Escuchar este artículo

Alerta por posible arremetida del Eln en dos municipios de Norte de Santander

Miércoles, 21 de Abril de 2021
La Opinión conoció unos audios que reflejan la alarma de la Policía en San Calixto y Hacarí ante eventuales acciones de la guerrilla.

Las autoridades en Norte de Santander están bajo alerta de una posible arremetida del Ejército de Liberación Nacional (Eln) contra la Policía en San Calixto y Hacarí, dos municipios golpeados históricamente por el conflicto armado que se vive en el Catatumbo.

En unos audios conocidos recientemente por La Opinión, en los que, al parecer, habla un oficial de la Policía del departamento, se hace referencia a la información de inteligencia que tiene la institución, por lo que se dan indicaciones de seguridad a los policías de estos municipios, con el fin de que se redoblen las estrategias de control.

Según el informe, el frente Carlos Armando Cacua sería el encargado de iniciar la ofensiva con explosivos y fusiles.

“Alias Kevin le ordenó a ‘Giovanni’, que es explosivista, que prepare explosivos y munición calibre 7.62 para atacar a la fuerza pública”, se escucha en uno de los audios de la Policía.

Entre tanto, el coronel Carlos Martínez, comandante de la Policía de Norte de Santander, aseguró que este tipo de amenazas de ataques están latentes en todo momento, por lo que siempre persiste en mantener las estrategias de seguridad.

“Ellos (Eln) tratan de intimidar y asustar a la Policía, pero la única decisión clara es que los vamos a seguir persiguiendo y a continuar golpeándolos”, resaltó el oficial.

El coronel Martínez aseguró que están trabajando de la mano con el Ejército para reforzar los controles en los diferentes municipios del departamento.

Dos policías heridos
La tarde del sábado fueron atacados a bala dos policías que adelantaban patrullajes de registro y control en en la carrera 7 entre calles 5 y 6, del barrio El Carmen, en Tibú.

Los policías estaban requisando a un hombre y de repente los motorizados abrieron fuego contra los uniformados, eso fue impresionante porque había mucha gente”, contó un testigo.

Los uniformados quedaron gravemente heridos y fueron auxiliados en una camioneta del Ejército que los trasladó rápidamente a un centro médico y posteriormente a Cúcuta, en helicóptero.

El coronel Óscar Mauricio Rico Guzmán, comandante encargado de la Policía de Norte de Santander, aseguró en ese momento que sus hombres estaban sirviendo a la comunidad cuando fueron víctimas del ataque a bala en un hecho “cobarde en el que les causaron lesiones en las piernas, los brazos y un disparo a la altura del pómulo derecho que tiene grave a uno de ellos”.

El oficial añadió que piden a la comunidad “que les sigan brindando información que hasta el momento ha surtido efecto. Estamos con unidades del Ejército haciendo ‘plan candado’ en la jurisdicción. Prontamente lograremos el paradero de estos sujetos que han querido manchar el servicio de estos dos uniformados”, dijo el coronel.
 

Image
La opinión
La Opinión