Escuchar este artículo

Las Américas

Miércoles, 3 de Noviembre de 2021
Es de vital trascendencia cumplir a cabalidad lo expuesto en el programa para que esa ruta quede en óptimas condiciones de transitabilidad, tanto de vehículos como de peatones, con andenes, parques y elementos de mobiliario urbano.

En redes sociales, que son ahora un escenario importante del foro, se notaron reacciones múltiples al anuncio de la Alcaldía de Cúcuta de invertir $20.100 millones en la recuperación de la Avenida de Las Américas.

El proyecto expuesto por la administración municipal despertó múltiples expectativas entre quienes en los barrios que son cruzados por la vía, como entre quienes transitan a diario por ella, luego la misión es cumplir para evitar una gran frustración.

De acuerdo con lo estipulado, la Alcaldía de Cúcuta, por medio de la Secretaría de Infraestructura, firmó convenio interadministrativo con el Área Metropolitana de para los estudios, diseños, mejoramiento y realineamiento de la avenida Las Américas. La intervención se tiene proyectada desde la avenida Los Libertadores hasta la autopista de Atalaya, con 4,6 kilómetros en doble calzada.

Y es que no nos digamos mentiras, han sido tantos los planes viales presentados como la panacea, pero que después terminan llenos de problemas o al final no solucionan lo prometido, bien sea porque los presupuestos no alcanzaron o como consecuencia de cambios en los diseños inicialmente expuestos a la ciudadanía.

En ese mismo sentido, la frustración ciudadana registra un alto índice al notar a lo largo de los años que no hubo voluntad por parte de los gobiernos locales para emprender una obra de envergadura en dicha vía arteria, enfrentando problemas como el de las arcillas expansivas, siendo entonces la oportunidad para que en esta ocasión la Alcaldía lo asuma como un proyecto bandera de gran importancia para la ciudad. 

Pero aquí también viene una pregunta que surge de la gente: ¿por qué las obras no empiezan ya? El interrogante se refiere al por qué debe esperarse a que transcurran más de seis meses para el inicio del proyecto, mientras las condiciones de deterioro se vuelven más complicadas.

Los expertos de la Alcaldía y del Área Metropolitana deberían evaluar el factor tiempo y acelerar  para que el anhelado comienzo del plan que iría a transformar la avenida de Las Américas se pueda empezar antes, y no mediados del año entrante como está contemplado, durante un lapso de 18 meses.

Por los motivos expuestos, es de vital trascendencia cumplir a cabalidad lo expuesto en el programa para que esa ruta -que sirve para el desembotellamiento del Aeropuerto y El Salado conectándolos con la ciudadela Juan Atalaya y que sirve de acceso a 17 barrios- quede en óptimas condiciones de transitabilidad tanto de vehículos como de peatones, con andenes, parques y los suficientes elementos de mobiliario urbano.

Porque realmente cruzar, hoy, Las Américas es un camino tortuoso, en donde los carros y motos caen inexorablemente en los huecos que le generan una característica propia de las trochas, que en tiempos de lluvia igualmente dificulta el tránsito de los vehículos de transporte urbano y los particulares, hecho que ha desatado las quejas y reclamos de la comunidad para que sea sometida a los arreglos, de manera urgente.

Otro factor a tener en cuenta es que así no se pueda arrancar antes de lo planeado, por asuntos relacionados con la cuestión geológica y predial, lo fundamental en que los encargados de llevar a cabo la obra la hagan cumpliendo el proyecto como está estipulado, dentro del tiempo pactado y ajustado al presupuesto asignado, para evitar los famosos adicionales, las modificaciones o aplazamientos y el pedido de más semanas o meses para terminar, porque Las Américas no aguantan más. 
 

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Contenido Patrocinado