Escuchar este artículo

Transportadores de Táchira piden vía

Jueves, 3 de Junio de 2021
A primera hora de la mañana fue reforzado con vallas el acceso peatonal al canal humanitario, que es el único paso habilitado por Venezuela sobre los puentes internacionales.

Colombia abrió este miércoles sus fronteras con Venezuela, país que mantiene cerrados sus pasos fronterizos con la única excepción del canal humanitario habilitado desde la pandemia. Por esta razón, cerca de 200 transportistas de carga reunieron sus camiones a pocos metros de la Aduana de Ureña para protestar, exigiendo la apertura de los puentes internacionales.

Piden se les respete su derecho al trabajo y una vida digna, pues muchos han tenido que vender propiedades e incluso electrodomésticos y enseres para alimentar a sus familias.

Desde la óptica de los transportistas y demás sectores productivos, los contenedores son la única limitación para reactivar la economía de la frontera, que desde el año 2015 se ha derivado hacia las trochas como alternativa a la generalizada crisis social y económica que atraviesa Venezuela.

Isabel Castillo, presidente de la Cámara de Comercio de San Antonio, durante una reunión ampliada de todos los gremios, precisó que acordaron insistir en el retiro de los contenedores para desbloquear los puentes internacionales y la coordinación de las autoridades gubernamentales para lograr “una frontera segura, en paz, armónica y organizada”.

Aparente calma

Aunque las calles de San Antonio y Ureña reflejan aparente normalidad, en el ambiente se respira una tensa calma, aderezada por las acciones preventivas tomadas por la Guardia Nacional que apuntan al estricto control en el paso fronterizo.

A primera hora de la mañana fue reforzado con vallas el acceso peatonal al canal humanitario, que es el único paso habilitado por Venezuela sobre los puentes internacionales. 

Medio centenar de funcionarios motorizados y tropa de a pie, vestidos con equipos antimotines, se resguardaron en la sede del Seniat, lo que les permite inmediata respuesta ante una eventual acción de protesta tanto en el puente Simón Bolívar como hacia la avenida Venezuela.

Cerca del mediodía desplegaron tanquetas en ambos canales de la avenida Venezuela y las calles adyacentes inmediatas a la Aduana Principal de San Antonio.

Mientras tanto, las trochas fueron  cerradas dejando a cientos de personas imposibilitadas de pasar a hacer sus trámites o regresar a sus hogares.

Una sola petición

Tanto los gremios empresariales, como los ciudadanos comunes coinciden en reconocer como una oportunidad especial la apertura fronteriza colombiana y piden al gobierno venezolano homologar la medida.

“Ni siquiera es necesario que se pongan de acuerdo”, dijo Alexis Herrera, habitante de San Antonio,  quien destacó que tanto Colombia como Venezuela pueden implementar sus propios protocolos de bioseguridad. 

“Yo lo que le pido a Maduro es que abra esos puentes de una vez”, dijo  Esperanza Rodríguez, habitante.

Image
Eilyn Cardozo