Escuchar este artículo

Buscan frenar la criminalidad en Cúcuta

Miércoles, 6 de Octubre de 2021
Mindefensa habló en exclusiva sobre los planes contra el narcotráfico y los grupos ilegales.

En su corta visita, que hizo la tarde del lunes a Cúcuta, el ministro de Defensa, Diego Molano, habló en exclusiva con La Opinión y contó los planes que se vienen implementando para frenar la creciente oleada de criminalidad que se está dando en Norte de Santander, especialmente en la capital, el área metropolitana y el Catatumbo.

El jefe de ese despacho del Gobierno Nacional aseguró que luego de los atentados que se dieron en junio contra la Brigada 30 del Ejército y el helicóptero presidencial, cuando intentaba aterrizar en el aeropuerto internacional Camilo Daza de Cúcuta, se diseñó un plan operacional entre la Policía Metropolitana y las unidades militares para evitar que algo similar se vuelva a registrar.

Lea también:  ‘El Capi’ y su combo podrían pagar 80 años de cárcel en Estados Unidos por el atentado de la Brigada 30

“Hace dos meses desplegamos el plan San José, una estrategia para mejorar el nivel de control, despliegue de investigación criminal y judicialización en Cúcuta. Eso se ha ido desarrollando y son aproximadamente 1.000 policías y 360 hombres del Ejército que llegaron a ayudar en la seguridad en la ciudad”, contó el ministro.

Y con esto, el Gobierno también busca que los cucuteños y habitantes de los municipios del área metropolitana se sientan más seguros, pues actualmente, la percepción de inseguridad está muy alta, por los homicidios y robos que se están dando día tras día.

“El plan ha venido operando y funcionando especialmente en varias áreas, la primera es el despliegue en el área metropolitana y Cúcuta, la segunda es garantizar seguridad, porque es necesario neutralizar las amenazas en Norte de Santander”, señaló Molano.

Comando operacional

Por eso, siguiendo con esa misma línea del plan de seguridad en la ciudad, el Gobierno también implementará a partir de hoy, el Comando Especifico Operacional, que será oficializado por el mismo presidente Iván Duque, en las instalaciones de la Brigada 30.

“Este plan es sobre todo para atacar a los grupos armados ilegales que se financian por medio del narcotráfico. Se reorganiza la forma de operar de nuestras fuerzas militares en contra de la disidencia de las Farc, especialmente el frente 33, el Eln y el Clan del Golfo (Autodefensas Gaitanistas). Esos son los objetivos directos sobre todo en el área rural de Cúcuta, donde se han asentado estos grupos de carácter criminal que afectan la seguridad”, explicó el mindefensa.

Siguen implementando más planes.

Y para esta semana, este despacho también ordenó que se llevara a cabo el Plan Bicentenario o Plan Constitución, que es un despliegue de 8.900 uniformados adicionales a los que están en Norte de Santander, “para garantizar la seguridad, no solo para antes del evento, sino durante y después de todo, para dar tranquilidad a los nortesantandereanos y a todos los ciudadanos en general”.

Le puede interesar: Amenazas, muertes y atentados en la zona rural de Cúcuta provocan desplazamiento masivo

A la espera de resultados

Pese a estos planes que se vienen implementando, en Cúcuta y el área metropolitana, diariamente, se siguen registrando homicidios y atracos, lo que ha llevado a la comunidad a elevar su voz de protesta por las redes sociales.

Ante eso, el ministro Molano indicó que, “me han informado que se siguen presentando situaciones de homicidio, pero se han reducido las tendencias, estamos logrando contener esa tendencia que se nos presentó a nivel nacional y por eso hemos desplegado un operativo especial con la Policía Nacional para contener ese nivel de asesinatos que se disparó”.

Añadió: “¿por qué se disparó el homicidio a nivel nacional y en algunas ciudades como Cúcuta? Primero por la COVID-19, que aumentó la pobreza y el desempleo, segundo, por un encierro de más de 18 meses, que inclusive hasta ahora se están comenzando a desarrollar estudios que muestran que la gente se comporta de forma más violenta y hay problemas de salud mental, y tercero, porque hay una reconfiguración criminal después de los bloqueos y el vandalismo, que hizo que las actividades de disputa de las organizaciones criminales incrementaran los delitos y especialmente el homicidio”.

Para el funcionario la situación de la pandemia ha sido muy compleja, pero asegura que las autoridades han reaccionado y han buscado hacer presencia, “y por supuesto esperaríamos que no se presentara ningún hecho violento, pero es claro que estamos avanzando y rompiendo esta tendencia de los asesinatos, inclusive la última semana hicimos una reunión, respecto al nivel de homicidio. Claro está que nos duelen todos los hechos lamentables y no debería suceder ninguno, pero hemos logrado contener esta tendencia a nivel nacional y en Cúcuta esta semana, trabajamos para que no suceda ninguno”.

Narcotráfico

Para el Gobierno también es claro que se debe atacar el narcotráfico en Norte de Santander, pues el departamento es el segundo en la siembra de cultivos de uso ilícito y el primero en producción de cocaína, en el país.

“Lo esencial en Cúcuta y Norte de Santander es frenar esas redes de narcotráfico y por eso es tan importante el Comando Específico Operacional para combatir la mayor fuente de violencia que se origina en el Catatumbo, una zona de narcotráfico y que tiene efectos cerca de Cúcuta, como se ve en Puerto Santander o en Banco de Arena”, sostuvo el mindefensa.

Precisamente, la base de coca y la cocaína está dejando unas rentas exorbitantes, no solo para los narcotraficantes, sino también para los grupos armados ilegales, por eso Diego Molano fue enfático al afirmar que el gobierno del presidente Duque y las fuerzas militares tienen la tarea de debilitar toda la cadena criminal de este negocio ilícito.

Durante esta semana hay 8.900 uniformados más.

“Por eso golpeamos con erradicación manual, tenemos un esfuerzo muy grande en destrucción de laboratorios, hemos golpeado el tema de incautación de cocaína, pero aquí tenemos una frontera que desafortunadamente es muy permeable por la convivencia y la aceptación de narcotráfico que tiene el régimen de Maduro”, manifestó el funcionario.

Lea también: El Catatumbo le produce diariamente a los narcos $8.000 millones

Además, el ministro señaló que las autoridades están adelantando procesos investigativos contra esas personas y organizaciones que les manejan los dineros a los narcotraficantes en Norte de Santander, porque quieren incautarles esos recursos por medio de extinciones de dominios.

‘Jhon Mechas’ y su terror

Para golpear esas redes de narcotraficantes y dejarlas agonizantes, el Gobierno Nacional se trazó el objetivo de capturar o ‘neutralizar’ a Jhon Velazco, más conocido como ‘Jhon Mechas’ o ‘Jhon Barbas’, máximo líder de la disidencia del frente 33 de las Farc.

“La disidencia de las Farc no existe, funciona porque tiene guaridas, apoyo y protección del régimen de (Nicolás) Maduro en Venezuela; ‘John Mechas’ planea atentados contra el presidente Duque y nuestros soldados desde Venezuela, de forma cobarde y luego se esconde nuevamente allá”, comentó Diego Molano.

El funcionario también recordó que cada vez que capturen a un miembro del Eln, disidencia, Clan del Golfo o cualquier estructura criminal y narcotraficante, que esté pedido en extradición, será entregado al país que lo requiera.

El ministro dio indicaciones.

“Al presidente Duque no le ha temblado la mano para firmar las extradiciones, no solo al Eln, sino a la disidencia de las Farc y para hacer operaciones más contundentes. Mire que hace 15 días se hizo una operación aérea con un bombardeo contundente contra el Eln, contra alias Fabián, y también hace 8 días contra los principales cabecillas de finanzas de alias Ferney, de la disidencia de las Farc en Guainía, aquí tenemos una ofensiva sin tregua, en defensa de Norte de Santander”, explicó el ministro de Defensa.

Le puede interesar:  El rastro del círculo del terror de ‘Jhon Mechas’ en el Catatumbo

El Gobierno también espera que con la apertura de la frontera con Venezuela, en ese país no sigan permitiendo la presencia de grupos armados ilegales, “porque es el mayor factor de desestabilización y el narcotráfico afecta directamente a la población venezolana, pero lo que está claro es que esta apertura de frontera ya se había dado por parte del gobierno Duque desde junio, después de 18 meses. Ahora es una apertura que tiene que ser progresiva, con características de seguridad y aplicando las medidas de bioseguridad que requiere esta región”, finalizó diciendo el ministro Diego Molano.

Image
La opinión
La Opinión