Escuchar este artículo

Mototaxistas de Ureña están cansados de la piratería

Martes, 7 de Junio de 2022
El trabajo se ha reducido al punto que no perciben ingresos suficientes para el pago de los impuestos.

Integrantes de las líneas de mototaxis legalmente establecidas en la población fronteriza de Táchira, Pedro María Ureña, están cansados de los mototaxis piratas que sin pagar los debidos impuestos les quitan el empleo a las empresas de transporte local que sí realizan dichos pagos.

Daniel Medina, presidente de una asociación civil de mototaxistas local, hizo un llamado a los entes gubernamentales para que solucionen y regulen la actividad ilegal de mototaxis, en vista que se están viendo afectados por las prestaciones de servicio ilegales.

“Se ponen un chaleco y fingen que son mototaxistas, pero no son como nosotros, líneas organizadas que pagamos impuestos, estamos al día y pagamos las patentes del registro de nuestras líneas”, detalló.

Medina relató que el trabajo se ha mermado en un 70%, en vista que los piratas les quitan los clientes y piden que este problema llegue a su fin.

Lea: Transportadores del Táchira claman por más litros de combustible

Algunas líneas locales ya comenzaron a ver reducido los ingresos, lo que limita el pago de impuestos porque no hay pasajeros para tantos motorizados laborando en las calles de la población.

“Nosotros no tenemos un suministro de gasolina a precio subsidiado, tenemos que comprarla a precios internacionales, repagada en la calle porque en el municipio no hay bomba a precio subsidiado que nos avale a nosotros como gremio”, refirió el mototaxista.

En Ureña existen un total de 680 mototaxistas en 20 líneas legalmente establecidas. Una carrera corta en moto cuesta entre 2.500 y 3.000 pesos colombianos, lo que origina un margen de ganancia entre 25.000 y 30.000 pesos al día.

Aquí también: Extinción de dominio en Cúcuta a contrabandista de zapatos

La situación en el municipio fronterizo es que en la localidad no hay suficientes fuentes de empleo. La única forma de generar ingresos para el grueso de habitantes es mediante el transporte de personas, indicó el concejal Carlos Taborda.

Gremio de mototaxistas de Ureña exigen que regulan la actividad ilegal. Foto Anggy Polanco / La Opinión

“Producto de la crisis económica del país, la gente optó por buscar esa vía. Como la zona industrial fue paralizada, la gran mayoría se dedicaron a mototaxi y otros laboran en Cúcuta. Todo el comercio está prácticamente cerrado”, puntualizó el dirigente de Ureña.

Rafael Sánchez, presidente de la Línea Ruta 2 de Ureña, relató que anteriormente hacían al menos 30 carreras diarias, ahora se han reducido a una 12 carreras, motivo por el cual han tenido que alargar las horas de trabajo para captar más clientes, arriesgando sus vidas y laborando hasta altas horas de la noche.

Indicó que ya en sus casas ha visto reducido el mercado que llevan a sus casas. “Uno vive aquí del “rebusque”, el trabajo se ha vuelto muy escaso por el cierre de los puentes, la única manera de sobrevivir es de mototaxi”, añadió.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda