Escuchar este artículo

Fuertes vientos dejan sin escuela a niños de Ábrego

Miércoles, 22 de Septiembre de 2021
La granizada también afectó los cultivos de varios campesinos.

Los techos del Centro Educativo Rural El Campanario, jurisdicción del municipio de Ábrego, resultaron seriamente afectados ante los torrenciales aguaceros acompañados de fuertes vientos.

El coordinador de la institución educativa, Luis Eduardo Coronel León, expuso la situación a la administración municipal para canalizar recursos y enmendar la problemática presentada con la población campesina.

Lea además En Ocaña, vecinos se oponen a construcción del Segundo Distrito de la Policía

“Los equipos de informática se mojaron y técnicos especializados intentan recuperarlos. Los 45 niños reciben clases en los famosos ‘tambos’ utilizados para secar tabaco de las casas de familia, mientras se conjura la situación”, explicó el coordinador. 

Coronel detalló que los fuertes vientos levantaron los techos de los 4 salones y de la unidad sanitaria. “Parecían como si fuesen hojas de papel en el aire ante la mirada atónita de los labriegos de la región. También resultaron afectadas las cubiertas de tres casas y cultivos”. 

 Lo que agradecen es que el ciclón ocurrió casi a las 4:30 de la tarde cuando los estudiantes ya se encontraban en sus casas, de lo contrario, la tragedia hubiera sido mayor. 

 

Image
Labriegos piden al Gobierno Nacional que los ayude, pues las deudas con el banco no dan espera. / Cortesía/ La Opinión

 

Con recursos propios, la institución educativa coordina la instalación de unos polis sombra para resguardar a los niños, mientras se conjura la emergencia por la ola invernal. 

Las maestras Yeinny Cecilia Caicedo Vergel y Dalgie Bayona Pacheco, vivieron esos momentos apremiantes en el momento del torrencial aguacero y se resguardaron en un sitio seguro”, indicó el coordinador. 

Le puede interesar UFPS de Ocaña suscribirá convenio con el gobierno de Taiwán

Por ahora, los profesores orientan a los padres de familia sobre las precauciones a seguir durante la temporada alta de lluvias para evitar tragedias que lamentar. “Prácticamente las precipitaciones son todos los días con vientos huracanados y granizos. Lo grave del caso es que se extenderá hasta el mes de diciembre”, dijo Coronel. 

Los campesinos solicitan la ayuda para poder mejorar la estructura y evitar traumatismos en el calendario escolar de sus hijos. La administración municipal de Juan Carlos Jácome Ropero ya envió una comisión para la reparación de los techos y garantizar la normalidad de los programas educativos. 

Aparte de los campesinos de El Campanario, también resultados afectados cultivadores de tabaco, maíz, plátano, yuca y tomate de la vereda La Soledad. “Varios invernaderos los dañó el fuerte aguacero, era como el juicio final, veíamos las láminas de Eternit, volando y tanto le escuela como las viviendas quedaron destechadas”, aseguró el labriego Aleiro Ropero.

A lo anterior se suman las pésimas condiciones de la carretera para sacar los productos hacia las plazas de mercado. 

“Los reportes de las pérdidas se han enviado hacia la ciudad de Bogotá, pero demoran mucho y estamos atravesando por una difícil situación económica, ya que los bancos no dan un compás de espera”, agregó el labriego. Hoy día, está muy brava la situación por los altos costos de los insumos para la producción y los precios muy bajos. Es hora de que los gobernantes se acuerden de nosotros, ya que garantizamos la seguridad alimentaria a la gente”, puntualizó Ropero Bayona.

Los Campesinos manifiestan que no quieren “pañitos de agua tibia”, sino una verdadera intervención para mejorar las condiciones de vida.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Javier Sarabia

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas