Escuchar este artículo

Cúcuta tiene un triatlonista con 'pulmón de hierro'

Jueves, 11 de Noviembre de 2021
El adolescente Andrés David Ayala Carrilo obtuvo su primer podio en Santa Marta hace una semana.

La semana pasada, el cucuteño Andrés Ayala Carrillo de 17 años se coronó subcampeón de la Copa Colombia de triatlón distancia sprint en la categoría junior B, que se disputó el fin de semana en Santa Marta, certamen avalado por la Federación Colombiana de Triatlón. 

Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

En la prueba el nortesantandereano nadó 500 metros, luego fueron 12 kilómetros  en bicicleta y por último 3 kilómetros de atletismo.

Andrés, que cursa el grado once en el colegio San Francisco de Sales y próximamente ingresará a la Armada Nacional, dice que su mayor anhelo en este deporte es ir a unos Olímpicos y además correr el Iroman Full, una de las competencias más extremas en el mundo.

La historia del juvenil Iroman cucuteño, se ha dado como armando un rompecabezas, pues en nunca pasó por su mente  que terminaría enamorado de esta disciplina.

Lea aquí: Cucuteño jugará con Selección Colombia Sub-18 de waterpolo

“Mi carrera en el triatlón nace en 2019, viajé  a Medellín a hablar con el profesor Jorge Iván Marín Cano, del club Tritanium,  mi actual entrenador. Aunque yo tenía algo de conocimiento, le pregunto que qué era este deporte y ahí fui conociendo más, aprendiendo de cada una de las pruebas y acá vamos iniciando esta carrera deportiva”, contó Andrés o ‘Doble A’ como lo llaman sus amigos.

“Siendo sincero, jamás me imaginé ser triatlonista porque había una parte en la que se debe hacer natación. Y me decía a mí mismo que nunca iba a nadar porque veía que era deporte fuerte, por la técnica, los tiempos y eso me hacía pensar en  entrenar o no triatlón, pero me fui enamorando y actualmente estoy compitiendo, viviéndolo y gozándolo”, confesó Ayala.

 

Image
El ciclismo es otra de las pruebas duras que se practica en el triatlón.

El ciclismo es otra de las pruebas duras que se practica en el triatlón.

El primer camino

No obstante, la carrera deportiva de Andrés arrancó con el atletismo hace siete años con el entrenador de la liga de atletismo Julio Medina quien lo fue formando y lo proyectó en las pruebas de largo aliento.

“En el 2013 fui un festival en el estadio de atletismo organizado por la Universidad de Pamplona, y al año conocí al profesor Julio Medina y le comenté  que cual modalidad del atletismo podría irme bien y me dijo que semifondista, porque veía que tenía buena resistencia.

Ya en 2016 comencé a correr en los Juegos Supérate Intercolegiados en todas sus fases, municipal, departamental, regional y nacional, participé en el programa Talentos del Atletismo Colombiano TAC, de Coldeportes,  en los Supérate”, recordó Andrés Ayala Carrillo".

Lea aquí: David Capacho, el cucuteño de 15 años promesa de la natación de Colombia

Andrés parecía entusiasmado con el denominado deporte base, se sentía cómodo, pero en el camino se le atravesó la bicicleta.

La joven promesa deportiva rojinegra cada vez era más inquieto con el deporte, ya había entrenado baloncesto, voleibol, balonmano, incluso boxeo con la Liga de Norte de Santander,  más por mantenerse activo, ocupado, pero sin decidiré por cuál.

Solo quería seguir descubriéndose hasta donde podía llegar.

 

 

Image
Con el atletismo se completa la cadena del triatlón, despuás de haber nadado y pedaleado en bicicleta.

Con el atletismo se completa la cadena del triatló, a la derecha se ve el cucuteño Andrés Ayala.

Cierre de la fórmula

Los especialistas en el deporte formativo han tenido la filosofía de que al niño o niña que gusta del deporte no hay que encasillarlo u obligarlo a que practique determinada disciplina, sino dejarlo que explore,  que juegue, que se divierta, lo viva y sienta.

Y eso ha hecho este cucuteño que tiene que tiene gran espíritu deportivo combativo, experimentar como en una especie de laboratorio creando la fórmula para encontrar el deporte perfecto.

El salto al ciclismo fue 2017 en un ciclo paseó que organizó el exciclista profesional Álvaro Lozano, otro deporte del que no sabía nada más allá de lo que es montarse en una bicicleta y pedalear.

"Yo salía en una ‘burrita’ (como se le llama la bicicleta), una de semicarreas y Álvaro y el Grupo ALOM, me la transformaron y empecé a salir con ellos los fines de semana a las 5:00 de la mañana, y entre semana hacía atletismo", reseñó .

Lea aquí: El cucuteño Antonio Carrillo se impuso en el Ultratriatlón Sublime en Guatapé

Pero "en una de esas sallidas, Álvaro (Lozano) me dice, que por qué no me dedicaba al triatlón, que de pronto me podía ir bien. La idea me rondó en la cabeza, lo pensé y en febrero de 2019 me fui para Medellín una carrera y ahí fue donde contacté a Jorge Iván Marín y desde ahí comenzó mi incursión en el triatlón, me pareció chévere  y es un deporte que apasiona mucho”, aseveró el cucuteño que pertenece a la Liga Antioqueña de Triatlón.

Dentro de ese descubrimiento interno que hacía Ayala, hay que señalar que este nortesantandereano corrió algunas de las pruebas ciclísticas, como la Vuelta al Futuro, la Clásica del Cesar, Vuelta Estrellas el Futuro Norte de Santander y la Clásica Raúl Saavedra.

Y en cuanto al tercer anillo del triatlón que es la natación, y lo que de cierta manera le tenía un poquito de pereza fue un reto para  Andrés demostrarse que tan versátil podía ser para completar la fórmula que tanto había buscado.

“Fue difícil porque no sabía absolutamente nada, de nada, por ahí chapaliar dentro del agua, pero que se diga nadar con técnica no.

Le puse ganas dedicación, dos horas diarias en la noche con el profesor  Samuel García (entrenador de la selección Norte de natación), entrené cuatro meses y fui a mi primer chequeo departamental de triatlón en Medellín y después competí en primer Nacional en junio de 2019  en Guatapé, fue algo complejo, pero hoy este deporte hace parte de mi vida porque lo he dado todo”, comentó Ayala.

Primer susto 

Después de esa primera experiencia, vinieron otras más, y hubo una que puso en riesgo su salud por la pasión de competir.

“Una de las carreras más difíciles que he corrido este año ha sido la Copa Colombia  Sprint en Guatapé, en julio, corrí enfermó, escupí sangre del pulmón, no sabía que iba a estar tan enfermo, por la pasión y el amor que le tengo a este deporte”, expresó.

Y agregó que “dos semanas antes me había dado la COVID-19, no pensé que me fuera afectar tanto en la carrera, perdí todo ese trabajo de  entrenamiento, ocho kilos bajé, es una carrera que recordaré siempre” manifestó Andrés.

Pero ¿cuál fue la razón para irse a correr por Antioquia, más allá de que la liga no exista en el departamento desde hace más de una década?

“Primero quise ir a experimentar, y porque en 2018 como deportista de alto rendimiento (en el ciclismo) no hubo apoyo por parte de los entes gubernamentales y ahora con el triatlón me ha ido bien.

Al comienzo fue  duro porque no ser de Medellín, el apoyo no es fácil tampoco, los que llegamos de afuera nos sentimos vulnerados, tocamos puertas hasta que al fin logramos ese apoyo, algo mínimo como me ha tocado a mí. Y acá en Cúcuta encontré apoyo con la Empaquetadura del Norte, Arduvi que me ha patrocinado las competencias a las que he ido”, afirmó Andrés  

Pero los sueños, de este joven Iroman no paran, en 2022, representará a Colombia en los Juegos Suramericanos y el gran sueño es llegar a los Olímpicos de Los Ángeles 2028.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Image
Omar Romero - Periodista de Deportes
Omar Romero Güiza

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas