Escuchar este artículo

¿Por qué subió la tarifa de energía eléctrica en Cúcuta?

Jueves, 22 de Septiembre de 2022
El aumento gradual del precio del kilovatio comenzó en enero de 2021.

En marzo de 2020, cuando la pandemia de la COVID-19 llegó a Colombia, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) solicitó a las electrificadoras aplicar la opción tarifaria de congelar precios, es decir, mantener fijo el valor del kilovatio, acumular saldos y después, cuando se terminara la crisis, las empresas comenzaran a recuperar saldos pendientes.

Las comercializadoras de electricidad a nivel nacional, pese que mantuvieron las mismas tarifas durante ese período, les tocó asumir la variación impuesta por los generadores de electricidad, los transmisores y los distribuidores. Por ello, comenzaron un aumento gradual, a partir de enero de 2021. 


Lea además: ¿Cuánto paga cada estrato por energía eléctrica?


De acuerdo con José Miguel González, gerente de Centrales Eléctricas de Norte de Santander (CENS), entre diciembre de 2020 y enero de 2021, la tarifa creció un peso (0,1%). 

“Nosotros esperábamos que la tarifa empezara a bajar, para recuperar esos saldos acumulados y después que siguiera fluctuando. Pero eso no pasó. Desde enero de 2021, lo que hicimos fue aumentar lo mínimo que nos permite la regulación, para aliviar el traslado de los costos reales a los usuarios, porque la tarifa real siguió fluctuando”, agregó.  

González indicó que optaron por un alza gradual de 0,6% mensual en 2021, un costo por debajo de la tarifa real, para incremento anual de 7%, aunque debió ser del 11%, según la tarifa establecida por la CREG. El alza aplicada por CENS este año va en 23%, cuando la tarifa real se ubica en un 27%.

El gerente de CENS manifestó que este escenario con las tarifas llevó a que a septiembre de 2022 los saldos acumulados por ese congelamiento sean de 133.000 millones de pesos. Explicó que esta situación se debió a que el Índice de Precios al Productor (IPP) tuvo un crecimiento en 2021 del 18%, mientras que este año va en 15,5%, a corte de agosto.


Lea también: Cúcuta debe ser un ‘hub de salida de los venezolanos’


El gerente de la electrificadora precisó que en diciembre de 2021, los saldos acumulados se ubicaron en 147.000 millones de pesos, por lo que han podido recuperar un poco ese dinero, importante para la sostenibilidad de las redes y la prestación del servicio.

 

Image
Saldos pendientes

 

“Debimos tener una sensibilidad muy grande con nuestro usuarios. Veníamos en diferentes espacios gremiales preguntándonos qué vamos a ser de cara a estas variaciones y los saldos acumulados, pero también de cara a los clientes. Al final, parte de estas reflexiones se juntaron en el encuentro de los prestadores de servicios públicos en la costa, para buscar soluciones”.


Le puede interesar: Sistecrédito creció 137% en usuarios en el primer semestre de 2022 


La expectativa de CENS del valor máximo de la tarifa será de $1.040 en julio 2023, pero para evitar este escenario, el Gobierno Nacional viene buscando acuerdos con la cadena de la energía eléctrica, con el fin de que antes de finalizar el año se vea reflejada en las facturas una reducción del precio del kilovatio. 

La empresa se había proyectado, el mes pasado, que esos saldos acumulados se recuperarían a enero de 2024, antes de que la administración de Gustavo Petro decidiera intervenir las tarifas. Por lo que ahora deben esperar otro escenario distinto. Se prevé que el costo baje, y gran parte de esa responsabilidad la tienen los generadores de energía.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
Leonardo Favio Oliveros Medina
Leonardo Favio Oliveros

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda