La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

Hace 15 años se subastó Centrales Eléctricas de Norte de Santander

Durante el periodo de gobierno de Álvaro Uribe, unas 500 empresas pasaron a capital privado por un precio de $13 billones.

El 26 de febrero de 2009, en el auditorio de Fonade en Bogotá, se cumplió la subasta de tres electrificadoras de Colombia, entre ellas Centrales Eléctricas de Norte de Santander (CENS).

El ofrecimiento por CENS alcanzó, en aquel momento, los $180.000 millones, superando la propuesta del Gobierno Nacional, que fue de $165.000 millones, es decir, 9% más.

De esa forma, el grupo Empresas Públicas de Medellín (EPM) adquirió el 78% de las acciones de CENS, mientras que el 12,5 de las acciones pasaron a manos del Comité de Cafeteros de Norte de Santander y el 8% a la Gobernación. 


Conozca: El efecto que tendría en el usuario la reforma del Gobierno Petro en los servicios públicos


Es válido anotar que si la oferta se hubiera encontrado dentro de 90% del precio mínimo que fijó el Gobierno, hubiera sido necesaria una segunda ronda para elevar la oferta.

Según destacó el gobernador del departamento en aquel momento, William Villamizar Laguado, quien ocupa nuevamente este cargo para el periodo 2024-2027, los recursos se recibirían de tres fuentes: la primera, proveniente de la cuantificación de las inversiones que había hecho el departamento en ese aspecto; la segunda, la que se destinóa responsabilidad social; y finalmente,$10.000 millones pactados en pagos proyectados a 48 meses destinados para la parte rural.

“El negocio fue exitoso desde todo punto de vista para Norte de Santander”, manifestó Villamizar a La Opinión en el 2009.

Según lo anunciado en esa ocasión, los recursos resultantes de la venta de CENS y la Empresa Electrificadora de Santander (EESA), que ascendieron en su totalidad a $553.000 millones, se invertirían en la doble calzada Cúcuta-Bucaramanga.

Gobernadores 2009
La satisfacción de los gobernadores de Santander, Horacio Serpa Uribe, Cundinamarca, Andrés González Díaz y William Villamizar de Norte de Santander fue evidente, como se aprecia en la imagen.

 

Electrificadoras de Santander y Cundinamarca

En la misma subasta en la que participó la Gobernación de Norte de Santander, EPM se hicieron a las energéticas de Santander por $373.000 millones. Asimismo, la EEB adquirió la de Cundinamarca, por $211.000 millones.

El precio mínimo fijado por el gobierno para la Empresa Electrificadora de Santander(Essa) era de $366.000 millones y $120.000 millones para la de Cundinamarca, lo que significa que en los dos casos las ofertassuperaron el precio mínimo.


Entérese: En jaque, acuerdo que protege de expropiaciones a empresarios colombianos en Venezuela


Previamente, el gobierno de Álvaro Uribe Vélez revisó la documentación para la venta de las empresas.

Los entonces ministros Hernán Martínez Torres y Óscar Iván Zuluaga, de Minas y Energía y de Hacienda, respectivamente, fueron los encargados de fijar el precio mínimo de las empresas.

Las ofertas fueron presentadas conjuntamente entre operadores estratégicos y gobernadores, es decir, EPM estuvo emparejado con los dos Santanderes, mientras que la Empresa de Energía de Bogotá (EEB) se alió con la Gobernación de Cundinamarca.

CENS

 
CENS

El 16 de octubre de 1952 y mediante la Notaría Octava de Bogotá, se constituyó la empresa Centrales Eléctricas de Cúcuta S. A., la cual inició operaciones el 3 de enero de 1953 y, posteriormente en 1955, cambió su razón social por Centrales Eléctricas del Norte de Santander S. A.

En 1961, la electrificadora adquirió las empresas de energía eléctrica de Pamplona y Ocaña. ​

En el marco de la Ley 142 de 1994, CENS se constituyó como Empresa de Servicios Públicos, siendo en ese entonces la Nación el principal accionista de la empresa, con el 78,98% de las acciones, y quedando a partir de esa fecha bajo la vigilancia y control de la Superintendencia de Servicios Públicos.


Lea aquí: ¿Qué piensan los cucuteños de que la reforma a la salud comience en Nueva EPS y EPS intervenidas?


Durante el año 2007, el Gobierno promovió la venta de sus participaciones accionarias mayoritarias en las electrificadoras ESSA (Santander), CENS (Norte de Santander), EMSA (Meta), EBSA (Boyacá) y EEC (Cundinamarca) al sector público y privado. Dicho proceso fue terminado anticipadamente en febrero de 2008.

En febrero de 2009, las acciones de la Nación quedaron en manos de EPM Inversiones S.A. y, el 23 de julio de 2009, Empresas Públicas de Medellín, como accionista de EPM Inversiones, adquirió el 12,54% de las acciones de propiedad del Comité Departamental de Cafeteros, transacción con la cual el Grupo EPM pasó a ser el mayor accionista con una participación del 91,52%

En 2008 la empresa transportó 1.049 gigavatios hora (GWh), que representan el 2.1% del mercado de comercialización de energía eléctrica del país.

Para ese año, sus ventas alcanzaron los 890 gigavatios hora-año (GWh-Año), para unos ingresos de cerca de $300.000 millones, entanto que sus utilidades netas sumaron $15.225 millones.

Actualmente,la electrificadora ofrece la prestación del servicio de energía eléctrica a tres departamentos (Norte de Santander, sur del Cesar y sur de Bolívar), cinco subregiones (Pamplona, Tibú, Ocaña, Aguachica, Cúcuta) y a un total de 47 municipios.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Lunes, 26 de Febrero de 2024
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día