Escuchar este artículo

Piden exonerar la responsabilidad de 'Ñuñú' en un asesinato

Miércoles, 11 de Agosto de 2021
Miguel Ángel Caicedo Cetina fue asesinado en julio de 2017, en el barrio Cuberos Niño de Cúcuta.

El dolor por la muerte de uno de sus hijos sigue oculto en el rostro de Benilda Cetina Quintero, pero a la vez, se refleja el deseo de que los líos judiciales que se desencadenaron tras algunos señalamientos, sean parte del pasado, al igual que el ataque a balazos del que fue víctima Miguel Ángel Caicedo Cetina, de 27 años.


Lea también: 'Ñuñú' deberá responder por varios homicidos en Cúcuta


El crimen ocurrió a la medianoche del 16 de julio de 2017, en el sector de ‘La Curva Pelelojo’, del barrio Cuberos Niño, cerca de la casa donde vivía Caicedo.

Un hombre le disparó sin piedad y lo dejó gravemente herido en el lugar, por lo que de inmediato tuvo que ser trasladado a un centro médico cercano, donde finalmente perdió la vida.

microtráfico

“Luego de todo eso, un muchacho conocido como ‘El Enano’ llegó a mi casa y me dijo que él sabía que ‘Ñuñú’(Dani Fabián Hernández Rincón) había matado a mi hijo y por eso yo dije eso en la Fiscalía, cuando el investigador me pedía que ratificara la versión”, aseguró la mamá de Miguel Ángel Caicedo.


Lea aquí: El temido 'Ñuñú' cayó mientras jugaba fútbol en barrio de Cúcuta


Pero hoy, cuatro años después del asesinato de su hijo y cuando está a unas horas de conocer los años que pagará Dani Hernández, alias Ñuñú, por ese crimen, la mujer asegura que la versión que ella le entregó a la Fiscalía, no le consta y que solo se dejó llevar por el momento de dolor que estaba atravesando por la muerte de su ser querido.

Benilda Cetina señaló que le está pidiendo a la Fiscalía que exonere de dicha responsabilidad a ‘Ñuñú’, quien está preso en la cárcel de máxima seguridad de Girón (Santander), señalado de ser un poderoso microtraficante en Cúcuta, además de que tendría otras investigaciones porque habría ordenado varios homicidios por la pelea de territorio.


Lea además: Cae red aliada con Ñuñú, Los Pelusos y guardias del Inpec


La mujer dijo que prefiere que la justicia divina se encargue de hallar al responsable de la muerte de su hijo y que no condenen a Hernández Rincón.

¿Quién era?

Miguel Ángel Caicedo, según su familia, tuvo problemas de microtráfico con algunas personas del sector de La Tomatera, en el barrio Alfonso López, por lo que no se descarta que esto haya desencadenado su muerte.

Caicedo fue expendedor de drogas y luego fue detenido por unidades de la Policía Metropolitana de Cúcuta, en el barrio San Rafael, cuando se movilizaba como pasajero en un taxi, portando un revólver marca Smith & Wesson, calibre 38 milímetros y cinco cartuchos, que tenía  en la pretina del pantalón.


Lea también: Juzgado de Los Patios emite máxima pena por abuso a una menor


Sin embargo, cuando recobró la libertad, al parecer, se sumergió en el consumo desmedido de heroína, por lo que también tuvo algunos problemas de drogas.

Según se conoció, Caicedo Cetina había sufrido un atentado cuando le lanzaron una granada a su casa.

Nexos familiares

Miguel Ángel era excuñado de ‘Ñuñú’, pues él mantuvo una relación con una hermana de Dani Hernández, con la que tuvo el único hijo que dejó.

La hermana de ‘Ñuñú’ siempre fue el amor de él, no tenía ojos para ninguna otra mujer”, explicó una familiar de la víctima.


Lea además: Mujer desmembrada en Cartagena quería vivir en Cúcuta


Asimismo, los familiares de Caicedo conocieron a Dani Hernández desde su infancia, por lo que también se resisten a creer que él haya sido el responsable del homicidio.

‘Ñuñú’, un peligro

Dani Hernández fue detenido en diciembre de 2017, cuando un grupo de al menos 50 miembros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía y de la Policía Metropolitana de Cúcuta llegó hasta una cancha del barrio Santo Domingo, donde el sospechoso jugaba un partido de fútbol y logró su captura.

La Policía ha señalado varias veces que ‘Ñuñú’ es el presunto responsable de homicidios registrados en El Malecón, San Luis, Santo Domingo, Cuberos Niño, La Tomatera y Alfonso López, entre otros barrios.

Entre esos casos, está el doble homicidio de Jesús Alberto Espitia Vivas, conocido como el 'Negro Espitia', y de Yeferson Egleider Gutiérrez Porras, de 20 años, mientras que la compañera sentimental de Espitia, quien estaba embarazada, resultó herida.

“'Ñuñú' tendría una trayectoria delictiva de al menos 20 años, dedicada al homicidio, a la venta de droga y al tráfico de armas”, señaló una fuente judicial en el momento de la captura.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://www.laopinion.com.co/suscripciones

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda