Escuchar este artículo

Regalar juguetes en Navidad no es un juego de niños

Domingo, 12 de Diciembre de 2021
Los juguetes en Navidad son el centro de atención de los niños.

 

Julián quien apenas tiene tres años, espera para Navidad un camión grande, con colores azul, rojo, verde y el tanque de la gasolina negro, según le ha pedido a la abuela, quien se encarga de su manutención y cuidado.


Lea aquí: Pago de póliza a Hidroituango se haría el 31 de enero de 2022

Julián anhela la llegada del niño Dios cargado de regalos, en su caso el ansiado camión, que incorporará a la flota de destartalados carros que posee, muchos de ellos que son latas amarradas con cabuyas,  los que usa para cargar piedras y arena, en su mundo de juego, todas las tardes frente a su humilde vivienda.

Los niños de Cúcuta, al igual que Julián, esperan un juguete para la medianoche del 24 de diciembre, además de las muchas otras cosas que les puedan regalar para esa fecha, un juguete sin el cual la Navidad no será tan divertida. 

Sin embargo, a la hora de dar un regalo, el padre de familia y quienes desean expresar un sentimiento de amor y afecto mediante esos presentes, “deben saber que los juguetes sirven para reflejar el futuro de los niños y ese puede ser un objetivo, así como para desarrollar en ellos habilidades”, según la sicóloga Narda Parra Quiñones.

Image
A la hora de dar un regalo, primero se debe pensar en la edad, porque los  juegos que tienen piezas muy pequeñas son peligrosos para un niño pequeño./Archivo La Opinión

En el primer caso es cuando el niño empieza a tener juegos como médico, chef, a patear un balón de fútbol, juguetes que lo pueden estar preparando para hacer una elección  vocacional hacia el futuro.


Le puede interesar: Papa lamenta "egoísmo" de Europa ante los migrantes

Los otros juguetes que ayudan a desarrollar habilidades son aquellos en donde se requiere por ejemplo motricidad fina, como dibujar, colorear, el manejo de la plastilina, si tiene que introducir objetos pequeños dentro de otros, lo que ayuda a ese propósito.

También hay juegos que le ayudan al niño a desarrollar habilidades abstractas de memoria, simbolización, solución de problemas, toma de decisiones. Por ejemplo, los juegos de la lotería, que ayudan a desarrollar la memoria, así como el tándem que es un juego de rol como herramienta educativa, importante para la inteligencia en los niños, sostiene, Narda Parra, quien se desempeña como docente. 


Lea aquí: G7 pide "medidas urgentes" frente a variante ómicron

 

Image
Los juegos desarrollan en el niño inteligencia espacial,  memoria, estrategia, táctica. /Archivo La Opinión

 

 
El juego como sinónimo de alegría

 

El juego es una herramienta de aprendizaje innata en la que se produce la interacción y la comunicación con el entorno natural y con los demás.  El juego es importante porque no solo da confianza en sí mismo, sino que brinda alegría y satisfacción a quienes lo juegan,  dice la docente en educación especial Lizeth Sabogal Vergel, quien es promotora de lectura de la biblioteca pública Julio Pérez Ferrero. 

Ella explica que durante los primeros años de vida, el juego se convierte en una actividad importante que contribuye al desarrollo del pensamiento, el lenguaje, las habilidades sociales y otras.

En ese sentido el juego se hace necesario: los niños y niñas adquieren conocimientos mediante el juego por placer, curiosidad o imaginación, y a ellos les gusta jugar con cosas que, en un momento u otro, realmente construyen su preferencia, permitiéndoles jugar y usar de manera ilimitada su imaginación y creatividad.

Los recién nacidos no tienden a construir, pero les encanta explorar materiales mediante sus sentidos. De ahí la importancia de que sus juguetes sean de materiales naturales de propiedades como la madera o el corcho. 

A partir de los dos años, los niños comienzan a organizar sus ideas, a recoger materiales y a divertirse construyendo grandes estructuras de forma horizontal. A los 3 años sus juegos son más avanzados, tomando cada vez más piezas y construyendo puentes. A  los 4 años crecen para construir una estructura o cerramiento completo (por ejemplo, construyen un muro alrededor de algo).


Le puede interesar: Los efectos del cambio climático en Norte de Santander

A la edad de cinco y seis años, los niños pueden recrear mecanismos y circuitos más complejos, así como estructuras que involucran simetría y representan un patrón. En otras palabras, pueden construir un hospital que realmente parezca un hospital.

Esta es una actividad importante que ayuda a unir a niños y niñas con el  mundo, promoviendo su desarrollo integral. Los padres son los primeros maestros de los niños y la mayor parte de la enseñanza la realizan ellos y en gran parte a través del entretenimiento.

Image
Evitar los prejuicios, como la muñeca y la cocinita para la niña y el carro o el balón para el niño. Hay que tener la mente muy abierta a la hora de dar un regalo a los niños. /Archivo La Opinión

 

 

¿Qué tipo de juguete comprar?

 

El docente Milton Montero Ferreira, quien hace parte del grupo de investigación de trabajo social de la Universidad Francisco de Paula Santander de Cúcuta, dijo que los juguetes son muy importantes principalmente para los niños y niñas.

Sin embargo, existe en esta época una perspectiva sociocultural de consumo muy fuerte relacionada con la idea de “el regalo de Navidad”; pero en ocasiones no se alcanza a dimensionar lo importante de planear, seleccionar y orientar qué tipo de juguetes comprar y las motivaciones para hacerlo.


Lea además: Virgen del Rosario, la imagen aparecida en un costal de cáñamo

En este sentido, advierte el docente, son diferentes los factores que hay que tener en cuenta al momento de seleccionar el juguete que se va a regalar: 

La edad, mirando muy bien las indicaciones en los empaques, pues además del gusto que lleguen a tener por algunos juguetes en específico, se corre el riesgo de intoxicación o lastimarse por piezas pequeñas o por manipulación indebida.

La intencionalidad; son diversas las posibilidades de adquisición de juguetes y hay muchos tipos, como los de pensar, correr, brincar, interactuar e incluso algunos desarrollan y potencian la cognición y el intelecto.

Los costos, pues es necesario tener claro los parámetros de gasto, para no incurrir en deudas que después sean complicadas de pagar y se compren cosas que después no se quieran utilizar.

La necesidad de acompañamiento, reconociendo que algunos juguetes necesitan de adultos responsables que orienten sus usos.

El entorno, puesto que hay juguetes que requieren espacios abiertos para su uso y muchas veces un niño o cualquier otra persona puede terminar lastimada por no contar con escenario apropiado para usarlos.

Una clave para que los juguetes sean seguros y cumplan un objetivo lúdico y fortalezcan lazos y vínculos, es el acompañamiento de la familia desde donde se puede construir y desarrollar el bienestar y la calidad de vida de todos sus integrantes.


 

Image
Es necesario revisar los juguetes más allá de la campaña publicitaria que se invite a consumirlos. /Archivo La Opinión

 

 

Los juguetes deben ser divertidos

 

La sicóloga María del Pilar Pardo dice que el juguete como una representación simbólica en el niño tiene como objetivos  aumentar la posibilidad de aprendizajes adquiridos en los primeros años del juego (principalmente favorecen la plasticidad cerebral en la primera infancia), favorecen los procesos cognitivos como la memorización, concentración, entre otros. 

El juego no sólo en el niño y el adulto, permite la adquisición de conocimientos y herramientas sociales que se pueden ver reflejadas en las experiencias indirectas y directas. Visto desde ese punto de vista, el juego y los elementos utilizados para ello (juguetes) deben ser acordes a las necesidades de aprendizaje del niño, debe tener como objetivo fundamental ser divertido y evitar acciones que puedan generar daño a él mismo o a terceros.

En ese sentido, debe existir conciencia en los adultos (cuidadores, tutores, padres, familiares, conocidos) que otorgan el juguete como regalo, que no importa el valor o el tamaño para el niño, porque  el fundamento principal es el uso e intensión con que sea otorgado.
 

Image
Analizar con tiempo qué regalo le vamos a dar a nuestros hijos y no esperar a última hora para comprar./ La Opinión

 

 

Algunas recomendaciones 

 


Los profesionales consultados por La Opinión entregan algunas recomendaciones a la hora de dar un juguete como regalo a los niños y niñas.

Las mascotas no son juguetes y no se puede regalar como tales; históricamente se ha encontrado que muchos animales terminan abandonados porque no hay capacidad de cuidado y no hay sentido protector de las familias que lo reciben.


Lea aquí: ¡Alarmante! En 2020 deforestaron en Norte de Santander 9.600 hectáreas

Romper con ideas culturales de género en torno a los juguetes, así como los niños pueden jugar con muñecas las niñas pueden hacerlo con carros; es necesario transformar los estereotipos y consumos históricos en torno a desarrollar la equidad.

El distanciamiento social puede relacionarse con consumos tecnológicos que fragmentan vínculos de los niños y las niñas y que los limitan a su uso individual, lo que se ve reflejado mucho con los usos que se están haciendo del teléfono celular.

Analizar con tiempo qué regalo le vamos a dar a nuestros hijos y no esperar a última hora para comprar el rezago que quede en las vitrinas de las jugueterías.

 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Eduardo Bautista
Eduardo Bautista

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda