al territorio.

Se cree que desde hace 450 años los restos humanos de esta etnia se encuentran en la cueva y fue descubierta por un agricultor que sin darse cuenta, contaba con los predios de la cueva dentro de sus terrenos.


También: ¿Carros venezolanos, en el limbo tras apertura de frontera?


El agricultor narró en ese momento, que hace algún tiempo uno de sus hijos, con un compañero, se dieron cuenta que sobre un costado de la montaña había una cueva y los llenó de curiosidad. 

Ingresaron arrastrándose y al tocar el fondo con un palo se dieron cuenta que entre la tierra había algo que sonaba raro. Escarbaron la superficie y descubrieron que estaban ocultos restos humanos. “Empezaron a destapar cabezas y huesos que fueron dejando a la vista”, sostuvo.

En Cácota hay también cuevas en el sector de Piedra de Ojo, vereda Licaligua, Mata de Lata, Hato de la Virgen, Chinavega e Ícota, entre otros sitios por explorar del departamento.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda