Escuchar este artículo

Desplome de gigantesco árbol en Ocaña casi termina en tragedia

Lunes, 12 de Julio de 2021
Ecologistas solicitan a las autoridades ambientales hacer las podas para mitigar efectos de la ola invernal.

Tremendo susto se llevaron los moradores de la parte baja del barrio Libardo Alonso, al suroriente de Ocaña, ante el desplome de un gigantesco árbol de barbatusca, el cual afectó techos, carros, redes de energía y telecomunicaciones.

La atípica temporada de lluvias acompañada de vientos huracanados ocasionó la emergencia en el populoso sector en donde afortunadamente solo se reportaron pérdidas materiales.

Hasta el sitio llegaron los organismos de socorro para despejar la vía de acceso y la oficina de Gestión del Riesgo y Atención de Desastres coordinó la evacuación de las ramas y el tronco de la centenaria especie nativa.

La caída afectó el techo de una vivienda, el portón de un parqueadero, dos automotores, los postes de conducción de energía y las redes de las empresas de telecomunicaciones, cuyos servicios ya fueron restablecidos.

El comandante del Cuerpo de Bomberos, sargento Yefrey Peñaranda, se trasladó hasta el sitio con tres unidades e igual número de motosierras para retirar el árbol atravesado sobre la arteria vial.

“El tronco es bastante grueso y fue necesaria la utilización de maquinaria pesada para habilitar la carretera”, explica.

“Iba en la moto, observé la manera como se movían las líneas, me puse nerviosa, pero aceleré y me salvé de milagro. Casi quedo atrapada”, indicó Sandra Toro, testigo de la caída del árbol. 

Por su parte, Ángel Durán, uno de los vecinos del sector señaló que esta situación “se veía venir, porque desde hace rato veníamos advirtiendo sobre las condiciones del árbol, especialmente de las raíces. Los correctivos se deben tomar a tiempo, nosotros interpusimos la queja y nadie vino”. 

El director de la Oficina de Gestión del Riesgo, Fernando Sánchez Barbosa, coordinó las labores de evacuación del pesado árbol para cuantificar los daños ocasionados.

“Se cuenta con la plataforma donde se incorpora toda la información de los afectados tanto del sector rural y urbano para acceder a los recursos y ayudas hacia los afectados”, recalcó el funcionario. 

Resaltó la manera cómo muchas comunidades proceden a sembrar árboles, pero sin tener en cuenta las condiciones del terreno para evitar emergencias de esa naturaleza. 

“A través de Corponor se va a efectuar un inventario general para determinar la situación de riesgo de algunas especies existentes en la región”, indicó. 

Anunció un plan de mitigación en la subcuenca del río Tejo donde se registra la invasión a la cota de inundación y se deben tomar las medidas, ya que no se puede ingresar debido a las construcciones.

Ecologistas de la región solicitan a las autoridades ambientales efectuar las podas para mitigar efectos de la ola invernal.

Sánchez aseguró que para erradicar o podar los arbustos se debe contar con un estudio técnico de la autoridad ambiental.

Instó a los miembros de las Juntas de Acción Comunal estar pendientes de esas situaciones de riesgo para notificar a tiempo y coordinar el cuidado de la capa vegetal con personas idóneas en la materia. “Se exige la preparación en ese tema con el manejo de las alturas. Siempre estar alertas para avisar a tiempo”. 

El coordinador de la Oficina de Control y Vigilancia del área de riesgos de Corponor, ingeniero Juan Carlos Rodríguez Osorio, manifestó que continuamente se hace revisión de las zonas verdes de Ocaña.

“Nosotros damos un concepto y procedemos hacer la poda o tala de los árboles en riesgo, la normatividad ambiental evalúa el caso por emergencia”, recalcó.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Árbol Ocaña
Image
Javier Sarabia