Escuchar este artículo

Aumento de tasa de interés encarece costo del crédito

Lunes, 4 de Octubre de 2021
Economía colombiana está más reactivada, en comparación a los niveles prepandemia.

Después de un año sin alteraciones en la tasa de intervención, la semana pasada la Junta Directiva del Banco de la República decidió incrementarla en 25 puntos básicos hasta el 2%, dando inicio al proceso de normalización de política monetaria, lo que abre la puerta para una nueva subida antes de finalizar este 2021.

Los argumentos usados para aprobar la decisión es que hay una economía mucho más reactivada y con mejor forma en comparación con los niveles que se tenían antes de la pandemia. Además, de un empleo que por fin comenzó a reaccionar a partir de agosto.

Aunque el proceso de transmisión a las tasas de los créditos comerciales es un poco más lento, con esta decisión del Emisor, las personas naturales y jurídicas verán un aumento en el costo de los préstamos que obtengan con las entidades financieras.

Lea aquí: 

¿Llegó el fin de los contratos laborales disfrazados?

“Seguramente en un periodo de tiempo se dará una transmisión de esta tasa de interés de intervención a la tasa que se cobra en el mercado financiero y eso, eventualmente, puede llevar a un aumento en el costo del crédito”, reconoció el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo.

El funcionario defendió el actuar del Banco de la República al explicar que “al no tomar esta decisión, el riesgo es que se aumenten los precios y, con ello, la capacidad adquisitiva de ese ciudadano se disminuya. Quiere decir que esta es una respuesta que se motiva en el hecho de que el incremento de precios no sería conveniente para el ciudadano”.

Para el gerente general del Banco de la República, Leonardo Villar, “el mensaje que se está dando es que la economía necesita un ajuste en la tasa de interés, necesita una política monetaria menos expansiva de la que ha tenido en los 18 meses anteriores, pero también se está diciendo que ese proceso de ajuste puede ser gradual en un tiempo considerable y que debe darse en el marco global del ajuste de la economía, para reducir eventuales excesos de demanda, pero, a la vez, no afectar la reactivación económica”.

El ministro Restrepo explicó que, aunque es obvio que se van a aumentar los costos de los créditos en Colombia, no quieren que se genere una espiral que con el aumento de los precios haya un alza de las expectativas y que ese aumento de las expectativas, lleve a un incremento superior en los precios, porque eso deterioraría la capacidad adquisitiva de los ciudadanos.

Para Juan David Ballén, economista de Casa de Bolsa, “la decisión del Banco de la República se encuentra en línea con lo esperado y descontado por el mercado. El repunte tanto de la inflación como del crecimiento lo llevó a tomar esa decisión”.

Le puede interesar: 

Hay 31 millones de hectáreas de frontera agrícola sin aprovechar

El experto señaló, además, que “el Emisor suele ser muy medido en sus decisiones. Al bajar tasas el año pasado, lo hizo de una manera menos agresiva que el resto de países de la región, y eso ha permitido mantener la tasa baja y estable durante más tiempo”.

Por su parte, el economista principal de Colpatria, Sergio Olarte, aseguró que hacia futuro lo que ven es que nos están avisando con esa votación dividida que en octubre, si la inflación continúa alta, seguramente van a subir otro medio punto porcentual a 2,50%.

“De ahí en adelante, definitivamente, el ritmo de subida de las tasas de interés dependerá de cómo vaya la inflación y el crecimiento económico. Sin embargo, nosotros seguimos pensando que la subida de las tasas de interés seguirá siendo gradual y esta se mantendrá baja por un tiempo bastante prolongado”, puntualizó Olarte sobre la decisión del Emisor.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Colprensa
Colprensa

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas