La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

Node empresa

¿Cómo planificar el crecimiento de un negocio?
Proponen 5 pasos para planificar una estrategia ganadora para un negocio
La opinión
La Opinión

¿Cómo planificar el crecimiento de un negocio?

Proponen 5 pasos para planificar una estrategia ganadora para un negocio

Para que un negocio crezca y llegue al éxito es imposible administrarlo de manera improvisada o sobre la marcha. Pese a que uno como emprendedor debe estar preparado para eventualidades y retos inesperados, la planificación es esencial para lograr nuestros objetivos empresariales.

El doctor financiero de Mibanco propone 5 pasos para planificar una estrategia ganadora para un negocio:

Analice su negocio

Analice la esencia de su negocio, define qué vende, qué compran sus clientes, revise las fortalezas como negocio y en qué es particularmente bueno o qué debería mejorar.

Analice a su cliente 

Para que le dé un valor diferenciado pregúntese: ¿Quiénes son sus clientes? ¿Cómo los puede dividir o agrupar?, revise cuáles son los hábitos de compra, frecuencia de compra, estado civil, gustos y personalidades.


Le puede interesar: El 23% de la energía del centro comercial Ventura Plaza será solar


Analice el entorno de su negocio

Macroentorno: compuesto por todo aquello que le afecta pero que no puede cambiar como la economía, la tecnología, la política, la sociedad, la pandemia. Por lo tanto, lo que uno debe hacer es tratar de sobrellevar la situación (si es un contexto difícil) o encontrar oportunidades.

Microentorno: son igualmente elementos externos a la empresa, pero con los que el negocio interactúa. Existen 5 fuerzas con las que interactúa un negocio:
Clientes: un cliente tendrá mucho poder de negociación cuando hay muchos negocios que ofrecen lo mismo o cuando compra en cantidades grandes.

Proveedores: si un proveedor tiene mucho poder, podrá incidir en los costos del negocio, por eso se recomienda que uno tenga varios proveedores. 
Productos sustitutos: Vigile si hay cambios de precio importantes en aquellos productos que tienen el mismo objetivo que el suyo, ya que puedan afectar las ventas de su negocio.

Competencia actual en el mercado de negocio: revise si su negocio es altamente competitivo, o, en otras palabras, si hay muchas personas ofreciendo lo mismo.


Lea también: Grupo Suites proyecta duplicar sus ingresos en 2022


Arme su estrategia para vender más

¿Por qué el cliente debería comprarle? ¿Cuál es su diferenciación con respecto al resto? Construya su valor diferencial, que puede ser por el producto, la variedad, tipo de servicios, promociones, atención al cliente.
Si no logra establecer una diferencia con respecto a la competencia el cliente no tendrá otra opción que basar su decisión de compra evaluando y comparando solamente el precio, y eso efectivamente es lo que se quiere evitar. Para ello uno debe ofrecerles valor agregado.

¡Tome acción!

Debe trazarse objetivos, los cuales deben ser claros, específicos, medibles, alcanzables y con fecha límite en el tiempo. Si uno no los construye de esta manera, no es un objetivo, sino un bonito deseo.  

Importante, realice un cuadro que plasme los objetivos, actividades críticas (¿qué se tendrá que hacer para alcanzarlos?), indicadores (¿cómo se medirá el resultado de las acciones?), fecha límite (¿cuándo se compromete a realizar cada acción?) y quién será el responsable de cada actividad.

racias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Miércoles, 27 de Julio de 2022

Node empresa relacionada

Cúcuta se ha caracterizado por su desarrollo a través de procesos de urbanización ilegal o informal.
La opinión
La Opinión

Como muchas otras de las ciudades de Colombia y Latinoamérica, Cúcuta se ha caracterizado por su desarrollo a través de procesos de urbanización ilegal o informal.

Este proceso varia de intensidad y extensión, en unas ciudades más que en otras, pero en todos los casos se caracteriza por albergar población procedente principalmente de procesos migratorios del campo a la ciudad y en la última década, de procesos migratorios de extranjeros provenientes principalmente de Venezuela.

De esta manera,  las personas que viven en este tipo de urbanizaciones hacen parte de la población vulnerable que generalmente tiene un alto grado de pobreza y bajo nivel de escolaridad, y gracias a que estas urbanizaciones ilegales son la única alternativa accesible para resolver su necesidad de vivienda, existen urbanizadores ilegales que se dedican a “urbanizar” y vender lotes y viviendas que no cumplen con la normatividad urbanística, legal ni ambiental y someten a los habitantes a vivir en bajos estándares urbanos y sociales.


Le puede interesar: Tres sectores pilotos para impulsar el emprendimiento y la innovación en Norte de Santander


Uno de los casos más reconocidos en el país es el de la banda “Los Tierreros en Bogotá”, que según datos de la fiscalía, en el 2012 fueron capturados y llevados a juicio 18 de sus integrantes por estafar a 400 personas mediante la venta de lotes que previamente habían sido invadidos, cuyo monto que ascendía a $46.700 millones de pesos (Fiscalía General de la Nación, 2014).

Cúcuta no es la excepción, según datos del Departamento Administrativo de Planeación, para el año 2020 Cúcuta contaba con un total de 436 barrios en las 10 comunas, de los cuales 114 son asentamientos ilegales (barrios consolidados) y 55 asentamientos precarios ilegales; esto indica que aproximadamente el 40% de los barrios en la ciudad mantienen la condición de urbanización ilegal. 

A continuación, veremos algunos impactos de las urbanizaciones ilegales en el desarrollo de la ciudad

Desde el punto de vista social, las familias asentadas no gozan de un espacio adecuado y confortable para su desarrollo y no nos referimos a las viviendas per se, si no a la falta de acceso a los servicios públicos y vías pavimentadas, a las dotaciones requeridas como colegios, centros de salud, estaciones de policía y finalmente, al espacio público adecuado para el sano esparcimiento, como zonas verdes, plazas, parques y alamedas.


Lea aquí: Así fue el primer trimestre para el sector agropecuario en Norte de Santander


Esto por un lado acentúa la desigualdad e incrementa las brechas entre clases sociales, y por otro lado, dificulta el desarrollo de procesos culturales y de seguridad en la apropiación del espacio público por parte de sus habitantes. Convirtiéndose en terreno fértil para la delincuencia entre los jóvenes.

A nivel ambiental normalmente las urbanizaciones ilegales se desarrollan en terrenos inestables de alta pendiente, lo que implica que tienen procesos activos de remoción en masa, o en suelos destinados a la protección ambiental de cuerpos hídricos (cauces, humedales, meandros, etc.), que son susceptibles de inundaciones.

Durante el proceso de invasión no se contempla el cumplimiento de ningún tipo de normatividad ambiental, aumentando el impacto e incluso depredando las especies vegetales y animales, sin un correcto manejo de cauces naturales etc. Por otro lado, dado que no se construye infraestructura de servicios públicos, la disposición de las aguas residuales (negras) se realiza a cielo abierto sobre quebradas o canales naturales o artificiales, causando un impacto en el medio ambiente y generando problemas de salubridad en general.


Lea también: Consumidores aumentan la actividad digital a pesar de que la preocupación por fraude crece


Y desde el punto de vista económico, el panorama no es mejor, si bien es cierto que la urbanización ilegal se constituye como solución de vivienda para la población de bajos recursos, en mi opinión es el punto de partida de una bola de nieve; pues en primer lugar su conformación se realiza por fuera del sistema económico, no genera empleos formales ni una mayor inversión de recursos, y en segundo lugar, las familias no pagan impuestos prediales, pues no son propietarios legítimos del terreno.

Lo que finalmente se traduce en la disminución del recaudo municipal, y en el gasto en que el municipio debe incurrir y disponer los recursos para construir los proyectos de la infraestructura vial, dotación y redes de servicios públicos, y la construcción y dotación del espacio público, que en una urbanización legal estarían a cargo del constructor.

En conclusión, para resolver uno de los problemas más básicos y apremiantes de nuestra sociedad, se debe disponer de un sistema integral que contemple y promueva las condiciones de acceso a vivienda legal y económica, control territorial urbano  para evitar la expansión de asentamientos informales a través de mafias dedicadas a su desarrollo y un trabajo mancomunado de entidades gubernamentales regionales y locales (ambientales y de ordenamiento), que permitan planear y ejecutar de forma ágil y oportuna  proyectos a gran escala que impulsen el desarrollo urbanístico ordenado y de calidad, de manera que se promueva al desarrollo de la sociedad, al mismo tiempo que se protege el medio ambiente.

Por Hugo Espinosa-Ing. Civil

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion . 

Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día