Escuchar este artículo

Volvió el crimen a la zona rural de Tibú

Viernes, 10 de Junio de 2022
Jhonatan Castilla y Nelly Luna fueron las dos recientes víctimas.

La intuición de madre no falló. El presagio que tuvo Luzenith Correa de que algo malo le había ocurrido a Jhonatan Castilla Correa, de 26 años, dio paso a la tristeza de la que ahora, ella se resiste a superar, tras conocer el asesinato del mayor de sus tres hijos.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


“Siento que la vida se me acabó. Él era mi muchacho, el que siempre me acompañaba y estaba pendiente de mí”, dijo Luzenith, mientras esperaba que le entregaran el cadáver para llevarlo a Pelaya (Cesar), de donde era oriundo Jhonatan.

Las interpretaciones de reguetón, el género preferido de Castilla y los constantes ensayos para fortalecer su grupo musical serán echadas de menos por sus familiares. 


Lea aquí: 'Danyer', señalado de ser un temible homicida en Cúcuta


 

El joven pasaba sus días entre las presentaciones musicales en reuniones de amigos y la venta de comida, para rebuscarse el dinero.

Trabajaba en una discoteca como animador y no desperdiciaba ningún momento para ensayar sus canciones.

Sin embargo, el rastro de la violencia ya había llegado anteriormente, cuando, al parecer, intentaron robarle una motocicleta en el Cesar.

Desde que le dispararon no pudo seguir trabajando como lo hacía antes, por eso, su mamá decidió volverlo a llevar a Tibú, donde pasaron los últimos 9 años.

Jhonatan Castilla dejó una hija con la expareja sentimental, con la que convivió en Pelaya. 

 
Salió a trabajar y no volvió

Lo último que conocieron los familiares de Jhonatan es que el martes salió, junto con un amigo, a ayudarle a transportar un carro, por lo que le iban a pagar $200.000. Horas después se conoció la noticia de su muerte.

Castilla no dormía fuera de su casa y menos sin alertar a su mamá. Por eso, cuando la mujer se percató de que su hijo no había llegado desde el día anterior, decidió salir a buscarlo y en cada lugar al que iba dejaba su contacto para que le avisaran de cualquier indicio.


Lea también: Se negaron a pagar una extorsión y se la cobraron a Sergio Jaimes a bala


Precisamente, a través de una llamada fue que descubrió que a Jhonatan lo habían asesinado a balazos en la vereda Socuavó, de Tibú.

Los empleados de una funeraria fueron los que se encargaron de recoger el cadáver y trasladarlo al Instituto de Medicina Legal.

‘No tenía problemas’

La mamá de Castilla aseguró que él no tenía problemas ni amenazas, por lo que presume que el hecho ocurrió por robarle su celular.

“A él le robaron el celular. Hace pocos días le insistieron para que lo vendiera, pero él no quiso”, recordó la doliente.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Sin embargo, la motocicleta en la que se movilizaba quedó junto con su cadáver, por lo que no se descarta cualquier hipótesis del hecho.

Castilla Correa recibió un balazo en la cabeza que acabó con su vida de manera inmediata.

 
Image
homicidio

 

La mataron en la vía a La Gabarra

Nelly Luna Garcés, de 55 años, fue asesinada a balazos en la vía que del casco urbano de Tibú conduce al corregimiento La Gabarra.

El cadáver de la víctima quedó tendido a un costado de la vía, con un impacto de bala en la espalda.

Una funeraria trasladó el cuerpo de la mujer a Medicina Legal, para que las autoridades adelantaran la inspección técnica al cadáver.

Luna era oriunda de Bucaramanga y hasta el cierre de esta edición se esperaba que los dolientes arribaran a Cúcuta para reclamar el cuerpo.

Por ahora se desconoce a qué se dedicaba la víctima y los móviles de este hecho de violencia.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda