El legado del procurador Carrillo

Martes, 9 de Febrero de 2021
El exprocurador Fernando Carrillo Flórez tiene una trayectoria admirable porque desde muy temprano tenía claro que su futuro estaba en la política y la academia.

No voy a referirme en esta columna a la gestión del exprocurador Luis Fernando Carrillo Flórez, sería una osadía hacerlo siendo que no tuve ni tenía por qué tener información privilegiada de su desempeño en ese destino. Sí he seguido de cerca su trayectoria profesional y política que, en mis cálculos, empezó en mi época universitaria en Barranquilla, donde el mismo Carrillo Flórez pasaba temporadas de vacaciones, de pronto porque tenía familiares, siendo que su abuelo, el poeta Julio Flórez Roa - el autor de Flores negras y Todo nos llega tarde - vivió y murió en Usiacurí, pueblo atlanticense que hoy es sitio de “peregrinación”, precisamente por eso.

El exprocurador Fernando Carrillo Flórez tiene una trayectoria admirable porque desde muy temprano tenía claro que su futuro estaba en la política y la academia. Primero, como líder de Juventudes del Nuevo Liberalismo, movimiento político del excandidato presidencial Luis Carlos Galán Sarmiento, y a los 21 años, dictando clases de Derecho Constitucional y Derecho Económico en importantes universidades bogotanas. Luego participó en la promoción de la célebre “Séptima papeleta” que dio origen a la convocatoria de la Asamblea Constituyente, donde fue uno de sus miembros y se expidió la actual Constitución política de Colombia. Fue ministro del Interior con César Gaviria Trujillo, Ministro de Justicia nombrado por Juan Manuel Santos y director de la Agencia Jurídica de Defensa de la Nación. 

Todo esto para indicar que lo de Fernando Carrillo es la academia, donde logró formar tantos abogados con énfasis en economía, principalmente en la Universidad Javeriana. Así las cosas, su retiro de la Procuraduría General de la Nación, por periodo cumplido, no podía ser de otra manera, porque aunando esfuerzos con el expresidente de la Corte Constitucional Manuel José Cepeda Espinosa, y con Andrés Gómez Roldán, profesor de derecho constitucional y administrativo, publicaron, a través del Instituto de Estudios del Ministerio Publico, el libro “El legado constitucional. 30 años de la Constitución Política de Colombia”, que no es otra cosa que la Constitución política actualizada, concordada, con los antecedentes de la Asamblea Nacional Constituyente - ANC - jurisprudencia actualizada. Aunque esto de Constituciones y leyes actualizadas es un decir, si tenemos en cuenta que todos los días surgen modificaciones a los códigos, como la nueva jurisprudencia sobre lenguaje inclusivo, las nuevas reglas sobre desalojos y la de requisito de convivencia para heredar pensión, que quedaron por fuera del libro, por ser posteriores a la publicación. 

 Viene a mi memoria que cuando los editores de la famosa Enciclopedia Británica decidieron pasar a internet lo justificaron diciendo que “Una enciclopedia impresa es obsoleta en el minuto en que se imprime, mientras que la edición en internet se actualiza constantemente”. Yo lo recomiendo, junto con los textos del profesor Iván Vila Casado, que también son infaltables.

*** 

Lamento profundamente el fallecimiento de los amigos Guido Antonio Pérez Arévalo y Eloy Mora Peñaranda, exponentes ilustres en sus profesiones y miembros activos y apreciados de la Academia de Historia de Norte de Santander. Mis condolencias a familiares y amigos. ¡Que en paz descansen, Guido y Eloy!