Ahora sí está abierto el camino para intervenir la vía Ye Astilleros-Tibú

Lunes, 12 de Abril de 2021
Un cambio del sistema de regalías fue lo que retrasó las obras. En el Catatumbo son 18 los puentes que se tienen que intervenir, 15 de ellos pequeños pontones y tres grandes, dijo el gobernador a La Opinión.

El cambio del sistema de transferencia de regalías a los entes territoriales fue la piedra en el zapato que se le atravesó a la Gobernación de Norte de Santander para dar inicio a los trabajos de mejoramiento de la carretera Ye Astilleros-Tibú.

El gobernador Silvano Serrano reveló a La Opinión que desde meses atrás se tenía adjudicado el contrato por 65.000 millones de pesos, pero cuando se adjudicó la interventoría vino el cambio del sistema de regalías y ello impidió dar inicio a los trabajos, porque se tenía que homologar todo lo que ya se había avanzado con el nuevo esquema.

Lea también Interrumpida movilidad en la carretera Tibú-Ye Astilleros

Dijo que hasta esta semana que terminó el Departamento Nacional de Planeación autorizó la homologación y que el contratista ya tiene la maquinaria en el sitio para proceder con los trabajos.

El gobernante departamental dijo que comprende a los tibuyanos y catatumberos por los reclamos expresados días atrás, pidiendo el mantenimiento de la malla vial del Catatumbo.

Con la Alcaldía de Tibú se ha ido subsanando algunas cosas menores en torno al deterioro de la carretera y los puentes.

“El tema es que son 18 los puentes que se tienen que intervenir, 15 de ellos pequeños pontones, y tres grandes, cada uno con un valor entre 30 y 35 mil millones de pesos”, dijo Serrano.

Anunció que para la construcción de estos puentes la Gobernación tiene asegurados 100.000 millones de pesos de regalías. Explicó que los tres puentes grandes hasta ahora se están estructurando, pero se estima que para finales de abril estén listos los estudios y diseños.

Transportadores de Tibú denunciaron días atrás no observar trabajos de reparación a lo largo de la vía Ye Astilleros-Tibú, “y ello no da esperanzas de tener una carretera en buen estado”, dijo Noe Casadiego, quien moviliza a diario carbón mineral desde el Catatumbo hasta El Zulia.

Ante esto, Serrano explicó que de los 75 kilómetros de extensión de esta carretera, en los primeros 30 kilómetros el mantenimiento es el que  corresponde con los dineros donados por  Warren Wuffett.

Del kilómetro 30 en adelante sí están contempladas las inversiones que le compete a la Gobernación.

“Es una vía que no merece estar en esas condiciones y que mantiene un gran flujo vehicular al ser usada por los sectores minero, palmero, agrícola, Ecopetrol, transporte de pasajeros y la comunidad en general para comunicarse con Cúcuta, localidades del Catatumbo y de allí hacia la Región Caribe”, expresó Casadiego.

El transportador pidió al Gobierno Nacional que inicien cuanto antes las obras anunciadas para vías, entre esas las que tienen que ver con la donación hecha por Warren Wuffett.

Carmen García, presidenta de la Asociación Madres del Catatumbo por la Paz, dijo que están a la expectativa del inicio del proyecto vial  Ye Astilleros-Tibú, por las dificultades que representa para los habitantes de esta región el pésimo estado de ese corredor.

“Le pedimos al Gobierno Nacional que materialice esos proyectos que tanto anuncian y  que le cumpla a la región, porque tenemos más de 50 años con Ecopetrol produciendo, asímismo, más de 20 años de producción de palma de aceite y otros productos, pero nuestras vías se encuentran en total abandono”.

Olger Pérez, vocero político de la Asociación por la Unidad Campesina del Catatumbo (Asumcat), dijo que la situación siempre ha sido compleja y cada vez que se presentan temporadas de lluvia, las carreteras terciarias son las que más sufren.

Explicó que el mantenimiento que se les hace  es por parte de las mismas comunidades, aunque les corresponde a los municipios, que manejan un presupuesto mínimo y es poco lo que pueden ejecutar. En algunas veredas se conforman los peajes comunitarios a fin de obtener recursos para mantener las vías en regular estado, facilitándole a los campesinos sacar sus productos a los pueblos y ciudades.  

“En cuanto a las vías secundarias, que le corresponden al departamento, también se encuentran en muy mal estado, porque es muy poca la inversión que hace la Gobernación de Norte de Santander. Los conductores de carga y pasajeros pueden dar cuenta del daño que presentan esas carreteras, con riesgo en sus desplazamientos para la integridad física de las personas y el daño que puedan sufrir los productos que transportan”. 

El dirigente dijo que es importante la inversión que se anuncia para el eje Ye  Astilleros-Tibú, pero que también es necesario que los niveles central y departamental inviertan en la vía Tibú- El Tarra-Convención-Ocaña, y de manera prioritaria en el Anillo Vial para la Paz, que une a San Calixto, Hacarí y El Tarra.

Le puede interesar Mal estado de puente provocó grave accidente, milagrosamente no hubo víctimas

El secretario de Vías e Infraestructura Departamental, Efraín Pacheco, dijo que por instrucciones del Gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, se está haciendo una revisión permanente de la red vial, no solo en el Catatumbo, sino en todo el departamento como Pueblos de Occidente, la zona de Chinácota- Toledo-Labateca, entre otros corredores, a fin de garantizar la movilidad de toda la población.  

En el caso particular del Catatumbo, la administración departamental ejecuta una serie de obras, entre ellas la construcción de cuatro puentes en el Anillo Vial para La Paz, tramo vial entre Hacarí, San Calixto y El Tarra, con una inversión  $18.105 millones por el sistema de regalías, que lleva el 10% de ejecución y estaría terminado en 18 meses.

Así mismo, el mejoramiento de sitios críticos en la vía Hacarí, por cerca de $1.000 millones (sistema de regalías), que lleva 10% de avance, con un plazo inicial de ejecución de tres meses. Mejoramiento vial Convención-El Tarra, obra por $4.876 millones, con el 5% de avance y 9 meses el tiempo estimado de ejecución, también con recursos de regalías, y pronto iniciará el mejoramiento de cerca de 500 metros de la  vía de acceso al casco urbano de Hacarí, obra por $ 2.415 millones, que se ejecutará en tres meses, según Efraín Pacheco. 
 

El funcionario agregó que en el corredor vial Ye Astilleros-Tibú, están siendo intervenidos los puentes 4, 5 y 9, entre el kilómetro 31 al 41, obra a cargo de Cenit, filial de Ecopetrol, que tiene un valor de $32.000 millones.