La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

En Cúcuta, mujeres le perdieron el miedo a la corriente y ahora son ‘eléctricas’

La alianza del SENA, CENS y Universidad Libre persigue fomentar la equidad de género para poner en igualdad de derechos a las mujeres de la región.

Magda Milena Barbosa García, de 49 años, no cabía de la dicha cuando su nombre se escuchó en el auditorio de la Universidad Libre de Cúcuta. La llamaban para que recibiera el cartón  del diplomado en 'posicionamiento femenino en entornos masculinizados', tras una formación en el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, que las graduará en el programa de Técnico en Electricidad Industrial, algo en lo que estuvo soñando desde que tuvo uso de razón. 

Ella quería aprender un arte para ganarse la vida con el sudor de su propia frente y con ello sostener su familia, solo que no se le había presentado la oportunidad para hacerlo hasta que un buen día Centrales Eléctricas de Norte de Santander (CENS), el SENA y la Universidad Libre se lo propusieron.

En el marco de los programas de equidad de género regional que las tres instituciones impulsan para ponerse a tono con esta política y con ella empoderar a la mujer nortesantandereana para que esté en igualdad de derechos y condiciones que los hombres, Magda Milena y otras 22 compañeras aprovecharon la invitación para formarse como técnico en electricidad industrial.

Ella, madre de tres hijos, regresó a los ambientes de formación después de más de 30 años, cuando tomó la decisión de superarse y cumplir con su meta personal de aprender un arte.


Lea aquí: En Prados del Este se busca frenar la inseguridad


“Nunca es tarde y, gracias al SENA y a Centrales Eléctricas, pude cumplir este sueño. Yo quise darles este ejemplo a mis hijos y a la comunidad, de que todo se puede. Tuve compañeros y gente muy amable, que me ayudaron cuando los necesité”, dijo Magda Milena.

Alejandro Navarro, hijo de Magda Milena, contó que tener apartada a su mamá de su casa por espacio de seis meses fue difícil, sin embargo, el sacrificio valió la pena porque “ella pudo hacer realidad lo que tanto quiso: graduarse de un arte”.

Ella –dijo- es una referencia para cualquier persona, sin importar su edad, que cuando se actúa con perseverancia y constancia, todo se hace realidad por imposible que parezca. “Ahora mi mamá está pensando en buscar una tecnología y, por qué no, ser profesional en ingeniería eléctrica”.


Lea también: La cuestionada prescripción del pago de impuestos que ordenó exsecretario de Hacienda Orlando Miranda


Estefanía Gómez, de 22 años, deportista, es otra de las aprendices SENA que logró conquistar el técnico en electricidad industrial. Ella adelantó su práctica en el área de subestaciones y transformadores de Centrales Eléctricas de Norte de Santander.

Hacer un oficio que antes era de la autonomía de los hombres llama mucho la atención y dice del cambio que se está gestando en las grandes empresas de Norte de Santander en el tema de equidad de género. Hasta hace 70 años las mujeres no votábamos, pero ahora no solo lo hacemos sino que estamos ocupando cuadros de mando, porque nos estamos preparando al más alto nivel, cuenta Estefanía.

Ella dice que “aquí no estamos pensando en pasar por encima de los hombres, pero sí de igualarnos a ellos”.
 

Magda Milena Barbosa, Técnico en Electricidad Industrial/Foto cortesía/La Opinión

Entre las 23 mujeres que recibieron el título de técnico en electricidad industrial, tras aprobar  el diplomado ‘posicionamiento femenino en entornos masculinizados’ hay  madres cabeza de hogar, desplazadas por la violencia, bachilleres y amas de casa, como Magda Milena.

El proceso, adelantado en convenio con la empresa Centrales Eléctricas de Norte de Santander y la Universidad Libre, cambió la vida de este grupo de mujeres que, desafiando los riesgos y el prototipo de labor dirigida al género masculino, culminó recientemente las prácticas en Cúcuta, Ocaña y Medellín, fortaleciendo sus conocimientos en el campo laboral real.

La etapa formativa se extendió durante nueve meses, desde octubre de 2022, para posteriormente pasar a la fase de prácticas, que se cumplió en el último semestre de 2023.

José Miguel González, gerente general de Centrales Eléctricas de Norte de Santander, CENS, reveló que la compañía está de plácemes porque se logró llevar a feliz término un programa exclusivo para mujeres de la región en materia de equidad de género, que es en lo que estamos haciendo mucho énfasis.


Lea además: Cúcuta está atrasada más de 10 años en actualización catastral


Dijo que la empresa ha traspasado barreras en su misión de dar participación a la mujer y, en el caso particular de las que recibieron el técnico en electricidad industrial se marca un hito de cara a dar participación real al género femenino. “Las brechas en cuanto a participación de la mujer se han ido cerrando y en eso se está haciendo mucho énfasis”, dijo.

El director (e) de la Regional Norte de Santander, Carlos Arturo Contreras Monroy, resaltó la labor de las aprendices y auguró muchos éxitos en su etapa productiva. “Estamos fortaleciendo la formación de las mujeres, que son muy importantes para el SENA. Así brindamos apoyo a la economía de la región”, explicó.

Empresas como Termotasajero y Hotel Casablanca, se sumaron a esta misión y por ello un buen número de las mujeres que se graduaron ya cuentan con el empleo que tanto soñaron.


Lea también: Peligroso paso en la Comuna 3 pone en riesgo a escolares


Juan Antonio Escalante, rector presidente de la Universidad Libre, se mostró optimista por el avance que se ha dado en este tema de equidad de género en Cúcuta, lo cual hace parte del auge que en el país se está dando a este proceso.

Dijo que la universidad se mantendrá firme en que este tipo alianzas para empoderar a la mujer se sigan llevando a cabo.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Jueves, 22 de Febrero de 2024
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día