Escuchar este artículo

Niños siembran semilla ecológica en tierra fértil

Viernes, 1 de Octubre de 2021
Estudiantes de Ocaña aprenden el sentido de pertenencia apadrinando un árbol.

La Unidad Técnica Ambiental (UTA) en el municipio de Ocaña promueve una estrategia encaminada a sensibilizar a niños y jóvenes de la región sobre el cuidado de los recursos naturales. 

Los funcionarios instruyen a los estudiantes de las instituciones educativas rurales acerca de la protección de las áreas forestales en aras de garantizar el preciado líquido en los hogares de la región.

El director de la UTA, Harwin Blanco León manifestó que es importante orientar a la niñez para que contribuyan en las jornadas de reforestación y así garantizar un mejor futuro para el planeta. 

Lea aquí: Lluvias atrasan intervenciones en La Soberanía

“Se coordinan acciones a través de los miembros del Comité de Educación Ambiental y los Proyectos Escolares donde se lleva un mensaje ecológico colectivo para que los niños apadrinen unos árboles y reciban el incentivo por parte de los maestros de ciencias naturales. Lo importante es el cuidado y seguimiento de las especies naturales”, explicó el funcionario. 

El material suministrado a los planteles educativos corresponde a los viveros existentes en la zona y así de esa manera se crea conciencia ecológica dentro de los programas de adaptación y mitigación a los cambios climáticos. 

Image
En acciones conjuntas entidades articulan planes para la siembra de árboles.

 

Asimismo, buscan generar el desarrollo sostenible a través de entidades como Corponor, el Jardín Botánico de la Universidad Francisco de Paula Santander, seccional Ocaña, Ejército, Policía y las instituciones educativas de la región.

La representante de Corponor, Margarita Rosa Casadiego, indicó que es un programa significativo diseñado para la formación de niños y jóvenes con el fin de conservar el planeta tierra.

“Se les enseña a los estudiantes a cuidar la naturaleza, a sembrar un árbol, la cultura del reciclaje para no contaminar las fuentes hídricas. Es bastante enriquecedora la experiencia”, recalcó.

Contenido exclusivoMurales al barrio para rescatar la identidad cultural en Ocaña

Asegura que ese tipo de campañas permiten generar una actitud positiva hacia la conservación de las zonas verdes. “El acompañamiento de los docentes es fundamental para desarrollar esas iniciativas institucionales”. 

Image
Las jornadas de reforestación se desarrollan tanto en la zona rural como urbana de Ocaña.

 

El representante de la Asociación de Usuarios del Acueducto del corregimiento de Buenavista, Lizardo Ojeda Jaime, resalta el sentido de pertenencia de los niños para cuidar el medio ambiente. 

“Ellos disfrutan de esas salidas y sienten emoción al sembrar un árbol, hacerle el mantenimiento y verlo crecer. Esa llama de alegría es la que no se puede apagar en el corazón del hombre”, dijo el líder campesino. 

Las brigadas ecológicas se adelantan tanto en la zona rural como urbana de Ocaña. En la más reciente visita llegaron hasta la escuela de la vereda Las Chircas y capacitaron a los estudiantes del grado primero y quinto de primaria, donde se implementan acciones para cuidar y conservar el medio ambiente.

Aquí: Inspección ocular a los movimientos de tierra en Ocaña

Los alumnos participaron de la reforestación y embellecimiento de zonas verdes con la siembra de 25 individuos nativos forestales como roble tecoma, barbatusco, cedro y guamo de agua generadas en el vivero y banco de germoplasma ubicado en el predio El Edén del corregimiento de Buenavista.

Igualmente, recibieron orientación sobre el funcionamiento del vivero para la producción de 16 especies arbóreas como guayabo arrayán, caimito, cedro rojo, cedro negro, caracolí, barbatusco, granadillo, pata de vaca, rampacho, mantequillo, yátago, samán, guayacán amarillo, jaboncillo, roble y orejero y serán utilizados en la siembra y reforestación de los cerros tutelares ubicados en el municipio.

El banco de germoplasma ubicado en el predio El Edén es uno de los sitios indicados para preservar material biológico, cuyo objetivo es la conservación de la biodiversidad de especies nativas de la región mediante los procesos de vida de una planta que cumpla con el propósito medioambiental de generar material vegetal para su distribución en áreas estratégicas y diversas campañas ambientales.  

Estas acciones se seguirán replicando en las diferentes instituciones educativas del sector urbano y rural para la protección y conformación del entorno natural, puntualizó el ingeniero Harwin Blanco León.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
Javier Sarabia

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas