Escuchar este artículo

Así avanza el regreso a las clases presenciales en Norte

Martes, 3 de Agosto de 2021
La mayoría de instituciones educativas están implementando la presencialidad, bajo el modelo de alternancia.

Silos y Mutiscua se convirtieron en los primeros municipios de la subregión suroccidente de Norte de Santander en donde después de más de un año los estudiantes retornaron a las aulas de clases a través de la modalidad de alternancia.

La decisión hace parte de las conclusiones de la reciente mesa técnica adelantada entre la Secretaría de Educación, el Instituto Departamental de Salud (IDS) y la Asociación Sindical de Institutores Nortesantadereanos (Asinort).

En el caso de Pamplona se mantiene la posición de no volver hasta tanto se reduzcan los casos de personas contagiadas con la COVID-19 y que los colegios y escuelas ofrezcan las condiciones de bioseguridad a la comunidad educativa.

La Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San Juan de Dios, a cargo de la empresa Hospiclinic, reportó el fin de semana una ocupación del 63%, con 12 camas de las 19 disponibles con pacientes en estado delicado.

Todos estos factores inciden para que muchos planteles educativos no quieran retornar a la presencialidad.

Image
La mayoría de instituciones educativas están implementando la presencialidad, pero bajo el modelo de alternancia. A la fecha, más de 29 mil estudiantes han regresado a las aulas de clase.

Silos

Después de un trabajo institucional al disponer de adecuaciones locativas y de los elementos de bioseguridad, la Institución Educativa Luis Ernesto Puyana de Silos retomó las actividades académicas presenciales, aplicando el modelo de alternancia.

La rectora, Ana Isabel Camacho Peñaranda, dijo que el colegio cuenta con las condiciones sanitarias y de ventilación para cumplir con las jornadas presenciales de manera alternada.

Los estudiantes de bachillerato que retornaron a las aulas de clases se identificaron con el color verde y deben hacerlos en las frecuencias de lunes, miércoles y viernes.

A los de primaria les correspondió el color naranja y acudirán los martes y jueves.

La semana siguiente el orden se invertirá para que los estudiantes sean atendidos por los 16 maestros asignados a los distintos grados.

La educadora precisó que espera que los 392 estudiantes matriculados hagan parte del proceso y quienes no quieran pueden seguir por los medios virtuales o la entrega de materiales.

 

De esta cantidad, 144 son de primaria y 248 de bachillerato. De los dos grados acudirán por día el 50%.

Los que viven en el sector rural harán parte de las cuatro rutas escolares contratadas por la administración municipal.

“Esto va a ser un proceso lento en donde tenemos que generar confianza, tanto con los estudiantes, docentes y padres de familia”, indicó la rectora.

Image
De esta cantidad, 144 son de primaria y 248 de bachillerato. De los dos grados acudirán por día el 50%.

Mutiscua

En esta localidad empezaron las clases presenciales todos los estudiantes de bachillerato (desde el grado sexto hasta once) con un aforo de 80 jóvenes por día.

En total son 215 alumnos que participarán en la alternancia con la atención de la planta docente.

El rector del Colegio Nuestra Señora de La Merced, Evaristo Latorre afirmó que dispone de siete educadores para adelantar la presencialidad.

El compromiso es cumplir con los aforos de 16 estudiantes y el distanciamiento en las aulas de clases.

En el sector rural, sostuvo que algunas escuelas no cuentan con los requisitos y condiciones para recibir a los estudiantes.

 

Provincia de Ocaña

Las instituciones educativas de la provincia de Ocaña se encuentran en alistamiento para el retorno de los niños, maestros, directivos y empleados de oficios varios a los salones de clases.

Sin embargo, se escuchan las voces a favor y en contra entre padres de familia, sindicalistas y estudiantes, pues la pandemia desnudó el grado de abandono de los planteles, especialmente en la zona rural.

A lo anterior se suma la carencia de personal para la desinfección de las sedes en aras de garantizar los protocolos de bioseguridad.

 Norman Yesid Torrado Picón, vocero de la junta central de Asinort, indicó que esta semana se efectuarán foros con los distintos estamentos de los municipios que integran la provincia de Ocaña, con el propósito de verificar la situación que se registra en la zona y adoptar una posición frente a los lineamientos a nivel nacional.

 Con todos los elementos de bioseguridad, los integrantes de la junta central se reunirán con alcaldes, personeros, coordinadores, gobierno escolar, consejos directivos y estudiantiles para analizar a fondo las alternativas.

“Se estarán analizando las condiciones para el retorno, en donde los rectores darán a conocer las estrategias adoptadas de acuerdo con la capacidad instalada. Explicarán cómo están las instituciones para hacer las observaciones directamente a la Secretaría de Educación”, mencionó Torrado.

El miércoles se efectuará un encuentro en el Hotel Hacaritama con los presidentes de las subdirectivas y delegados a nivel regional quienes serán los veedores y fiscales para determinar si se cumplen con los requisitos para entrar a clases.

Image
En el sector rural, sostuvo que algunas escuelas no cuentan con los requisitos y condiciones para recibir a los estudiantes.

Provincia de Ocaña

Las instituciones educativas de la provincia de Ocaña se encuentran en alistamiento para el retorno de los niños, maestros, directivos y empleados de oficios varios a los salones de clases.

Sin embargo, se escuchan las voces a favor y en contra entre padres de familia, sindicalistas y estudiantes, pues la pandemia desnudó el grado de abandono de los planteles, especialmente en la zona rural.

A lo anterior se suma la carencia de personal para la desinfección de las sedes en aras de garantizar los protocolos de bioseguridad.

 Norman Yesid Torrado Picón, vocero de la junta central de Asinort, indicó que esta semana se efectuarán foros con los distintos estamentos de los municipios que integran la provincia de Ocaña, con el propósito de verificar la situación que se registra en la zona y adoptar una posición frente a los lineamientos a nivel nacional.

 Con todos los elementos de bioseguridad, los integrantes de la junta central se reunirán con alcaldes, personeros, coordinadores, gobierno escolar, consejos directivos y estudiantiles para analizar a fondo las alternativas.

“Se estarán analizando las condiciones para el retorno, en donde los rectores darán a conocer las estrategias adoptadas de acuerdo con la capacidad instalada. Explicarán cómo están las instituciones para hacer las observaciones directamente a la Secretaría de Educación”, mencionó Torrado.

El miércoles se efectuará un encuentro en el Hotel Hacaritama con los presidentes de las subdirectivas y delegados a nivel regional quienes serán los veedores y fiscales para determinar si se cumplen con los requisitos para entrar a clases.

 

¿Qué dicen los acudientes?

Entre los padres de familias las opiniones continúan divididas, porque mientras unos señalan que es muy prematuro abrir las puertas, otros aseguran que es necesario, ya que los problemas de la virtualidad ocasionan falencias en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

“Lo preocupante son las condiciones sanitarias, pues existen algunas instituciones que tienen dificultades con el suministro de agua potable. Los niños no están vacunados y son asintomáticos. Entonces se corre el riesgo de llevar el virus a casa en donde están los abuelos”, dijo Manuel Ortega, padre de familia de la vereda Casitas, comprensión rural del municipio de Ábrego.

Por su parte, Torcoroma Sánchez, madre de una joven del corregimiento de Aguas Claras, jurisdicción de Ocaña, resalta que la mejor opción es la presencialidad, porque los alumnos van a estar mejor preparados para la educación superior. “La virtualidad ha sido un fracaso, pues mi hija sufre mucho con la conexión, entonces se requiere la explicación del maestro en los salones. Se utilizan todos los elementos de bioseguridad para evitar la propagación, pero es necesario salir de este encierro”.

Los voceros sindicalizados aclaran que están dispuestos a volver a las clases presenciales, pero en condiciones dignas y seguras por la salud de los educandos.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas