Escuchar este artículo

Estudiantes de La Libertad, futuros emprendedores

Viernes, 12 de Noviembre de 2021
Los jóvenes adelantan proyectos ambientales y de contabilidad.

Cada año, la Institución Educativa Monseñor Jaime Prieto Amaya realiza una feria microempresarial, “Expo-Innova”, con los estudiantes de 10° y 11°, con el objetivo de que los jóvenes den a conocer los proyectos que han desarrollado a través del proceso de formación que adelantan con el Sena (Servicio Nacional de Aprendizaje), en este caso Gestión Contable y Comercio Internacional.

Le puede interesar: En Norte deberán garantizar los servicios de salud sexual y reproductiva a todas las mujeres

“La idea es que ellos comiencen a emprender, a tratar de crear sus propias empresas y compartir con la comunidad sus aprendizajes frente al Comercio Internacional y Gestión Contable. Queremos que ellos potencien todas las habilidades que tienen y por eso es importante que socialicen lo que han hecho y que los otros compañeros reconozcan la evolución que han tenido frente a estos procesos”, explicó José Alexis Martínez López, rector del plantel educativo.

El directivo señaló que, la meta es incentivar a los estudiantes para que continúen con sus estudios técnicos, tecnológicos y/o profesionales, pero a su vez, sigan emprendiendo, para que no quede solo en la presentación de una asignatura o en este caso, de la técnica con el SENA.

Aunque en pandemia no pudieron adelantar la feria, hicieron una socialización virtual con las investigaciones adelantadas, ya que debido a las restricciones por la pandemia y en vista de que estaban en modalidad virtual no podían realizar trabajo de campo, sin embargo, esto no fue impedimento para que los jóvenes siguieran aprendiendo.  

“Los emprendimientos son importantes, independientemente de la técnica que vayan a hacer. Emprender es esa acción que tenemos nosotros de transformar nuestra vida, de querer realmente querer hacer algo y apasionarnos por algo. Invito a todos los estudiantes y docentes a seguir esa ruta de emprendimiento”, expresó Martínez.

El colegio actualmente está en presencialidad con 1.100 estudiantes de los 1.440 que están matriculados.

“Empezamos con el 65% de los niños, pero ya estamos en el 72%. Queremos para el otro año trabajar con todos los estudiantes. Nosotros trabajamos en dos franjas, un día viene la mitad del colegio y al otro día viene la otra mitad. Tenemos aulas híbridas entonces en los salones tenemos computadores, televisores e internet para que los niños que están en casa se puedan conectar a las clases de forma paralela con los que asisten de manera presencial”, agregó el rector.

Image
Los estudiantes participaron de diferentes actividades folclóricas. / Foto: Jorge Gutiérrez / La Opinión

 

Proyectos 

Luis Correa, estudiante del grado 11 junto con otros tres compañeros forma parte del grupo de “Producción de empaques para auriculares Over-Ear con destino a México”, esto desde la técnica de Comercio Internacional.

Lea aquí: Esto piensan los cucuteños sobre salir a votar la revocatoria

El objetivo es hacer empaques innovadores que contribuyan a disminuir la contaminación ambiental, ya que la estos poseen unos paneles solares que permiten “tener y brindar energía a los audífonos y a cualquier otro artefacto tecnológico”.

Quieren disminuir los índices de basura electrónica, destacando que Colombia es uno de los países en los que se encuentran bastantes residuos de este tipo como computadores, celulares y otros accesorios tecnológicos.

“Queremos darles una segunda oportunidad a esos productos para fortalecer nuestro ejemplo hacia al mundo y extraer los metales que estos puedan ofrecernos y darle forma al empaque”, agregó Correa.

Luis envía un mensaje a todos los jóvenes para que inviertan su tiempo en lo que más les guste y generen proyectos que ayuden a disminuir alguna problemática, en su caso, contribuir a frenar la contaminación ambiental.

Image
Proyecto educativo en La Libertad. / Foto: Cortesía / La Opinión

 

Por su parte Miguel Carrillo, también de la técnica de Comercio Internacional y del grado 11, relató que su proyecto está enfocado en la creación de empaques biodegradables para exportar café, hechos de esparto, fibra obtenida de algunas plantas silvestres.

Entérese: Crece invasión del espacio público en centro de Cúcuta

“La idea es diseñar un tejido llamado pleita totalmente artesanal con un preforrado elaborado con hoja de alga y hoja de arroz los cuales son utilizados en el sector gastronómico, para los moldes de las tortas en la repostería y envolviendo diferentes tipos de bollitos”, dijo Carrillo.

La idea es que la bolsa no solo sirva para exportar café, sino que más adelante se puedan exportar otros tipos de grano del sector agrícola y, a su vez, para sustituir el uso de bolsas plásticas en los hogares.

Para Miguel, esta es una gran oportunidad, pues, aunque aún no tiene claro si se va a especializar en esta área, ha aprendido sobre la importancia de adelantar proyectos en pro del medio ambiente y adquirir nuevos aprendizajes.

“Para poder crear un proyecto innovador hay que concentrarse en el presente, en la actualidad y también a futuro, para poder hacer algo muy creativo, por ejemplo, nuestro empaque es para exportar el café, pero se puede utilizar para otras cosas, además es totalmente biodegradable”, indicó. 

Contabilidad

Karen López Vergel pertenece al programa de Gestión Contable. Ella y su equipo implementaron un libro diario contable a una papelería del sector, con el objetivo de asesorar a los propietarios de este negocio en todo lo relacionado con la contabilidad.

“Vimos la necesidad de implementar un libro diario para que llevara de forma cronológica todos los registros contables, las ventas y todo lo adquirido. Queremos llevar estos conocimientos a demás personas”, dijo López.

Para Karen, la contabilidad es una gran carrera, pues abre puertas en todos los sectores.

“Gracias a los conocimientos de contabilidad, pudimos ayudar a una persona que apenas estaba comenzando y obtuvimos buenos resultados”, mencionó Brayan Castro, otro de los integrantes del proyecto con la papelería.

Por último, Jorge Mauricio Arenas,  estudiante de la técnica de Gestión Contable del grado 11, explicó que adelantaron también un proyecto de libro contable, pero a una mueblería.

“El objetivo es asesorar al personal de la unidad productiva y sobre todo al dueño para que puedan tener un control veraz de los ingresos y gastos de la empresa y que no tengan pérdidas”, dijo Arenas.

Ermer Romero, compañero de Mauricio comentó que, “la técnica de contabilidad nos abre muchas puertas, ya que adquirimos nuevos conocimientos y ayuda a emprender como tal. La técnica no nos deja solo en número, sino que también nos enseña a crear empresa y proyectar nuestros sueños”.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion . 

Image
Estudiantes del proyecto de contabilidad. / Foto; Cortesía / La Opinión
Image
Deicy Sifontes
Deicy Sifontes

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas