Escuchar este artículo

Este es el estado del parque Cúcuta 300 años

Viernes, 15 de Octubre de 2021
Comunidad solicita mayor atención a este espacio público del centro de la ciudad.

Temor e inconformidad comunal son el nuevo día a día en el barrio Latino por el mal estado en el que se encuentra el parque Cúcuta 300 años y sus alrededores, donde es frecuente la presencia de habitantes de la calle, panorama de inseguridad y consumo de alucinógenos a plena luz del día.

Pedro Castellanos, edil de la Comuna 1, calificó como preocupante esta situación que se repite semana tras semana, pues, a medida que el tiempo pasa, más elementos son hurtados.

Le puede interesar: Parque de la Vida: $4.100 millones en deterioro.

“Había sido entregado como un parque con buenas condiciones: conexión wifi, implementos de comodidad, estacionamiento, seguridad privada y, sin embargo, vemos que la delincuencia se lo está llevando todo”, precisó el vocero de la Junta Administradora Local (JAL).

De las bancas existentes, la mayoría están sin tablas, solo con su base metálica, al igual que los extintos cestos de basura, de los que ahora solo quedan recuerdos; sobre las dos grandes fuentes, manifestaron transeúntes que llevan meses sin verlas encendidas, tampoco los túneles que formaban las 68 válvulas del parque.

Los medidores de agua y sus tapas también están siendo robados y, aunque algunos han sido protegidos con rejas, han quedado los huecos en el suelo, siendo un peligro latente para peatones despistados que, por su paso fugaz por el lugar, no lleguen a ver el vacío y caigan.

Entérese: Comunidad exige que se reabra el cementerio.

“De igual forma, en algunas partes donde hicimos revisión vemos que las lámparas están siendo desconectadas”, enfatizó Castellanos.

Por todas estas razones, la comunidad se pregunta: ¿dónde está la seguridad que presta servicio en el lugar?

“Como Junta Administradora debemos pronunciarnos, la comunidad está cansada, llamando a preguntar qué es lo que está pasando en este lugar. No se puede llegar allí a sentarse en una banca, porque ya no hay bancas para sentarse y al poco tiempo estamos rodeados de delincuencia”, agregó el líder comunal.

Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: https://bit.ly/3ljBtXC.

 

Nueva propuesta para el parqueadero

Donde antes ocupó espacio el llamado hueco Bavaria, hoy se ubica un parqueadero en el que han dejado arrumes de lámparas viejas y otros objetos. La comunidad, insatisfecha con la función que se le está dando, propone una nueva alternativa.

“Hay mucha gente que de verdad necesita vender sus productos y que este espacio funcione. Ubiquemos a los vendedores informales con una buena iniciativa de organización, démosle prioridad al comercio, para que este parque comience a ser productivo y la comunidad de verdad se beneficie”, agregó Castellanos.

Sin embargo, antes de cualquier iniciativa, la comunidad enfatiza que lo primordial que se debe ver en este sitio es la seguridad.

Le sugerimos: Harold Sierra, de habitante de calle a gestor cultural y ejemplo de superación.

Image
/ La Opinión.

 

En proceso de liquidación

Al igual que otros 23 parques más de la ciudad, Cúcuta 300 años también fue parte de los contratos concesionados durante la anterior administración municipal de César Rojas.

Sin embargo, una vez el alcalde Jairo Yáñez expidió el Decreto 335, mediante el cual se facultó al Departamento Administrativo de Planeación Municipal (DAPM) para liquidar los contratos de 14 parques, el despacho ha venido revisando el proceso de término para que el parque 300 años pueda volver a ser administrado por la Alcaldía de Cúcuta a través de la Secretaría de Infraestructura.

Conozca a detalle: Así avanza el proceso de los parques concesionados.

¿Pero en qué va este proceso? El DAMP explicó que, hasta el momento, se han adelantado cinco etapas: la primera, correspondiente a la recopilación de la información, en la que se hizo el estudio de la validez del contrato de administración.

Luego, se emitió la resolución que dio por terminado el contrato y se notificó al administrador, quien hizo uso del recurso de reposición. Pero, para resolver ese recurso, la alcaldía mantuvo la decisión de terminar y liquidar el contrato de concesión.

Así, se elaboró una nueva ficha de caracterización actualizada para establecer el estado del espacio público, y, finalmente, hacer el acta de liquidación que se entregará a la Secretaría de Infraestructura.

“Aún no podemos hacer alguna intervención hasta que termine formalmente la concesión, pero, una vez finalice el proceso y la inspección, la intervención correrá por cuenta de Infraestructura”, aseguraron desde el DAMP.

En La Opinión trabajamos para llevarte la mejor información local y regional sumado al análisis de los hechos fronterizos para mantenerte bien informado. Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Ronaldo Medina
Ronaldo Medina

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas