Escuchar este artículo

El enredo que llevó a la captura de seis policías en Cúcuta

Viernes, 23 de Septiembre de 2022
Los señalan de entregar a Jhonnys López a las autoridades venezolanas sin el debido proceso.

La esposa de Jhonnys López Acevedo ya comenzó a ver el fruto de la lucha jurídica que inició hace cinco años, cuando él fue entregado a las autoridades venezolanas, sin aparentemente haberse surtido el debido proceso.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


La historia se remonta al 21 de septiembre de 2017, cuando, presuntamente, los uniformados interceptaron a Jhonnys López Acevedo, oriundo de Barrancabermeja, mientras se movilizaba en un camión, junto con otros hombres, porque habrían sido alertados de un aparente secuestro en Villa del Rosario.

Cuando los policías identificaron a los ocupantes del vehículo y aclararon de que no se trataba de un secuestro, se percataron de que López Acevedo tenía una circular de Interpol en la que estaba requerido por las autoridades de Venezuela, por lo que decidieron detenerlo y entregarlo al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), al parecer, sin agotar el debido proceso.


Lea aquí: Asesinato de comerciante en Parques III de Cúcuta dejó dudas y misterios


“Los policías lo llevaron hacia el Puente Internacional Simón Bolívar y allá lo golpearon y se lo entregaron a los del CICPC”, aseguró la mujer de Jhonnys López.

Presuntamente, los uniformados también le habrían exigido una alta suma de dinero al detenido para dejarlo en libertad, a lo que este se opuso.

Según se conoció, las autoridades venezolanas también le habrían pedido hasta 50 millones de pesos, con un plazo de 24 horas para dejarlo libre.

Lo que los familiares de Jhonnys López también argumentan es que, cuando el procesado estaba Barrancabermeja, miembros de la Sijín de Santander lo interrogaron y verificaron la orden judicial de Venezuela y lo dejaron en libertad sin ningún problema, además de entregarle un documento en el que se pedía que no fuera detenido por el mismo hecho.

López Acevedo les ha contado a sus familiares que el uniformado que le pidió el documento de identidad cuando transitaba por Villa del Rosario, le aseguró que como tenía un proceso en el vecino país, lo llevaría de inmediato al puente para que lo recibieran las autoridades venezolanas.

“Me llevó a Migración Colombia, pero prefirió seguir de largo y me dijo vamos para que lo reciban, yo traté de bajarme (del carro) y habían como diez (policías), me sometieron y avanzaron otro poquito y me entregaron a los del CICPC, y de ahí ellos me pegaron en la cabeza”, se puede leer en un relato que Jhonnys López habría hecho en su sitio de reclusión en Venezuela.


Lea también: Lo llamaron para que saliera de su casa y luego lo mataron en Atalaya


Pero cuando los familiares de López comenzaron a indagar sobre lo que le había pasado, comenzaron a ver muchas inconsistencias y una de ellas fue que al arribar a la estación de Policía en Villa del Rosario no había ningún registro de la captura, ni tampoco en la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía, donde siempre deben ser dejados a disposición los capturados.

Por este presunto hecho irregular, además de no acudir a la entidad encargada de cumplir con el proceso de extradición o entrega que en este caso sería Migración Colombia, la familia le pidió a la Fiscalía iniciar una investigación contra los uniformados que estuvieron involucrados en estos hechos, por secuestro y prevaricato.

Las capturas

Luego de cinco años de discusiones, súplicas y hasta tutelas, con el apoyo de la Procuraduría, los familiares de Jhonnys López lograron que la Fiscalía no dejara en la impunidad lo ocurrido y hace tres días ordenó la captura de quienes habrían estado inmersos en esta situación.

Un grupo de la Sijín y del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) se organizó y detuvo a Carlos Andrés Chavarro Perdomo, quien para la época del hecho era capitán de la Policía, pero hoy se encuentra retirado de la institución.

Los otros aprehendidos son: el capitán Henry Stewar Canelo Gallo, junto con los patrulleros Omar Eduardo Cantor Espinel, Alberto de Jesús Ortega Martínez, Darwin Alexis Rico Mendoza y Édgar Alexis Gómez Sánchez, todos adscritos a la Policía Metropolitana de Cúcuta.

Una fuga

Sin embargo, en septiembre de 2019, el diario La Nación de Venezuela, registró una masiva fuga de presos del Centro Penitenciario de Occidente (CPO), ubicado en Santa Ana del Táchira (Venezuela), entre los que figura el nombre de Jhonnys López Acevedo.

En ese momento se conoció que al menos cinco de los fugados habían sido recapturados por las autoridades venezolanas.

Por ahora, López Acevedo continúa detenido en Barquisimeto y desde hace al menos tres años no se reencuentra con su familia.

Entre tanto, la reciente captura de los uniformados involucrados en este hecho da una luz de esperanza para que el proceso de López sea revisado de manera minuciosa por las autoridades de los dos países y pueda recobrar la libertad.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda