La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

Hospital, PTAR y Tren: ambiciosos proyectos de infraestructura para Norte de Santander

La ANI presentó su nueva estrategia en la ciudad de Cúcuta.
 

 

Ayer, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) llegó a la capital nortesantandereana para presentar su nueva estrategia con la que desarrollará grandes proyectos como universidades, hospitales, acueductos, Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR), entre otros, mediante la implementación el esquema de Asociaciones Público – Privadas (APP). 


Lea también: Negocios verdes se pusieron de moda en la Feria Bioexpo 2023


A través de la iniciativa ‘ANI Social y Productiva’, la entidad que solo se centraba en gestionar proyectos ligados al sector transporte, ahora tendrá la facultad para ampliar la provisión de infraestructura pública y, Norte de Santander será uno de los departamentos beneficiados con este proceso.  

“En Norte de Santander tenemos tres grandes apuestas. La primera, el Hospital Materno Infantil que ya se ha venido trabajando y que permitirá tener una donación del lote para hacerlo realidad; el segundo de ellos es la planta de tratamiento de agua residual que permitirá descontaminar las aguas que hoy tiene la región no sólo para la población de Norte de Santander, sino también para la vecina población de Venezuela y, finalmente, el Tren del Catatumbo, para el cual se estima una inversión de 3.1 billones de pesos, un proyecto que ya está estructurando el Departamento Nacional de Planeación en conjunto con nosotros”, mencionó Jonathan Bernal, vicepresidente de Estructuración de la ANI. 

Bernal indicó que el esquema de las APP es fundamental porque se alinean los incentivos para el sector privado y, además, porque quien diseña y construye la infraestructura es quien quedará operando. 


Lea además: ¿Por qué el comercio entre Táchira y Norte de Santander no despega?


En el encuentro hizo presencia el ministro de Transporte, William Camargo Triana, quien manifestó que esta iniciativa es importante estratégicamente para el país, porque le da la posibilidad a la ANI de acompañar proyectos diferentes al sector transporte y que van a ayudar a cerrar las brechas sociales en las regiones más apartadas del territorio nacional. 

“Lo que estamos buscando es que las inversiones tengan un sentido de integralidad en salud, en educación, en saneamiento básico, en infraestructura para productividad y mejorar la competitividad de los territorios y, adicionalmente, posibilitar oportunidades para todos los colombianos”, dijo el ministro. 

Por su parte, el alcalde de Cúcuta, Jairo Yáñez expresó su satisfacción de que al fin haya una luz verde para materializar estos proyectos que llevan un proceso de estructuración de casi cuatro años, especialmente el de las PTAR que, según indicó, ya se encuentra en fase tres. 


Entérese: Revocan la candidatura de Jorge Eduardo Mora a la Gobernación de Norte de Santander


“Esta reunión es fundamental y es histórica, es la cuota inicial para que los próximos gobiernos se empoderen de que la constitución de proyectos es la base de los sueños que poco a poco se convierten en realidad”, dijo Yáñez. 
 

El ministro de Transporte, William Camargo, hizo parte de la firma del convenio entre la ANI y la Financiera de Desarrollo Nacional .

 

Proyectos 

Frente al proyecto de las PTAR, se conoció que la inversión que se requiere para su construcción asciende a los 1.1 billones de pesos. 

El plan está estructurado en dos sistemas: el primero es la Planta Pamplonita con la PTAR El Peñón (2.600 litros por segundo), en donde se tratará el 80 por ciento de las aguas residuales de Cúcuta, Villa del Rosario y Los Patios.


Lea aquí: Reabrirán el paso por el puente La Unión en Puerto Santander


Y el segundo sistema es el Tonchalá (600 litros por segundo), con la PTAR del mismo nombre que tratará el 20 por ciento de las aguas residuales de Cúcuta y San Cayetano.

La etapa de construcción será de 24 meses, mientras que la de operación y mantenimiento están proyectadas por 168 meses, es decir, 14 años.  

En cuanto al Hospital Materno Infantil, el sitio propuesto para su construcción es la Fundación Virgilio Barco. 

Allí se proyecta la instalación de 140 camas para prestar servicios médico-quirúrgicos de baja y mediana complejidad para población materno-infantil y con los que se esperan beneficiar a 780.000 personas. 


Más información: Intentó fugarse de una clínica y terminó muerto por un balazo de la Policía


La etapa de construcción será de 24 meses y la de operación y mantenimiento por 216 meses que equivalen a 18 años. 

El proyecto a la fecha se encuentra contemplado dentro del Programa territorial de rediseño, reorganización y modernización de la red pública de prestación de servicios de salud de Norte de Santander, aprobado por el Ministerio de Salud y Protección Social. 

Además, cuenta con un interés preliminar de un donante europeo, interesado en subsidiar parte de la inversión requerida que asciende a los 235.000 millones de pesos. 

Ambos proyectos son estructurados por la Corporación Financiera Internacional (IFC). 


Le puede interesar: ¿Qué contempla el plan de expansión de Avianca para Cúcuta?


Y en materia ferroviaria está el Tren del Catatumbo, para el cual se tiene estimada una inversión de 2.5 billones de pesos.

Actualmente, el Departamento Nacional de Planeación con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en coordinación con el Ministerio de Transporte y la ANI se encuentran en proceso de contratación del estudio de prefactibilidad técnica, socioeconómica, ambiental, predial, financiera y jurídica, el cual se estima adjudicar en el mes de octubre. 

El ministro de Transporte, William Camargo, hizo parte de la firma del convenio entre la ANI y la Financiera de Desarrollo Nacional .

 

Vía Ocaña-Cúcuta

La Opinión aprovechó la visita del ministro de Transporte, William Camargo Triana, a la ciudad de Cúcuta, para consultarle sobre el por qué la habilitación del paso por la carretera Ocaña-Cúcuta que se tenía prevista para mañana primero de octubre, ya no se dará. 

“Aquí hay una situación y es una realidad no solamente de Colombia, sino del mundo entero, que los ingenieros a veces somos muy optimistas y se nos olvida que hay afectaciones climáticas y situaciones que terminan afectando los programas de obras y es una situación que se nos presentó con El Tarrita”, dijo Camargo. 

El funcionario detalló que se espera habilitar el tráfico vehicular en la segunda semana de octubre, pero no quiso precisar ninguna fecha, al asegurar que esto depende no solamente de las condiciones de intervención de la maquinaria y los equipos, sino también de las condiciones climáticas para poder entregar la obra. 


Lea también: Esta es la visa que necesita para trabajar temporalmente en Estados Unidos


Frente a la consulta de cuál es la solución definitiva que plantea el Gobierno para poder superar esta emergencia en la vía Cúcuta-Ocaña, teniendo en cuenta que los puentes militares solo se mantendrán temporalmente, el ministro indicó que esto depende de la disponibilidad de recursos. 

“En un país con 240.000 kilómetros de red vial, los recursos hay que distribuirlos para todos los departamentos y en esa medida lo que buscamos es habilitar la infraestructura a las condiciones de sección vial que tenían antes de los deslizamientos que hemos tenido”, concluyó.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion . 

Image
Deicy Sifontes
Deicy Sifontes
Sábado, 30 de Septiembre de 2023
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día